Losantos, condenado


Supongo que esto no supondrá que Federico Jiménez Losantos modere su irreverencia verbal, ni que deje de escupir su diarrea dialéctica a diestro y siniestro, pero está bien que le recuerden que la libertad de expresión no es sinónimo de un pretendido derecho al insulto.

Las expresiones  proferidas por Losantosson tan claramente insultantes o hirientes” que “no existe duda alguna de que  pretendían vejar la imagen y dignidad del querellante en forma innecesaria y gratuita y desacreditarle  públicamente en su condición de Alcalde de la Villa de Madrid y de miembro del Partido Popular“.

Decir que los muertos y heridos del 11-M le daban igual al alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, le ha costado al locutor de la COPE Federico Jiménez Losantos una condena por injurias graves con publicidad, según la sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid.

Losantos se enfrenta a una multa de 36.000 euros por verter barbaridades a través de las ondas. Yo diría que es poco, ya que el locutor es reincidente. Como bien expone Juan Varela en su blog:

La condena de Jiménez Losantos no es ningún atentado contra la libertad de expresión, como dicen sus agradecidos tertulianos, compañeros de diatribas mañaneras. Esta condena reafirma que la información debe ser veraz y que en la opinión cabe todo menos la injuria y la calumnia. Todo el mundo tiene derecho a la crítica, hasta la más desabrida y desaforada. Pero no hay un derecho para pisotear la vida y el nombre de los demás con acusaciones torticeras y falsas.

Anuncios

Acebes niega la teoría de la conspiración


En el PP están que no se aclaran, unos tiran para un lado, otros para otro, la sentencia del 11-M les ha sentado definitivamente mal. A pesar de todo aún hay quien parece empeñado en proteger a la reina con un único peón, es el caso del vocal del PP en la comisión de investigación de 11-M, Jaime Ignacio del Burgo, quien afirma, con cierto ingenio, lo siguiente:

No se puede decir que ETA no tiene nada que ver. Eso no es lo que dice la sentencia. Dice que una acusación particular presentó una hipótesis alternativa, pero que no aportó pruebas y ningún informe policial la avalaba, pero en ningún caso la descarta. El tribunal no ha juzgado a ETA.

Ciertamente es una desfachatez venir con algo así aún después de haberse dictado la sentencia, y una auténtica aberración, pero ya se ve que algunos antes que pedir perdón son capaces de hacer cualquier cosa.

Como muestra de toda esta confusión interna, de contradicciones, mentiras, la ausencia de disculpas, la aparente falta de memoria y demás en el seno del PP, les pongo el vídeo del genial programa de la TV3, Polònia en el que Acebes niega o no la teoría de la conspiración.

[tags]PP, Acebes, ETA, 11-M, Polònia, TV3, teoría de la conspiración, mentiras, medios[/tags]

El juicio hunde la conspiración


Público

En Público han hecho una portada para recordar que, aunque el PP se empeñe ahora en olvidar que durante mucho tiempo dio la lata con su teoría de la conspiración y con su argumentación de que los autores del atentado fueron los de ETA, nosotros sí que sabemos que lo hicieron, y es importante que no lo olvidemos, porque en toda esta historia quien ha estado manipulando y usando este atentado con fines partidistas ha sido el PP, claramente. Y ahora no tienen siquiera el valor de pedir perdón y admitir que estaban equivocados. Ellos siguen en su línea y simplemente olvidan lo que dijeron. Que asco de gente.

P.D. Los talibanes de los medios, pezones negros y demás energúmenos despreciables también siguen en su línea y se pasan la sentencia por donde todos sabemos. Que asco de gente también, cansinos.

[tags]11-M, juicio, Público, PP, terrorismo, teoría de la conspiración, mentiras, medios[/tags]

La sentencia del 11-M


Acusados

Según el dictamen de la sentencia, los culpables de mayor pena son José Emilio Suárez Trashorras, Jamal Zougam y Othman el Ganout. A ellos tres se les acusa de 191 asesinatos, 1850 en grado de tentativa, delitos de estragos terroristas y falsificación de documentos. Por todos estos delitos, se les responsabiliza directamente de lo sucedido el 11 de marzo de 2004.

A menor pena han condenado a Hassan el Haski, a quien acusan de pertenencia a banda armada, hechos por los que condenan a 15 años de cárcel. Del mismo cargo, aunque pidiendo 12 años de cárcel están Basel Ghalyoun, Mohamed Bouharrat, Fouad el Morabit, Mohamed Almallah ‘Dabas’, Saed el Harrak, Youssef Belhadj y Mohamed Larbi Ben Sellam.

A Rachid Aglif y Bouchar se les acusa también de pertenencia en banda armada y de tenencia o depósito de explosivos, por lo que se pide para ellos una condena de 18 años de cárcel.

A Hamid Ahmidán se le ha acusado de pertenencia en banda armada y de tenencia de sustancias nocivas para la salud pública. A Rafa Zouhier se le ha acusado también de tráfico y suministro de explosivos.

A Abdelillah el Fadoual se le ha acusado de pertenencia a banda armada, por lo que se le ha condenado a cumplir 9 añios de cárcel.

Por su parte, a Nasreddine Bousbaa y Mahmoud Slimane se les acusa de falsificación de documentos, por lo que se les condena a una pena de 3 años.

A Raúl González se le acusa de suministro de explosivos, por lo que se le condena a 5 años de cárcel.

A Iván Reiss y Sergio Álvarez se les acusa de transporte de explosivos, por lo que se les condena a cumplir 3 años de cárcel.

Absueltos han quedado Rabei Osman ‘el Egipcio’, Antonio Toro, Carmen Toro, Mohamed y Brahim Moussaten, Iván Granados y Javier González Díaz.

[tags]11-M, terrorismo[/tags]

La teoría de la conspiración ha caído


La sentencia del 11-M está desmontando, uno a uno, todos los argumentos que, a lo largo de los últimos cuatro años, han esgrimido los defensores de la llamada ‘teoría de la conspiración‘.

Su argumento más insistente, aquel que defendía la implicación de ETA en los atentados, ha quedado desacreditada por el Tribunal: “Ninguna de las pruebas avala la tesis que vincula a ETA“, ha defendido el magistrado Javier Gómez Bermúdez.

[tags]11-M, PP, terrorismo, mentiras, medios, teoría de la conspiración[/tags]