El ABC señala cuando es parte del problema


Al periódico ABC le gusta señalar culpables en sus portadas, remarcar bien grande la cifra de parados, disfruta poniéndole cara a un dato terrible, lo que habría que plantearse es si el título del periódico en este caso no debería ser tal sino parte de la portada. Es que mientras señalan con el dedo, o más bien con su portada, ellos mismos han sumado a esta lista de parados 258 trabajadores por la vía de algo que suena tan interesante como un ERE (Expediente de Regulación de Empleo), lo que en realidad es un golpe muy duro para estas personas. Nada más y nada menos que el 52% de su plantilla a la calle.

Señores del ABC, ¿eso por qué no lo cuentan? ¡Claro! Es más fácil señalar a otros, ¿no? Es la hipocresía del sensacionalismo.

Vía | Guerra y Paz

Anuncios

Los políticos canarios siguen empeñados en demostrar su estupidez


Últimamente he hablado bastante de la estupidez de la cual hacen alarde los políticos canarios. En esta ocasión es el turno de Antonio Castro, presidente del Parlamento de Canarias. Este entrañable sujeto opina que si en las islas no se quiere “consumir más territorio” habría que plantear otras medidas como “prohibir la inmigración o controlar la natalidad“. […] A su vez el presidente dejó abierta la posibilidad de que “haya habido escarceos“, pero matizó que no conoce ningún caso concreto “en los que se ha actuado al borde de la ley“.

Ya estamos otra vez con los inmigrantes. Los políticos canarios son unos cansinos con este tema, pero no es de extrañar porque al fin y al cabo son el chivo expiatorio de su incompetencia. Siempre es más fácil señalar a algún culpable aún siendo inocente, sobre todo si este apenas puede defenderse, antes que admitir los errores propios. El que en Canarias se esté consumiendo el territorio de forma alarmante yo diría que tiene poco que ver con la inmigración, porque está claro que la gente tiene que vivir en algún sitio, pero el territorio se puede aprovechar mejor, se pueden fomentar las construcciones en vertical, se pueden imponer políticas de aprovechamiento del espacio, pero estas opciones ni se las plantean. ¿Por qué no se las plantean? Porque lo que les interesa a nuestros políticos es chupar del bote, y por más que ahora Antonio Castro diga cuatro gilipolleces, que son recogidas por un periódico no significa que se preocupe por las islas.

Si la inmigración fuera la razón verdadera de la ocupación masiva del territorio, que sucumbe al hormigón, todas las casas construidas en las islas deberían de estar ocupadas, y de hecho debería haber gente esperando a que se construyeran nuevas viviendas para poder ocuparlas, de no ser así no tendría sentido seguir construyendo. Si tenemos en cuenta que ya en el 2007 las islas contaban con 117.627 casas vacías, yo diría que algo falla en esta argumentación. Si hay tantas viviendas vacías, aparte de la especulación, este dato también estará influído porque no hay demanda para tantas viviendas, sin embargo se ha seguido construyendo a lo largo del 2008. Por otra parte, si sigues construyendo, necesitas a gente que ocupe estas casas vacías, si no hay gente suficiente para ocupar las 117.627 que ya estaban vacías en el 2007 y has seguido construyendo más, de algún lado habrá que sacar gente para que las ocupen… Vemos por tanto que en cierta medida es la propia clase política, la cual sigue autorizando que se construya más y más, la que promueve la inmigración, porque la necesita para justificar que se siga construyendo. Yo diría por tanto que Antonio Castro es un hipócrita.

Pero es que no todo son viviendas, también son las grandes infraestructuras las que hacen que Canarias dejen de ser siete islas afortunadas con paisajes maravillosos, para dar paso a un plastón de hormigón flotando en el Atlántico. Un macro puerto innecesario como el de Granadilla no tiene nada que ver con la inmigración, sin embargo la clase política y algunos importantes empresarios canarios están desesperados por llevar a cabo este proyecto. La construcción de puertos deportivos en cada pueblito que da al mar tampoco tiene mucho que ver con la inmigración, porque de hecho, gran parte de los inmigrantes jamás tendrán el dinero para poder hacer uso de este tipo de puertos. Por lo tanto yo diría que Antonio Castro recurre una vez más al argumento populista de la inmigración para tapar las mierdas que se promueven y permiten desde el Gobierno Canario.

Pero lo mejor de todo es que, a quien es presidente del Parlamento de Canarias, no se le cae la cara de vergüenza a la hora de afirmar que no conoce ningún caso concreto “en los que se ha actuado al borde de la ley“. Claro, por eso en Canarias no hay ningún político imputado, ni se han llevado a cabo detenciones bastante sonadas, y tampoco están siendo investigados ayuntamientos y políticos concretos por todo tipo de chanchulleos. Por favor Toni, no nos toques los cojones.

Al final las descargas no hacen tanto daño


Casi a diario nos bombardean con lo inconscientes y malvados que somos por descargarnos música y películas de internet. Nos llaman sin razón, porque las descargas son legales, piratas, delincuentes y nos criminalizan constantemente. Lo curioso es que discográficas y productoras cinematográficas, después de tanto lloriquear por las esquinas y llamarnos del todo, al final, las descargas, no solo no les perjudican tanto, sino que además en muchos casos les benefician. Si es que son unos cabrones, está claro.

Para la guerra también hay que estar guapo


Misiles

Que la mayoría de las personas que salen en un reportaje fotográfico, en alguna revista, han pasado por serios arreglos del Photoshop, no es una novedad. Que con el fin de dar más miedo, en una demostración de poder armamentístico, se use el Photoshop, eso ya es más nuevo. Al menos yo no lo había oído hasta ahora.

En Irán se ve que han pensado que, ahora que el Photoshop ya no les hará falta para retocar a sus modelos, podrían usarlo para retocar fotos bélicas, así como para dar más miedo y alardear de armamento. ¿Para qué filtrar una foto con tres misiles si cuatro acojonan más? Eso debieron pensar en Irán. Encima que en una foto que es para hacerte el chulito se te vea un grano, eso si que no. Por eso usaron el Photoshop, porque eso de que se vea una lanzadera de misiles que no funciona precisamente bien, pues no impacta tanto, podrían parecer que su armamento no está en buen estado.

Cada vez es más cierto aquello de: “De lo que ves créete la mitad.” Pero bueno, seguro que si te metes en el MySpace de Mahmud Ahmadineyad, te sorprende con una foto a lo pimp, con un retoque fotográfico para hacernos creer que tiene los abdominales marcados, dos AK-47 en las manos, y los dientes con fundas de oro. Entre los temas que suenan en su espacio está la discografía completa de Lil’ Jon. Además tendrá fotos de un sinfín de soldados, que en realidad son cinco que se repiten una y otra vez, tanques de guerra a montones que extrañamente todos se parecen mucho, y un montón de misiles disparados a diestro y siniestro. Mahmud Ahmadineyad es un gangster, tiene ‘Thug Life’ tatuado en el vientre, cruzando los abdominales.

La foto real de lo acontecido en la demostración de poderío armamentístico después del salto.

Sigue leyendo

Las mentiras se terminan aquí


Una cosa que me molesta muchísimo es que me engañen. Y para mi, una forma de engañar muy recurrente es a través de los precios. Las compañías telefónicas son especialistas en este tema, anunciando que por tan sólo X euros al mes tienes no se que, pero luego, si dispusieras exactamente del importe que ellos te anuncian, y ni un céntimo más, no podrías hacer frente a la suma total de la factura que te llegará a fin de mes. Siempre pensé que esto no debería estar permitido, porque es un timo en toda regla.

Recuerdo cuando estuve en Estados Unidos que pasaba algo parecido, y que odiaba. Tú entras en un establecimiento, muchos de ellos estilo McDonald’s, Wendy’s, Taco Bell…, lo que sea, vamos; miras los paneles en los que se expone lo que ofrecen en dicho establecimiento, ves que un helado cuesta, digamos 1 dolar, sacas tu dólar del bolsillo tan contento, y cuando vas a pagar te cobran, digamos 1 dólar con 12 centavos. La razón para ello es que en el precio que sale en el panel no está incluido no se que impuesto. Esto me parece un timo, porque me anuncian un precio que a fin de cuentas no se corresponde con la cantidad de dinero que tendré que desembolsar. Si sólo tuviera 1 dólar, pediría el helado, y cuando fuera a pagar no podría hacerlo.

Lo mismo ocurría hasta ahora con los vuelos. Uno se metía en internet y veía, vuela a no se donde por tan sólo X euros. Hacías clic todo contento porque te pensabas que era la super ganga, y todo para descubrir al final que el precio, entre tasas, impuestos y un montón de cosas más, terminaba siendo algo totalmente diferente a lo que te hacían creer en un principio. Pues la buena noticia es que al menos estas mentiras ya no las tendremos que aguantar más. El Parlamento Europeo prohíbe la publicidad de aerolíneas que no incluyan el coste total del billete. Creo que es una buena noticia, y espero que la cosa no quede ahí, y que sobre todo las empresas de telefonía, en un futuro próximo tampoco nos mientan con su publicidad engañosa.

Vía | Alt1040

Losantos, condenado


Supongo que esto no supondrá que Federico Jiménez Losantos modere su irreverencia verbal, ni que deje de escupir su diarrea dialéctica a diestro y siniestro, pero está bien que le recuerden que la libertad de expresión no es sinónimo de un pretendido derecho al insulto.

Las expresiones  proferidas por Losantosson tan claramente insultantes o hirientes” que “no existe duda alguna de que  pretendían vejar la imagen y dignidad del querellante en forma innecesaria y gratuita y desacreditarle  públicamente en su condición de Alcalde de la Villa de Madrid y de miembro del Partido Popular“.

Decir que los muertos y heridos del 11-M le daban igual al alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, le ha costado al locutor de la COPE Federico Jiménez Losantos una condena por injurias graves con publicidad, según la sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid.

Losantos se enfrenta a una multa de 36.000 euros por verter barbaridades a través de las ondas. Yo diría que es poco, ya que el locutor es reincidente. Como bien expone Juan Varela en su blog:

La condena de Jiménez Losantos no es ningún atentado contra la libertad de expresión, como dicen sus agradecidos tertulianos, compañeros de diatribas mañaneras. Esta condena reafirma que la información debe ser veraz y que en la opinión cabe todo menos la injuria y la calumnia. Todo el mundo tiene derecho a la crítica, hasta la más desabrida y desaforada. Pero no hay un derecho para pisotear la vida y el nombre de los demás con acusaciones torticeras y falsas.