¿Y dónde está la economía libre de mercado ahora?


Ante lo ocurrido en estos días en Estados Unidos, con las diversas bancas que se han declarado en bancarrota y a las que el Estado ha decidido resucitar, creo que podemos preguntarnos: ¿dónde está la economía libre de mercado ahora? Sobre todo en Estados Unidos, ese país que tanto abogaba precisamente por esta modalidad económica. Yo diría que la viñeta resume muy bien lo ocurrido.

A mi personalmente todo esto me molesta mucho. Me molesta porque no veo bien que una empresa privada sea financiada con dinero público cuando le va mal, mientras que durante todo el tiempo que le ha ido bien, nunca ha compartido sus beneficios con los ciudadanos que ahora deben salvarles el culo. No me parece bien, porque todos esos millones se podrían usar para beneficiar por una vez a los ciudadanos y no siempre a los mismos mangantes.

Pero lo que más me molesta es que, normalmente, si tienes una empresa y te arruinas, nadie viene a ayudarte, no eres tan indispensable, y tendrás que buscarte la vida para continuar con tu existencia. Pero cuando se trata de bancos privados la cosa cambia. No veo lógico que vivamos en un sistema en el que todo se va a pique porque a los bancos les va mal. ¿Por qué debemos pagar siempre los mismos los platos rotos de unos organismos tiranos como los bancos? Yo personalmente empiezo a hartarme de que todo lo paguemos los ciudadanos. A las constructoras y a las inmobiliaras les va mal, pagamos nosotros por ello; a los bancos les va mal y pagamos nosotros por ello. ¿Hasta cuando?

Con Sarah Palin uno nunca sabe


Mientras me reía con esta viñeta, pronto me di cuenta que quizá no tenía tanta gracia, porque quizá, esta combinación, sea realmente una combinación victoriosa. Porque en Estados Unidos hay muchos más rednecks aparte del yerno de Sarah Palin. De hecho probablemente sean muchos más de los que uno pueda pensar. Aún así, espero que pronto pueda seguir riéndome de esta viñeta sin que esa idea se cruce por mi mente, porque ya no sea una opción, porque McCain caiga derrotado en las elecciones, y Palin con él.

Vía | Guerra Eterna

No pueden hacernos callar con bombas


El Correo

ETA quería acallar a El Correo con una bomba en la rotativa, pero no lo consiguieron. Afortunadamente sólo hay que lamentar daños materiales ya que no ha habido heridos a pesar de que a la hora de la explosión había 50 trabajadores en el local.

Hoy, y como muestra de la repulsa por las acciones de los asesinos de ETA, Martín Varsavsky promueve las visitas contra las bombas, propuesta a la que me sumo con este post. Se trata de que El Correo reciba el mayor número de visitas posible. De esta forma, el día del atentado se convertirá en el día en el que más personas lean este periódico, al menos en su edición digital. Súmate a esta iniciativa y visita El Correo.