Un mal año para la cultura


El 2008 está siendo un mal año para la cultura, en el sentido de que muchas personas relevantes en el panorama cultural están falleciendo, uno detrás del otro. Muchos de estos ni siquiera son personas de una edad considerable, muchos incluso relativamente jóvenes. Los dos últimos en dejarnos, precisamente este fin de semana, han sido Bernie Mac, con el que pudimos reírnos muchísimo a lo largo de su carrera como monologuista, así como en su faceta de actor; y el gran Isaac Hayes, que compuso grandes canciones y que también estuvo siempre muy vinculado con el cine, no sólo por aparecer en diversas películas, sino también por componer canciones para el séptimo arte, como la ya archiconocida de ‘Shaft‘. Además Hayes nos hizo reír durante muchos años dando voz al Chef de ‘South Park‘.

Es una pena que en este año tengamos que lamentar tantas pérdidas, y sólo nos queda esperar que esta racha termine aquí.

Casualmente Bernie Mac y Isaac Hayes grabaron recientemente una película juntos llamada ‘Soul Men‘ que aún está en post-producción.

W.


Oliver Stone es un director que me gusta bastante, sobre todo por ser un director incómodo, dada la temática y la crítica contenida en sus películas. Últimamente parecía que estaba flojeando un poco, pero después de ver el trailer de su próxima película, ‘W.‘, parece que Oliver Stone ha recuperado su mala leche y sus ganas de meter el dedo en la llaga.

La película es la biografía no autorizada de George W. Bush, el actual presidente de los Estados Unidos. Supongo que este mismo hecho será suficiente para que la película levante ampollas. Yo personalmente, después de ver el trailer la espero impaciente.

Al final las descargas no hacen tanto daño


Casi a diario nos bombardean con lo inconscientes y malvados que somos por descargarnos música y películas de internet. Nos llaman sin razón, porque las descargas son legales, piratas, delincuentes y nos criminalizan constantemente. Lo curioso es que discográficas y productoras cinematográficas, después de tanto lloriquear por las esquinas y llamarnos del todo, al final, las descargas, no solo no les perjudican tanto, sino que además en muchos casos les benefician. Si es que son unos cabrones, está claro.

Las incoherencias de izquierdistas


Me gustó mucho la película brasileña «Ciudad de Dios» y por eso cuando leí acerca de «Tropa de Élite» inmediatamente tuve unas ganas de tremendas de verla. En relación a la temática de la película, en este caso enfocada desde el punto de vista contrario al visto en «Ciudad de Dios«, me ha encantado un post que he leído en el blog de Escolar. Los seres humanos en muchas ocasiones somos incoherentes, nos equivocamos e incluso nos contradecimos con frecuencia. Nadie escapa a esta realidad. Pero confieso que desde siempre me han hecho mucha gracia estos grupúsculos de, como los llaman en el post, modernitos que van de izquierdistas. Me hacen gracia porque en cierta manera son caricaturas lamentables, inconscientes que pretenden la consciencia, copias baratas que vomitan conceptos sobre los que jamás han reflexionado.

A continuación les dejo el post, que también pueden ver en el blog de Nacho Escolar, ya que me parece una aportación realmente buena, además de considerarlo una cuestión que diversas personas deberían de plantearse seriamente.

Es imposible salir indiferente del cine tras haber visto la película brasileña Tropa de Élite sobre las actividades de un batallón policial homicida y fascista en un enjambre de favelas donde la policía convencional supura corrupción. Pero de los muchos dilemas morales que plantea la pregunta, y de las muchas denuncias que contiene, hay una que seguramente mucha gente joven de aquí, de España, no querrá oír.

“¡Vosotros financiáis esto!”, grita el capitán Nascimiento a un grupo de estudiantes de clase media-alta, con sus camisetas ‘fashion’, sus discusiones pseudopolíticas, sus ONG y sus porritos y rayitas de coca. Ésos que contemporizan con los traficantes y no se les cae de la boca el concepto de “conciencia social”. El brutal capitán Nascimiento se equivoca en muchas cosas, pero no esa apreciación: esa ‘chinita’ de costo, esa rayita o pastillita que cae en fiestas de modernitos que van de izquierdistas financia el sufrimiento de miles personas. Ese dinero engrasa la inmensa máquina de tráfico de mujeres, armas, niños… y no sólo en las favelas de Río.

El poder contra el pueblo


Está visto que siempre que algo beneficie al pueblo, a la gente, a los ciudadanos de a pie, al capital, al poder, le jode. Que podamos divertirnos sin pagar por ello jode tremendamente. ¿Por qué en Canarias no te dejan acampar prácticamente en ningún sitio? Ya se que es por la pretendida falta de civismo de las personas, pero eso tiene fácil solución. La realidad es que habiendo apartamentos y hoteles, ¿qué coño es eso de irse de acampada? ¿Qué se han creído malditos crápulas? ¿Quieren diversión, quieren ocio? Pues paguen como es debido. Así es nuestro mundo. Vivos en el mundo al revés, donde los países poderosos pasan del hambre, y deciden criminalizar aún más al inmigrante. Vivimos en un mundo donde habiendo preocupaciones infinitamente mayores, el G-8 en su reunión tratará el tema del P2P y podría apoyar un nuevo marco legal mundial para perseguir la piratería. Pero no sólo el G-8 también el Parlamento Europeo prepara una amplia reforma de la legislación de telecomunicaciones que, según buscan algunas enmiendas de última hora, convertiría a los proveedores de acceso a Internet (ISP) en vigilantes de lo que viaja por sus redes.

Mientras los ciudadanos se adaptan y comprenden que los tiempos cambien y la sociedad avanza, los políticos que tienen la mano metida en el bolsillo de las discográficas y productoras de cine y televisión, se decantan por el pasado, como bien expone RinzeWind en su blog: «Los conductores de carruajes están presionando en el Parlamento Europeo para intentar que se apruebe legislación que sólo permita coches con las ruedas cuadradas.»

Ahora unas palabras del Teleoperador, quien claramente expone mis sentimientos referente a este tema, en el post citado a continuación:

Me he enterado esta mañana y es urgente. Es muy, muy urgente. Recomiendo la lectura inmediata de este post de Carolina López, asistente del eurodiputado de Los Verdes David Hammerstein, que cuenta breve y claramente la indecencia que varios hijos de puta pretenden aprobar en Europa para cargarse el P2P.

Resumiendo: gestoras de derechos de autor y grandes distribuidoras de cine y música pretenden aprobar una ley que nos obliga a todos a tener instalado un programa espía que controla qué estamos descargando de Internet. En caso de ser material protegido por derechos de autor, el programa nos envía avisos de que lo que estamos haciendo es ilegal, informa a nuestro proveedor de ADSL y éste nos reduce la velocidad de conexión. Y en último extremo, nos dan de baja el servicio, como ya se está haciendo en Francia y Gran Bretaña. Para requetecolmo y recochineo sumum, dicho programa estará financiado con presupuestos públicos, o sea, que lo pagaríamos nosotros: somos las putas, ponemos la cama y nos aplicamos el dildo solitos mientras se la chupamos.

Da igual que descargarse contenidos protegidos sin ánimo de lucro sea perfectamente legal en España. Da igual que esa ley suponga el final (más o menos) del P2P, de la privacidad en Internet y un frenazo de cojones a la implantación del ADSL, pues ya me dirás para qué coño lo queremos si no podemos bajar Weeds o The Wire en versión original y me tengo que esperar un año mínimo a que los patazas de Cuatro lo emitan con ese infame doblaje y la imagen cortada. Lo que es yo, me daría de baja inmediatamente, me ahorraría los 40 € mensuales y me limitaría a llamadas de módem para ver el correo y a conectarme gratis en bares para subir fotos, vídeos y actualizar el blog.

Y sobre todo, les da igual hacer el gilipollas prohibiendo una tecnología que deja obsoleto el negocio de las distribuidoras, que es como prohibir la imprenta porque perjudica a los amanuenses. ¡Reconviértanse, cojones, como hicieron los astilleros, los mineros y la siderurgia! ¡O extínganse, mejor!

Aún se puede intentar hacer algo, o hacerlo, o pretender que se hace.

Religulous


Religulous

Partiendo de la base de que es un poco raro que un cómico haga un «documental«, la película de Bill Maher, ‘Religulousha despertado mi interés. Por lo pronto creo que es una nueva moda que los cómicos se involucren en debates ciertamente polémicos. En este caso el tema elegido es la religión, de la misma manera que lo fue en la recientemente estrenada ‘Expelled‘ de Ben Stein. El tema es que a diferencia de la segunda, que defiende la aberración por antonomasia, el Diseño Inteligente, la primera pone en duda la existencia de un Dios.

El título de la película deja muy claro por donde va la cuestión. ‘Religulous‘ que se crea a partir de ridiculous (ridículo) y religion (religión) no deja lugar a dudas. El escritor, presentador de televisión, comentarista político y cómico Bill Maher, en este documental, hace un cruce entre ‘Fahrenheit 9/11’ y ‘The God Delusion’, de Richard Dawkins. Lo que nos asegura que la cinta tendrá importanes dosis de humor es que ha sido dirigida por Larry Charles, director de ‘Borat’.

Para que nadie se siente menospreciado y se haga uso del tan recurrido argumento: «Siempre atacan a los católicos, ¿qué pasa? Que no tienen huevos de meterse con los musulmantes y con los otros.» Pues para evitar esto el documental arremete contra todos los fanatismos. Amigos católicos, este documental no se centra en una única religión, así que no se alteren como de costumbre. El documental describe así las ideas y creencias religiosas que son evidentemente absurdas, cómicas o ridículas. Maher viaja por todo el planeta entrevistando a personas, preguntándoles acerca de Dios y la religión. El cómico saca a relucir la sinceridad que le caracteriza en este viaje inusualmente espiritual.

Abimbowe


Hace ya unos días que vi el vídeo que encabeza este post, pero no había tenido tiempo de dedicarme al blog, y por tanto de postearlo. Sigo liado con el trabajo, pero bueno, no se puede dejar un blog así a la deriva, ya han pasado muchos días en los que no he actualizado como de costumbre y creo que ya está bien, se terminó el parón, espero.

Creo que no tiene sentido que diga mucho más acerca de este corto cuando la gente de Blog de Cine ya lo ha dicho todo de una forma muy elocuente:

Este trabajo fue presentado en la última edición del Notodofilmfest, dentro de la sección en la que Ángeles González Sinde daba unas pautas para realizar un cortometraje. Dirigido por Alex Montoya, ‘Abimbowe’ propone una situación cotidiana, como lavar el pelo a una anciana, que se convierte en una visión crítica sobre el problema de la inmigración, muy del día a día en las Islas Canarias, donde está situada la acción, visto desde la óptica de las viejas generaciones, contrarias al mismo, y el pensamiento de las nuevas generaciones, proclive a vivir y defender la integración.

Los tres breves minutos son una contínua caja de sorpresas, incluído un final maravilloso que da título al cortometraje, canción tarareada por la protagonista, un personaje muy interesante en una buena interpretación de Irene Anula. Dura poco, parece que no pasa nada, pero se dice bastante. Tanto que al final no puedes reprimir entonar tu también la canción.

Por cierto, se nota la mano de Zinebi en la producción, y es uno de los trabajos más vistos en la web de Notodofilmfest, cosa que no me extraña. Al menos, parece que todos estamos de acuerdo.

Hay más información disponible en Notodofilmfest.

Enlazar a archivos P2P no es delito


Un juez archiva el caso contra el sitio eliteDivX. Ni la intermediación mediante enlaces se puede considerar como comunicación pública de obras protegidas ni existe ánimo de lucro. En este punto, el magistrado se extiende, llegando a la conclusión de que, además de no existir beneficio directo, tampoco los ingresos por la publicidad que aparece en la página caen dentro de esta consideración.

Haciendo música con el iPhone


Un vídeo muy curioso de tres sujetos que hacen música con su iPhone o iPod Touch. Suena bastante bien, y llama la atención que estos aparatos sirvan para hacer tantas cosas.

Sin embargo, yo tengo un par de dudas o más bien quejas de los iPod:

  • Con lo fácil que sería meter la música y vídeos en el iPod como lo hacemos en un pendrive, copiando y pegando, ¿por qué en el caso del iPod siempre tenemos que pasar por el insufrible iTunes?
  • La mayoría de vídeos que se descargan de internet están en formato .avi o .mpg, ¿no sería agradable que los iPod reprodujesen estos formatos y no tuviésemos que pasarlo siempre todo a .mp4?

Y en cuanto al iPhone, que no lo he usado personalmente pero, visto lo visto y leído lo leído, me pregunto:

  • ¿Por qué se empeñan en limitar el uso del mismo a una sóla compañía telefónica? Ya se que se puede liberar, ¿pero no sería lógico que al menos vendiesen una versión libre de éste?
  • ¿Por qué no tiene GPS? Lo práctico que sería poder usar este gadget para guiarse cuando se va de viaje. Podríamos evitarnos ir por la calle con los dichosos mapas que hay que plegar y desplegar constantemente.

No tienen mucho que ver estas cuestiones con el vídeo, pero ya que salía el tema de estos aparatos, pues he aprovechado.

El país del que Michael Moore no habló en Sicko


http://www.liveleak.com/player.swf?autostart=false&token=b5d_1195670526

La película Sicko de Michael Moore es un duro golpe al sistema de salud pública de los Estados Unidos. El director norteamericano viajó a Inglaterra y a Francia para mostrar a los ciudadanos de su país y a los del resto del mundo las carencias en cuanto al servicio médico que existen los EE.UU.

Lo que ahora podemos descubrir en el DVD de Sicko es que el Michael Moore omitió un país en concreto en la versión cinematográfica porque consideró que no le habrían creído. En palabras suyas «es demasiado bueno para ser verdad«. Pero ese país podemos descubrirlo a través del material adicional que hay en el DVD y del que les dejo un extracto sobre estas líneas.

Por cierto, si leen esto antes de ver el vídeo y se están preguntando de qué país estamos hablando, es Noruega.

[tags]Sicko, Michael Moore, documental, salud pública, sistema sanitario, Noruega[/tags]