Los conservadores del porno


Siempre me ha hecho mucha gracia la doble moral de algunas personas, en ocasiones también dan ganas de llorar, pero es lunes y es mejor empezar la semana con buen humor. Cuando hablamos de doble moral, en seguida nos vienen a la cabeza los conservadores. ¿Por qué razón? Porque es normal que ante el cambio de los tiempos alguien se sienta tentando y no pueda mantenerse firme siempre a los argumentos que le atan al pasado, a las costumbres más oscurantistas, a tener el no a todo siempre en la boca. Es comprensible, y es por ello que lo lógico sería que esta gente admitiera abiertamente que hay que ser un poco más flexible, ya que andar todo el día empalado por un palo de escoba produce una rigidez difícil de soportar hasta al hombre más recto de todos.

El problema es que los conservadores, normalmente, no tienen el valor suficiente de admitir abiertamente que para algunas cosas no son tan conservadores, y de ahí que, cuando se descubren según que cosas, corran ríos de tinta revelando los escándalos más estrambóticos de personajes que alardeaban de su firme postura conservadora.

Ahí están los conservadores machacando día sí y otro también a todo tipo de colectivos, sobre todo a los homosexuales, y luego a más de uno lo han pillado practicando eso que aparentemente desprecian. Ahí están alardeando de tirantes y cuando se los quitan les gusta tener prácticas sexuales cuanto menos sorprendentes para la postura que defienden públicamente.

Así son los conservadores, ocultos en su oscura cueva moralista, señalando con el dedo acusador y teniendo sexo solo con fines reproductivos, con las luces apagadas y mediante una agujerito en la manta. Claro que esa oscuridad está teñida por el resplandor del monitor del ordenador que usan para ver porno y masturbarse como cosacos. Son los conservadores del porno, gracias a ellos este sigue siendo una industria bastante prolífica.

Datos recientes evidencian que los estados norteamericanos más religiosos y conservadores son los que consumen más pornografía on-line. Y más aún, muchos de esos que ponen el grito en el cielo por la zoofilia, la coprofagia y el fisting, son luego los que más buscan este tipo de contenido en la red. ¿Se harán cortes en los muslos después de haberse masturbado con las imágenes de una mujer o un hombre manteniendo una relación sexual con un caballo mientras mastica excrementos y se mete puños de plastico por el ano? ¿Confesarán esto al cura de su iglesia? Quizá si, porque quizá el cura hace exáctamente lo mismo, a lo mejor incluso intercambian contenido de este tipo los domingos en misa por debajo de la mesa.

Vía | Guerra Eterna

Cómo funcionan las sociedades piramidales


Las sociedades piramidales son un viejo conocido, de tanto en tiempo siempre suele surgir algún escándolo referente a este tipo de prácticas con el que un grupo significativo de personas pierde bastante dinero. Seguramente el caso más sonado hasta la fecha y también el más reciente sea el de Madoff, que «la ha liado parda«.

Como en el post anterior hablaba de Leopoldo Abadía, voy a aprovechar para ponerles aquí su aparición en el programa de Buenafuente, donde explicó cómo funciona este sistema empleado por Madoff, las sociedades piramidales. Como es costumbre lo explicará todo de forma muy sencilla y que nos permitirá entender una estafa que le ha costado mucho dinero a un montón de gente. Y lo más curioso, tal y como dice Abadía, de gente que se les presupone dotados de una cierta inteligencia. Quizá aquí más que nunca es aplicable el dicho: «La avaricia rompe el saco.»

Supongo que esta gente vio dinero fácil y se cegó y no pensó en nada más. Yo creo que siempre que se vaya a hacer algo hay que pensar que nadie regala dinero, y que si algo suena como si lo fueran hacer hay que tener mucho cuidado, porque muy probablemente se trate de algún asunto sospechoso.

Vía | Leopoldo Abadía

Ausencia, encuestas y datos estadísticos


Antes que nada disculpen estos días de ausencia, pero he estado esta última semana metido en el aeropuerto la mayor parte del día haciendo encuestas, y realmente me quedaban pocas energías para ponerme a escribir para el blog por la noche.

Hacer encuestas es un trabajo cansado, al menos a mi me lo parece. Tener que repetir constantemente lo mismo a lo largo del día, con la única diferencia que lo haces en varios idiomas diferentes, cansa. A ello hay que sumar que tratas con gente frecuentemente muy reacia a rellenar un cuestionario, a pesar de que sea anónimo, e incluso a gente realmente maleducada y desagradable.

Sin ser esto el resultado de un estudio estadístico bien fundamentado, simplemente apreciaciones fundamentadas en mi experiencia, puedo concluir que las personas más dispuestas a cooperar son los ingleses, realmente geniales, en un único vuelo puedes hacer un gran número de encuestas sin mayores complicaciones. En el lado opuesto, los alemanes, gente apretada donde la haya, la amargura se respira a metros de distancia del lugar en el que están congregados esperando embarcar. Desagradables, toscos, maleducados y carentes de unos mínimos de educación. Evidentemente esto es una generalización, en ambos grupos hay gente agradable y desagradable, pero la balanza se inclina bastante de la forma descrita con anterioridad.

Por cierto, y para los que se preguntan acerca de los españoles, pues decir que son un desastre. Al menos para quienes queremos pasarles unas encuestas ya que nunca están donde se espera que estén, en la puerta de embarque, un rato antes de que se efectúe el mismo, allí nunca hay nadie, o los que están son de cualquier parte del mundo menos de España. Allí te quedas con cara de pánfilo esperando a ver si aparece alguien por allí, pero no sucede, quizá una o dos personas, de las cuales a lo mejor una te rellena el cuestionario. Supongo que cualquiera que haya hecho encuestas en un aeropuerto se habrá desesperado con la desorganización española, ya que llegar cinco minutos antes de embarcar no te deja tiempo, a ti como encuestador, de hacer nada.

Sin duda es interesante ver que si existe un cierto comportamiento, no diría generalizado, pero si frecuente, que comparte un amplio número de las personas que vienen de un lugar geográfico similar. Y todos tienen lo suyo.

Sigue leyendo

Ahorrar y contaminar menos


Si yo pudiera elegir mi trabajo ideal, sería el de buscar soluciones a los problemas, no importa el campo que sea, claro que a la medicina puedo aportar poco, pero me refiero que no me encasillo en la Sociología, sino que muchas veces miro al mundo y se me ocurren cosas para mejorar ciertos aspectos del mismo. Al menos yo creo que podrían ser ideas útiles, generalmente sencillas de llevar a cabo y muy positivas.

Hace algún tiempo fui al McDonald’s y me compré un Happy Meal. No lo compré por el juguete, por si alguien se lo estaba preguntando. La caja que contiene el menú, estaba repleta de mensajes que animaban a cuidar el medio ambiente, y el juguete en cuestión era una pequeña cajita con la imagen de un oso polar. Dentro de la misma había información sobre este animal, en peligro de extinción, un molde para hacer cubitos de hielo con forma de oso polar y un par de cosas más.

Visto esto, y visto que McDonald’s hacía alarde de su compromiso con el medio ambiente, me puse a mirar el menú que me estaba comiendo y pensé que realmente era muy poco ecológico, por la cantidad de basura que genera. Aunque he leído que la empresa dice emplear gran cantidad de material reciclado. De ser cierto, bien por ellos, pero no creo que sea suficiente. De hecho, podrían hacer una división en los contenedores de sus locales para que la gente pueda separar la basura y esta pueda ser reciclada, algo que de momento no se hace. Porque espero que no le hagan rebuscar en la basura a los empleados y que estos separen la basura una vez en las bolsas.

Otra forma sería reducir drásticamente los envoltorios. Entonces fue cuando tuve una idea, me acordé de la compañía aérea que para reducir costes quitó una única aceituna del menú que daban a los pasajeros en el avión y de esta forma se ahorró, no recuerdo cuanto, pero dejémoslo en un montón. Generalmente las empresas, sobre todo las multinacionales, no están muy interesadas en el medio ambiente, aunque digan lo contrario. Pero si contaminar menos supone también un ahorro para la empresa, entonces si que podemos abrir la veda a un entendimiento mucho más fructífero y sencillo.

Sigue leyendo

El violinista de la Plaza Mayor de Madrid


http://vimeo.com/moogaloop.swf?clip_id=2871157&server=vimeo.com&show_title=1&show_byline=1&show_portrait=0&color=01AAEA&fullscreen=1

Recientemente fui unos días con mi novia a Madrid a ver a un amigo y conocer la ciudad. He de decir que realmente nos encantó, de hecho, si alguien quiere contratar sociólogos, que no dude en contactar con nosotros, nos iremos a vivir a Madrid encantados.

El jueves quince de enero en Madrid se respiraba frío. Aunque ese día no nevó, a nosotros nos parecía que hacía más frío que en días anteriores cuando sí que vimos nevar. Allí estábamos, después de haber dormido bastante mal, cansados recorriendo las calles de la capital. Era nuestro último día y por muy cansados que estuviéramos no íbamos a desaprovecharlo.

En un momento del día llegamos a la Plaza Mayor. Ya accediendo a ella por una de sus múltiples entradas se escuchaba resonar una bella música. Aquella melodía abarcaba todo el espacio de aquella inmensa plaza, quebrantaba el frío y te hacía viajar a otras partes del mundo, concretamente a Asia. Allí estábamos en la Plaza Mayor de Madrid, siendo transportados a Asia por la música de un violín chino.

Un hombre bienhumorado, simpático, con una cara risueña y un verdadero artista con este peculiar violín de dos cuerdas era el creador de tan maravillosa música. Y allí estábamos nosotros anonadados con su arte, pensando que era genial poder disfrutar de tanta genialidad a cambio de tan solo unas monedas. En otras circunstancias la gente pagaría mucho dinero por un concierto de este tipo. Claro que no soy un especialista, y tampoco puedo juzgar cuan brillante era este hombre con su violín, pero para mi era una maravilla lo que hacía, sobre todo partiendo de mi total y más absoluta incapacidad musical.

La hora de comer ya se nos había pasado y estábamos muertos de hambre, por lo que compramos unos bocadillos y nos sentamos en la Plaza Mayor, el violinista que también se había marchado, seguramente para lo mismo que nosotros, regresó y se sentó muy cerca de nosotros, y allí estábamos comiendo y disfrutando de todo un concierto. Pero no tardó mucho en aparecer por allí un personaje extraño, desaliñado, con cerveza en mano y hablando con un amigo imaginario.

Para mi aquello fue el choque de dos mundos que tantas veces he observado. Son dos personas, ambas probablemente con una precaria situación económica, pero mientras uno se ahoga en el alcohol y termina trastornado, el otro deleita a todo el que se pare a escuchar con música.

Si están por la Plaza Mayor de Madrid y escuchan un violín chino, no tienen más que seguir a la música. Tómense un rato, escúchenlo e incluso si les gusta le pueden comprar un CD.

Una charla sobre la muerte de los blogs de Hernán Casciari


http://vimeo.com/moogaloop.swf?clip_id=2660151&server=vimeo.com&show_title=1&show_byline=1&show_portrait=0&color=&fullscreen=1

Hace tiempo que me llama la atención ver como con frecuencia se le hacen entrevistas a personas con blog, a las que en ningún momento se les pregunta acerca de lo que escriben, sino tan solo acerca de los blogs en si. Nunca lo entendí. Para eso no hace falta llamar a una persona que escriba en un blog, sería más lógico contactar con alguien que se dedique tan solo a montar la estructura del blog en un servidor. Esto me parece un poco como llamar al autor de un bestseller, para preguntarle acerca de cómo se fabrica un libro y no hacerle ninguna pregunta acerca de su obra.

Es por ello que me ha parecido muy interesante la reflexión de Hernán Casciari acerca de este mismo fenómeno, ya que por lo que nos transmite en este vídeo, él se hizo la misma pregunta que me he hecho yo en muchas ocasiones.

Vía | Profesor Luis

¿Sabías que…?


Este vídeo me pareció interesantísimo. Me fascinó realmente el tema de la información que manejamos hoy en día, es impresionante. Solo habría que resaltar un pequeño error, al menos en este país, ya que las canciones descargadas de internet no son descargadas de forma ilegal, mientras no exista ánimo de lucro, descargar música, películas o lo que sea es perfectamente legal.

Vía | Francisco Vargas

La regla de los treinta días


En estas fechas de consumo desmesurado la regla de los treinta días puede servir para traer un poco de cordura a la caza del regalo que rellene la caja más grande debajo del árbol de navidad. Mucha gente compra sin pensar en absolutamente nada, no importa la calidad, la utilidad, lo mucho o poco que alguien pueda necesitar determinada cosa, son como las urracas, van a lo que brilla, destella o es gigante. Hay demasiada mierda en el mercado y desgraciadamente nuestro afán de consumir nos lleva a consumirlas.

Por eso la regla de los treinta días es una fantástica idea para todos aquellos que tengan problemas con la compra compulsiva, gran enemiga de la simplicidad. Aunque diría que es aplicable a cualquier persona que vive en este mundo que nos bombardea con mensajes que tratan de encender en nosotros la mecha del consumismo que nos esta estallando en toda la cara. La regla expone lo siguiente: si quieres comprar algo, tienes que escribirlo en la lista de los treinta días, junto con la fecha en la que lo anotas. Si después de treinta días todavía lo quieres, entonces puedes comprarlo. Claro que no se aplica a necesidades básicas como la comida, lo que ayuda a distinguir entre caprichos y bienes.

Muchas veces vemos cosas y las queremos, no reflexionamos, no pensamos, lo compramos y luego pensamos, ¿realmente necesito esta mierda? La regla de los treinta días nos obliga, en cierta manera, a dejar pasar ese momento de incoherencia y nos permite pensar realmente acerca de la necesidad de tener o no ciertas cosas.

Vía | MakeMeMinimal

Puente humano


Lo siguiente está extraído tal cual de un artículo de La Opinión. No he querido modificar nada ya que considero que explican a la perfección tanto el vídeo que encabeza este post, como la labor de dicho blog, no dejen de visitarlo.

Un blog realizado por activistas canarios y senegaleses de los derechos humanos, Puente Humano, apuesta por la unión entre las Islas y su desconocido entorno africano y brinda a los inmigrantes, incluidos a los retenidos en los centros de internamiento, conectarse con sus familias. También han surgido comunicaciones entre centros de enseñanza de Canarias y Senegal que han concluido con viajes de intercambio que ayudan mucho a superar los prejuicios y las actitudes xenófobas y racistas.

Los responsables de Puente Humano indican en su declaración de intenciones que «Nuestro objetivo es multiplicar la cooperación real mediante la comunicación y coordinación directa. ¡Empleemos las nuevas y viejas tecnologías con un enfoque revolucionario! Comuniquemos a l@s niñ@s de las escuelas de uno y otro lugar mediante tecnología de bajo coste. Acerquémonos a los centros de internamiento de extranjer@s. Acerquémonos a los migrantes. Viajemos a sus países a descubrir la verdad. Agrandemos un espacio común y abierto que ya existe distribuyendo sentimientos, conocimientos, ideas y desarrollando acciones«.

La bitácora solidaria incluye blogs específicos para noticias, comunicaciones entre un lado y otro de la orilla e incluso un espacio para la comunicación a través del arte. En este apartado se destaca una iniciativa de Puente Humano y el grupo de rap senegalés Secteur S: un vídeo dedicado a la inmigración.

Sigue leyendo