Agresiones en el metro


http://www.liveleak.com/player.swf?autostart=false&token=d83_1196719026

Esto de las agresiones en el metro que aquí parece que se está poniendo de moda, no es sin embargo algo que sólo ocurra en este país, en otros sitios también se pueden ver escenas lamentables de agresiones y violencia. Yo personalmente considero que no estaría de más aumentar las medidas de seguridad y personal de vigilancia en los medios de transporte público así como en las estaciones para evitar que estos actos deplorables se conviertan en algo habitual, y así también evitar que potenciales víctimas se conviertan en ello reduciendo el tiempo de respuesta a una llamada de socorro.

En el vídeo vemos lo que ocurre en el metro de alguna ciudad norteamericana, yo apostaría por Nueva York, pero dado que el vídeo no es acompañado por mayor información no lo se con seguridad.

De todas formas estos incidentes en el transporte público aumentan de forma considerable y es algo que me preocupa. Me interesaría saber si realmente hay una escalada de violencia general en nuestra sociedad, o si por el contrario es una minoría la que lleva a cabo actos extremadamente violentos, en tal caso habría que estudiar a que se debe este exceso de agresividad en el colectivo que la practica y como abordarla para evitar que este tipo de noticias se sumen.

Sin ir más lejos el otro día los medios se hicieron eco de una agresión de tres jóvenes a un magrebí en el tranvía de Tenerife. Este caso no tuvo la repercusión mediática que tuvo el caso de la chica del tren de Barcelona, pero es igualmente grave.

Yo no se si ante lo que nos encontramos es el caso de morbo periodístico que de tanto insistir en los actos violentos éstos se nos muestran magnificados y nos generan la percepción de que en cada esquina acecha el peligro, o si realmente se está dando una escalada de la violencia en general. En el caso de la violencia machista está claro que ésta desgraciadamente va en aumento. ¿Pero y en general? ¿Se está fraguando algo en el seno de la sociedad española? ¿La violencia va en aumento? Y si así fuera, ¿por qué?

[tags]Violencia, agresión, metro, tranvía, transporte público, España[/tags]

La manifestación del AVT se podría calificar de fracaso


El sector más casposo de la sociedad volvió a salir a la calle ayer en la manifestación celebrada en Madrid convocada por la AVT. Para darnos cuenta del tipo de gente que allí se congregaría es interesante saber que la marcha estaba secundada por diez organizaciones de ultraderecha que son las Juventudes Falangistas, Democracia Nacional, Alianza Nacional, la Falange, Asociación Comandante Ynestrillas, España y Libertad, Frente Nacional, los Peones Negros, Alternativa Española y Juventudes de la Falange Española. También fue el PP, que tenía que estar encantado, estaban allí entre iguales, “salva patrias” y “buenos españoles“, todos unidos contra “los rompe Españas“.

Curiosamente esta es la séptima protesta que convoca Francisco J. Alcaraz, a pesar de ser esta la legislatura que cuenta con menos asesinatos de ETA. Más curioso todavía es que una asociación que, supuestamente sale a la calle para hacer oír su protesta contra un grupo terrorista porque éste mata a gente y ellos son víctimas de sus ataques, puede manifestarse junto a grupos de extrema derecha que desde 1995 han asesinado a 76 personas frente a las 87 de ETA en el mismo periodo.

Aquí se evidencia que en España la coherencia es algo que no está de moda. Si se condenan los asesinatos de ETA, lo que veo lógico, también se deberían de condenar los asesinatos de la ultraderecha, que sería lo lógico, pero se ve que en este punto no todos piensan igual, empezando por la AVT y el PP que no tienen problema en manifestarse en compañía de este tipo de organizaciones.

De la misma forma y como ya apuntaba el otro día, me sorprende que en este país se ilegalicen partidos supuestamente vinculados al entorno de ETA precisamente porque están vinculados a un sector violento, pero no se ilegalicen partidos que incitan y están vinculados a violencia de índole racista, xenófoba, etc. En ambos casos hablamos de violencia que termina costándole la vida a gente, ¿dónde está la diferencia?

En definitiva, lo que ocurre en este país es un cachondeo y una tomadura de pelo. La única alegría en cierto sentido es que viendo las fotos y las cifras estimadas de la manifestación, las cifras fiables no las de la Comunidad de Madrid que no hay quien se las crea, podemos afirmar que la convocatoria no tuvo demasiado éxito, aunque aún así congrego a demasiada gente para mi gusto.

[tags]AVT, Alcaraz, ultraderecha, PP, ETA, España, fascismo, fachas, caspa, manifestación[/tags]

La escalada de odio y violencia


El otro día en ALT1040 colgaban un post en el que hablaban de la preocupación que les genera la escalada de violencia y odio de los grupos de ultraderecha. Ello, tal y como les comenté en un comentario, me recordó de una noticia que hacía ya tiempo comentaba en este blog y que quiero rescatar debido a que comparto la preocupación por esta realidad que estamos viviendo. La noticia en cuestión era la siguiente:

Los países de la Unión Europea han acordado que incitar en público a la violencia o al odio contra grupos definidos por su raza, color, religión, descendencia, nacionalidad u origen étnico sea castigado con penas de entre uno y tres años de cárcel.

Esto me lleva a plantearme si cuando esta ley entre en vigor a finales de año, cuando estos grupos de ultraderechistas se concentran en las calles e incitan en público a la violencia o al odio contra estos grupos, realmente se les detendrá, se les llevará a juicio y se les impondrá la penitencia pertinente.

En los comentarios del blog ALT1040 había quien decía que no era positivo impedir que esta gente convoque manifestaciones, porque podría incluso empeorar la situación. En cierta medida, teniendo en cuenta lo que la democracia representa, es cierto que incluso personas con estas mentalidades deben de poder expresar su opinión. Pero este tipo de castigos que proponen los países de la Unión Europea no impiden que los derechistas extremos se expresen, lo que impiden es que en dicho discurso inciten a la violencia o al odio. Mientras no lo hagan y se comporten como gente civilizada en principio podrían marchar por las calles, por mucho que nos pese.

De todas formas también me gustaría aludir a otra cuestión que quizá pueda parecer polémica, pero que yo considero bastante lógica. Es verdad que en democracia en principio todos deberíamos de tener derecho expresar nuestra opinión, pero tampoco hay que caer en la idea de que todas las opiniones son válidas y que todas las opiniones son iguales. ¿Por qué? Pues por una razón muy sencilla, por ejemplo, si tras haber sido demostrado científicamente que la tierra es redonda (un poco achatada por los polos) y habiendo incluso pruebas visuales que lo demuestran, alguien viene diciendo que él piensa que la tierra es un plato, puede decirlo si quiere, pero su opinión no tiene ninguna validez evidentemente. Lo mismo ocurre con muchas de las incoherencias que promueven los partidos de extrema derecha.

Por ello creo que es importante que no caigamos en el todo vale, porque no es así, la democracia está muy bien, pero el exigir pruebas o demostración que respalde una afirmación es fundamental, si no esto sería un cachondeo.

[tags]Odio, violencia, racismo, xenofobia, ultras, ultraderecha, extrema derecha, caspa, fascismo[/tags]

El suicidio egoísta


Generalmente cuando estoy estudiando teoría no hago más que relacionar sucesos actuales con las explicaciones de los clásicos. En este caso les voy a hablar de Durkheim, quien tuvo un tremendo influjo en la tarea de lograr la consolidación de la sociología como disciplina independiente y como materia académica y científica autónoma.

Durkheim en su fabuloso estudio sobre el suicidio descubrió tres tipos de suicidio (cuatro posibles en realidad, pero al cuarto no le presta demasiada atención). Como indica el título del post yo me voy a centrar en el suicidio egoísta, el cual pasaré a explicar brevemente para posteriormente aplicar esta teoría a sucesos recientes.

El suicidio egoísta es aquel que es ‘inversamente proporcional al grade de integración de los grupos de los que el individuo es parte’. La intensidad de los ligámenes religiosos, familiares y políticos frena la tendencia a la autodestrucción suicida de quienes puedan sentirse tentados por ella. En definitiva, la integración actúa como freno a las fuerzas sociales suicidogénicas.

En resumen, el suicidio egoísta es aquel cometido por quienes no están integrados o lo están de manera muy reducida.

Explicada la teoría vamos a los hechos. En la actualidad ya se han dado varios casos de sujetos que entran en una escuela, armados disparan a alumnos y profesores, muchas veces de forma indiscriminada y finalmente se quitan la vida. En muchos de estos casos, descubrimos que el asesino y suicida era una persona poco integrada o perteneciente a una minoría de excluidos. A pesar de que en estos casos no sólo se quiten la vida a sí mismos, sino que también se la arrebatan a otros, lo que evidentemente convierte este hecho en una tragedia, lo que se esconde detrás generalmente es un suicidio egoísta. Un suicidio cometido por la falta de integración.

Aunque esta relación parece evidente, puede ser reveladora en el sentido de que intentando tratar los casos de exclusión de determinados jóvenes, se podrían evitar futuras situaciones de este tipo. Digamos que si en las escuelas se prestase atención y se intentase determinar qué sujetos viven excluidos y se trabajase con ellos, para evitar dicha exclusión o al menos que ésta no sea tan drástica y dura para el afectado, se podría reducir el potencial suicida y asesino en casos señalados. Creo que sobre todo en una sociedad como la norteamericana, donde el acceso a armas de fuego es relativamente sencillo, prácticas de este tipo podrían ser positivas, ya que parece que este fenómeno de jóvenes que asesinan a compañeros de clase y profesores y luego se quitan la vida va en aumento.

Es por este tipo de razones por las que los sociólogos, aunque aún bastante ignorados o desconocidos son importantes en prácticamente todos los ámbitos de la sociedad. Con la sociología se puede trabajar sobre muchas cosas y la sociedad los necesita más que nunca creo yo.

[tags]Durkheim, suicidio, suicidio egoísta, exclusión, sociología[/tags]

El odio genera más odio


Que el odio genera más odio es una ley que se cumple. Un ejemplo de ello es el caso del “peganiñas”, Sergi Xavier Martin, el joven que agredió a la joven ecuatoriana con mucho odio, ha tenido que mudarse por las amenazas que ha recibido de simpatizantes de los Latin Kings y otros grupos o bandas de jóvenes inmigrantes.

Es evidente que pegar al que pega no parece que vaya a solucionar nada, porque no dejaremos de movernos en una espiral de odio. Probablemente al pegar al que pegó, otros vendrán a pegar a los que pegaron al que pegó, y luego vendrán otros que pegarán nuevamente a los que pegaron a los que pegaron al que pegó y así sucesivamente. La único solución real, con sentido y que puede hacer posible un futuro mejor es romper la cadena del odio.

Evidentemente me da asco lo que hizo este joven racista, pero no creo que pegándole a su vez a él se solucione nada, es posible incluso que lo único que se logre con esto sea incrementar aún más su odio. No necesitamos una guerra en las calles, necesitamos que la calle sea una escuela en la que la gente aprenda a convivir en paz.

[tags]Sergi Xavier, peganiñas, racismo, xenofobia, odio[/tags]

Asco es lo que siento ante tal cobardía


http://video.publico.es/videos/v/1896/0/medium

Hay personas que no deberían andar sueltas por el mundo. No puede ser que un hombre adulto pegue a una niña porque le viene en gana, porque la apariencia de ésta no le gusta, porque la supone extranjera. Me da asco ver actos de este tipo, me da asco que una chica, tenga que soportar abusos, golpes y vejaciones como esta por parte de un descerebrado que se cree en el derecho de pegar e insultar a quien cree extraño. Yo diría que esta chica tiene mucho más derecho a estar donde está que un sujeto violento que se debe sentir muy hombretón golpeando a una pobre niña, ese si que no debería de estar aquí, por becerro.

Y que haya gente observando semejante barbaridad y no mueva ni un dedo es igualmente detestable. Es evidente que no es agradable enfrentarse a un salvaje de estas características, pero al menos se podría intentar mediar la situación o llamar a la policía o al menos ayudar a la chica tras semejante salvajismo, pero quedarse quieto intentando fingir que nada ocurre es lo que hace que muchas veces el mundo vaya como va, que ante los abusos nos quedamos mirando, convirtiéndonos en cómplices de los mismos.

En España y en cualquier otro país no sobran los inmigrantes, los que sobran son los sujetos como el del vídeo y todos los demás que no muestran ningún respeto por el resto de seres humanos. Los que sobran son los que atentan contra la libertad del resto de personas, la libertad a vivir en armonía y en paz.

[tags]Racismo, xenofobia, inmigración, fascismo, agresión, violencia, maltrato[/tags]

Desobediencia civil en Birmania


No todo son malas noticias en Birmania, aún hay gente coherente incluso entre las filas del enemigo. La Junta Militar birmana detuvo a cinco generales y a más de 400 soldados por negarse a disparar y golpear a los monjes budistas y a otros participantes en las protestas de las últimas semanas en Rangún, informa hoy el ‘The Jakarta Post‘ tras entrevistar a un alto cargo birmano que pidió el anonimato.

Cinco generales expresaron su negativa a destacar sus tropas abiertamente contra los monjes y fueron rápidamente detenidos por la Junta“, dijo el oficial birmano que rechazó dar los nombres de los militares arrestados.

Añadió que además fueron castigados “alrededor de 400 soldados de la División Sikai, cerca de la ciudad de Mandalay, que también bajaron sus armas frente a los monjes y les pidieron perdón al darse cuenta de que habían cometido el peor de los pecados“.

La fuente opinó que se trata de una clara señal de la existencia de fisuras en el interior del régimen, puesto que, a su juicio, la mayoría de los funcionarios y cargos públicos no están contentos con la brutal represión llevada a cabo por la Junta Militar, aunque callan por temor.

Quizá esto sea el principio del final de esta barbarie y represión nefasta a un pueblo al que fueron arrebatados los derechos y la libertad. Birmania libre.

[tags]Birmania, libertad, desobediencia civil, Junta Militar, violencia, monjes[/tags]

Palizas generalizadas en centros de menores en Canarias


Que las autoridades tratan a los inmigrantes como a animales, como a apestados, como seres inferiores a todos los niveles no es una novedad, seguramente todos lo habremos visto en la televisión o incluso con nuestros propios ojos. Pero en este caso ya no son sólo los inmigrantes adultos los que reciben un trato vejatorio y abusivo, sino que se trata de menores extranjeros quienes reciben «palizas generalizadas, habituales y no controladas», una auténtica vergüenza.

La ONG Human Rights Watch ha exigido hoy el cierre de los centros de acogida inmediata (CAI) para menores extranjeros no acompañados que existen en Canarias, ya que aseguran en donde esta organización dice haber documentado “abusos y violencia”.

La organización, especialmente, está “muy preocupada por los centros de La Esperanza (Tenerife) y de Arinaga (Gran Canaria)“, donde, denuncia, “se maltrata a estos chavales de manera sistemática o rutinaria“.

Hablamos de un tipo de violencia muy seria, de un trato degradante e inhumano y de palizas. Son golpeados de manera regular y encerrados por varios días en celdas sin lavabos y aunque reciben comida no pueden salir de ellas“.

Por eso, Human Rights Watch ha pedido a las autoridades españolas que abran una investigación porque “hay muchos y muy distintos testimonios de menores que son coherentes y que queremos que se investiguen y depuren las responsabilidades“.

Sigue leyendo