Sobre el porqué de las guerras


Me gustaría recomendarles un artículo que me ha parecido excelente, que también hace referencia a los nefastas acciones del ejército israelí contra la flotilla humanitaria:

Hoy, mientras todos nos indignábamos por los nuevos asesinatos del ejército israelí, el presidente alemán se veía obligado a dimitir por ser sincero. Horst Köhler declaró la semana pasada que la participación bélica de su país en Afganistán está motivada por intereses comerciales. […]

Sigue leyendo en Mi Mesa Cojea.

Israel: criminal de guerra


Lo que está haciendo Israel no tiene nombre, y realmente hace muchos años que no lo tiene, porque no hay palabras suficientes para describir la arrogancia con la que hacen llover bombas sobre personas inocentes, la forma de menospreciar la vida de los palestinos, la manera en que destruyen lo poco que aún queda a un pueblo al cual parecen desear convertir en cenizas. Lo más triste es que todo esto ocurre bajo la atenta mirada del mundo entero, pero nadie tiene el valor de golpear la mesa y decir que ya basta. Todos van con el rabo entre las piernas, viendo como niños y mujeres son masacrados por miedo a ser calificados como antisemitas. Denunciar a un criminal de guerra no tiene nada que ver con antisemitismo, tiene que ver con justicia.

Cruz Roja ha acusado a Israel de no atender a los heridos ni permitir que se les atienda, una actuación que se puede definir como crimen de guerra, según la Convención de Ginebra. El caso que denuncia es espeluznante: el de cuatro niños que estaban sin alimentos junto al cadáver de su madre muerta mientras los soldados israelíes impedían a las ambulancias de la Media Luna Roja Cruz acceder a esa zona durante cuatro días. Que Cruz Roja haya hecho público un comunicado así, cuando suele mantener una exquisita neutralidad, pone de manifiesto hasta que extremo está llegando esta matanza que ya supera los 700 palestinos muertos.

El ejército israelí ha respondido a Cruz Roja que proteger a sus soldados es más importante que coordinar el paso de las ambulancias y ha vuelto a insistir en que Hamás utiliza a civiles palestinos como escudos humanos.

Leer noticias de este tipo realmente hace que sientas asco. Me daría asco ser político y no expresar mi más absoluto rechazo por esta barbarie. Me dan asco las excusas, porque argumentar que civiles son utilizados como escudos humanos en realidad no tiene nada que ver con socorrer a los heridos.

Pero no sólo los políticos de los países que tanto se llenan la boca con lo democráticos que son se callan como cobardes, la ONU tampoco hace nada. El ejército israelí ha asesinado a varios colaboradores que llevaban a cabo tareas humanitarias para la ONU, el último un conductor que estaba perfectamente identificado y sobre cuya ruta incluso había sido informado el ejército israelí. Esto ha llevado a la ONU a suspender sus operaciones, pero aún así parece que no se deciden a denunciar abiertamente esta barbarie.

Ojalá hubiera más gente como Luisa Morgantini, y la hay, pero desgraciadamente parece que nadie les escucha.

Foto | The Big Picture

Lluvia de misiles sobre Gaza


Lo de Israel no tiene nombre, bueno quizá haya algunos que se le puedan aplicar, como por ejemplo genocidio, masacre… Es asqueroso tener que ver como alguien se cree en el derecho de matar indiscriminadamente a niños, mujeres y civiles y argumentar que algo de eso es guerra contra el terrorismo. Más bien parece lo contrario, parece como si a Israel no le bastara que una parte de la población palestina les odie, y hayan pensado que lo correcto sería hacer todo lo posible para que la totalidad de la población palestina les desee de todo menos algo bonito.

La ONU ha dado la primera estimación de civiles muertos en los bombardeos de Gaza: 51. Admiten que la cifra real puede ser mayor, pero que de momento no están en condiciones de confirmar nada más. ¿Qué es un civil en Gaza? Lo mismo que fuera de Gaza: cualquiera que no sea policía o soldado. La trampa israelí es que sus ataques están dirigidos contra la “infraestructura terrorista” de Hamás. Como todo lo que tiene que ver con Hamás es terrorista, un funcionario que trabaja en un Ministerio gestionado por Hamás se convierte en un objetivo legitimo. Ha perdido la condición de civil.

Cuando mueren niños (la frase no es correcta, debería decir cuando los niños son asesinados) la excusa no funciona. Entonces se dice que los terroristas se esconden entre los civiles y al eliminarles resulta imposible no herir o matar a los que les rodean. Por tanto, si los terroristas no abandonan sus casas y no salen a campo abierto son unos cobardes. Y esto lo dice gente que ordena que un cazabombardero, al que nadie podrá derribar, lance misiles sobre una de las zonas más densamente pobladas del planeta.

Según cifras del Ministerio de Sanidad de Gaza, los muertos son ya 345 y los heridos, 1.600.

Por lo detestable que me parecen estas acciones del Gobierno israelí y por lo nefasto que me parece que después de tantos años sigan sin haber aprendido nada, he de suscribir totalmente el Manifiesto contra la masacre de Gaza del anillo solidario de blogs, porque esto es una salvajada ante la cual no podemos quedarnos callados.

Foto | Abid Katib de Getty Images

El coste real de la guerra


http://www.good.is/wp-content/plugins/video/component.swf?video=http://s3.amazonaws.com/www.goodmagazine.com/videos/cost_of_war.mp4&image=http://www.good.is/wp-content/themes/goodv1/images/defaultimg_video.gif&title=TheHiddenCostofWar&doubleClickUrl=http://www.good.is/?p=12104

En el año 2003, Donald Rumsfeld estimó el coste de la guerra de Irak en 60 mil millones de dólares. Sin embargo, cinco años más tarde, el coste de esta guerra es diez veces mayor a las estimaciones iniciales. Joseph E. Stiglitz y Linda J. Bilme han hecho un estudio exhaustivo para su libro “The Three Trillion Dollar War: The True Cost of the Iraq Conflict“, para desglozar el el precio real de la guerra, y lo que queda en evidencia es que los costes de la misma se tendrán que pagar a lo largo de bastantes años.

En el vídeo que encabeza este post, podemos ver de forma muy resumida, cual es el coste real de la guerra de Irak y cuáles son las razones de que sea tan elevado. Aunque habría que empezar diciendo que esta guerra no tendría que haber empezado siquiera, por tanto cualquier coste es desmesurado por una guerra que muy pocos quisieron.

Sarah Palin y la vuelta a la Guerra Fría


Que los políticos de Estados Unidos amenacen con posibles acciones militares contra Irán no es nada novedoso, aunque si una cuestión muy poco deseable bajo mi punto de vista. El factor novedoso, aunque en realidad parece como si nunca hubiera dejado de existir del todo, son las amenazas de Sarah Palin a Rusia. Si un posible enfrentamiento bélico con Irán no me parece nada positivo, con Rusia me lo parece aún menos, y tampoco me entusiasma la idea de una vuelta a la Guerra Fría, con misiles apuntando en todas las direcciones, aunque esto probablemente nunca hayan dejado de hacerlo en realidad.

Yo creo que a Sarah Palin se la ve venir, una persona que adorna su oficina con la piel de un oso cazado por su marido, no me parece que se ande con muchos miramientos para según qué cuestiones. El problema de esto es que de ganar McCain las elecciones, que ya por sí solo es un sujeto al que temo por su falta de cordura, unido a esta mujer que sería vicepresidenta, se da una combinación, bajo mi punto de vista, bastante peligrosa.

Además, no son solo las afirmaciones de Palin, ya que las vías para una segunda Guerra Fría ya han sido colocadas. Polonia, gobernada por uno de los hermanos Kaczynski, quienes han demostrado en repetidas ocasiones que su nivel intelectual está a la altura del de Bush, ha firmado un acuerdo para albergar en su territorio el escudo antimisiles.

Pero aún hay que plantearse más, de ganar McCain, el dinosaurio político, suceso que ya daría mucho miedo, en caso de fallecer durante el mandato, lo que tampoco sería tan extraño dado que habita en este planeta desde tiempos inmemoriales, Sarah Palin estaría al mando de uno de los países más peligrosos del mundo. Siempre se plantean medidas o incluso ataques preventivos contra países considerados inestables, con esta idea en la mente, ¿qué se debería hacer con Estados Unidos? No digo que sea prudente atacar a los Estados Unidos, ni considero que sea algo deseable, lo que trato de decir es que en realidad, actualmente, y de ganar el tándem McCain-Palin, Estados Unidos no es otro país más de esos que podríamos calificar de inestables.

Yo creo que de vivir en un mundo con personas más coherentes, no habría que preocuparse de que alguien como McCain y Palin ganasen unas elecciones, pero sabiendo que la coherencia y la cordura no son aspectos que abunden en muchos ámbitos, hay que temer que un dúo como este pueda hacerse con el poder de un país.

Bombas sobre Georgia


La barbarie rusa

Realmente el mundo, y como parte de este, principalmente la política y la economía, que mueven los hilos de los títeres protagonistas de la función, me da asco. No el planeta, sino el mundo que hemos creado en él, y lo que hacemos en él cada día.

Me da asco meterme en la red y leer que Rusia bombardea Georgía, ver imágenes como la que encabeza este post, siquiera tener que imaginar el dolor y el sufrimiento de las personas que de repente se vieron como la mujer de la foto, porque alguien por alguna razón ajena a la vida de estas personas decidió que había que atacar y tirar bombas sobre sus casas.

Tantos avances tecnológicos, tanto desarrollo, tanta habladuría, y todo para que al final sigamos siendo unas bestias. La moral, la ética, eso no evoluciona, llevan estancadas por los siglos de los siglos, y en vez de progresar hacia un mundo más justo, más ecuánime, más pacífico, parece que seguimos sin aprender nada, seguimos resolviendo los problemas tirando bombas, aniquilando a gente inocente, usando algo tan grotesco y lamentable como la violencia, y sobre todo la violencia contra aquellos que no tienen forma de defenderse, eso si que es lamentable.

Y lo peor de todo es que una vez más todo apunta a que la razón de todo sea el control de las materias primas, y en última instancia el dinero, siempre el maldito dinero. Yo creo que, en la actualidad, sería correcto afirmar que el dinero es el principal culpable de los asesinatos en masa que provocan las guerras, y también lo que no son guerras.

¡NO A LA GUERRA!