Hoy es el día del libro. ¿Y eso qué es?


Día del libro

Esto de los días de es algo extraño, no terminan de convencer. Hoy es otro día de algo, en este caso día del libro. A pesar de que los libros son una de las mejores formas de distribución del conocimiento, un amplio sector de la población no sabe bien ni lo que son. Un estudio reciente determina que el 43,1% de la población, en este país, no utiliza los libros nunca o casi nunca. Esto significa que casi la mitad de la población, si usa un libro es para sujetar una mesa, para ponerlo en una estantería y así dar la apariencia de leído, para que no se vuele el mantel en una chuletada… en definitiva, usan el libro como un utensilio multiusos.

Yo creo que el problema está en que las editoriales no han sabido adaptarse a los nuevos tiempos. Con las caratulas tan feas que le ponen a muchos libros, ¿cómo pretenden vender algo? La gente no mira el título y menos aún el contenido, eso explica que películas lamentables sean el número uno en las taquillas durante semanas. Lo que mira la gente es el cartel y por eso los libros no interesan, porque no tiene portadas que motiven.

Les daré un ejemplo ilustrativo acerca de cómo deberían ser las portadas de los libros para que la gente los comprase. Tomemos “El Capital” de Karl Marx. Lo más seguro es que si vamos a una librería encontremos este libro con una portada sosa en la que no hay más que letras, concretamente el título y el autor. ¿Quién se va a fijar en semejante mierda? La portada debería ser más cinematográfica, un Karl Marx con una cinta roja en la frente, con un cuerpo inflado de winstrol, un montón de granadas y balas colgadas alrededor de su pecho depilado, metralleta en mano y pisando la cabeza a un tipo con pintas de ejecutivo. Y con letras así muy llamativas debería de salir en portada, “El Capital“, con Karl Marx, el terror de los capitalistas. ¡¡¡Guau!!! Eso sí que sería un libro.

Ahora mismo estoy leyendo en alemán “Eliten und Macht in Europa: Ein internationaler Vergleich” de Michael Hartmann, lo que traducido sería “Élites y poder en Europa: Una comparación internacional“. La portada es blanca con varias banderas que se mezclan en la franja superior. Lo dicho, así nunca venderán libros. Con este título me imagino algo más interesante. En la portada una batalla, cuanto más sangrienta la imagen mejor, campesinos clavando horquillas para estiércol en el pecho a refinados caballeros a los que los primeros han tirado del caballo. ¡¡¡Increíble!!! Eso si que vendería.

Si la gente no lee libros no es porque exista una desgana generalizada, ni porque muchos crean que el conocimiento está sobrevalorado (la gente ya no quiere ser como los grandes pensadores, ahora quieren ser como Belén Estéban), la razón de que la gente no lea, es porque los libros son concebidos como algo para los que no pueden pagarse una entrada al cine para ver la película. Porque las portadas de los libros no les dicen nada. La gente quiere emociones fuertes. Por eso, si las editoriales me hicieran caso y comenzaran a hacer portadas como las que indico aquí, las ventas subirían como al espuma.

Ya lo saben directores de editoriales, si quieren incrementar sus ventas de libros, en el apartado de contacto de esta web encontrarán la información que necesitan para contactar conmigo. Estoy a su disposición.

[Actualizado 15:52] Por cierto, que me acabo de acordar, ayer estaba zapeando y vi que estaban regalando libros a los concursantes de OT, a lo que yo me pregunté, ¿dar libros a los concursantes de un reality no es como dar diamantes a los cerdos?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s