Home, nuestro hogar y el peligro que supone la crisis para éste


Yo siempre he pensado que las personas que crean algo lo hacen en gran medida para mostrarlo al mundo. Es cierto que hay ciertas cosas que conservamos para nosotros, pero en general, cuando creas algo deseas compartirlo con el mundo. A veces incluso creamos cosas para emitir un mensaje, con lo cual el deseo de difundirlo se acrecienta. Hoy día, internet nos brinda una forma excelente de hacer precisamente eso: compartir.

Yann Arthus-Bertrand ha hecho precisamente esto, crear un documental que pretende ser una oda a la belleza del planeta y a su delicada armonía. Pero además con “Home” ha querido difundir un mensaje, ha querido revelar algunas de sus inquietudes, que por cierto nos afectan a todos y por ello deberían ser inquietudes compartidas por todos. Por esta razón ha decidido que lo importante es que el documental se difunda, y ha escogido hacerlo por muchas vías, y una de ellas ha sido poner la película a disposición de todo el que quiera recorrer este fascinante pequeño punto azul, en internet.

Home” recorre los paisajes de 54 países capturados desde el aire, para contemplar el planeta y entenderlo. Gracias a esta película podremos ver los tesoros de la Tierra que estamos destruyendo y todas las maravillas que todavía podemos conservar.

En los 200.000 años que llevamos los hombres sobre la Tierra hemos roto el equilibrio que durante casi cuatro mil millones de años de evolución se había establecido en el planeta. El precio que debemos pagar es alto, pero es demasiado tarde para ser pesimistas: la humanidad dispone apenas de diez años para invertir la tendencia, darse cuenta del grado de espolio de la riqueza de la Tierra y cambiar su modelo de consumo.

Sigue leyendo

Anuncios

El nuevo periodismo en iCities


La mesa redonda sobre Periodismo 2.0 en el iCities fue particularmente polémica y se generó bastante debate en torno a ella. Una cosa quedó clara, y es que el modelo actual de periodismo está en declive y atraviesa una crisis profunda. Esto no es una novedad, ya hemos sido testigos del cierre de varios periódicos, pero algunas de las aportaciones de los ponentes fueron muy interesantes puesto que expusieron datos que evidenciaban lo dura que es esta crisis y el efecto que está teniendo en los medios de comunicación. Aunque solo algunos medios se han visto obligados a cerrar sus puertas y a imprimir sus últimos artículos, muchos han recurrido a los despidos. Aquí en Tenerife tenemos un ejemplo de esto último, ya que trece personas perdieron su empleo cuando el periódico El Día decidió despedirles.

Sin lugar a dudas internet es un medio que brinda grandes oportunidades, pero los tiempos de cambio siempre son difíciles y buscar nuevos modelos de negocio, adaptarse e incluso ser visionarios en una revolución nunca es fácil. Los tiempos de cambio nunca son fáciles, para nadie. Por muy abiertos que estemos al cambio, siempre es difícil empezar a construir algo diferente, al final cuando está terminado lo miramos y no nos parece gran cosa, pero durante la construcción sudamos lo suyo.

Una de las cosas que a mi me molesta un poco del periodismo es su tendencia al sensacionalismo y al periodismo de titulares. No creo que esto haya llegado con la era de internet, porque sensacionalismo lo ha habido siempre, y que la gente lea solo los titulares también, pero tengo la sensación de que esto se ha agudizado. En cualquier caso me gustaría exponer la reflexión que me ha suscitado en este sentido el tema del periodismo 2.0.

Con internet llega la información en directo, podemos saber lo que está ocurriendo en la otra parte del mundo casi de forma inmediata. Evidentemente, informar en directo supone que no hay mucho tiempo ni para investigar ni para reflexionar, básicamente se pueden dar titulares y una información muy breve y poco detallada. Como bien se comentó en la mesa, también cabe señalar que gran parte de las noticias que aparecen en los medios son simples reproducciones de lo que exponen las agencias, pero sobre esto volveré un poco más adelante. La inmediatez es algo que valoramos en internet, y es lo que exigimos, queremos conocer los hechos en el mismo instante en el que ocurren, a la vez queremos la mayor cantidad de información posible, pero que esta sea de digestión fácil.

Sigue leyendo

Defiende tus derechos en internet


Gracias a Netoratón nos enteramos de esta importante campaña por la defensa de los derechos en internet y contra el recorte de estos. El próximo día 5 de mayo, si triunfan las tesis más conservadores de países como Francia, internet en Europa dejará de ser como la conocemos, convirtiéndose en un engendro de dos velocidades donde los gobiernos podrán decidir sin control judicial alguno el alcance de nuestras libertadas.

En las primeras 48 horas de campaña ya se ha llegado al los 200.000 mails enviados por ciudadanos europeos a todos los eurodiputados recordándoles que vamos a vigilar su voto el próximo día 5 de mayo. Cuanta más presión hagamos sobre los Europarlamentarios mejor, que sepan que no estamos de acuerdo con la idea de que se coarten nuestras libertades y derechos.

Miles de personas están escribiendo a sus Europarlamentarios para explicarles por qué solo deben apoyar propuestas que garanticen una red neutral, sin restricciones de puertos o protocolos, y sin criminalización por compartir cultura. No lo dejes pasar, actúa, y escribe tú también, exprésate, diles lo que piensas, haz que tu voz resuene y que también conozcan tu opinión.

Para hacerles llegar un mail, puedes usar esta genial herramienta realizada por Hacktivistas con su Xmailer. En este cuadro puedes encontrar un enlace a una carta abierta, que puedes copiar y pegar en la casilla de mensaje, pero no olvides poner tu firma al final. Aunque también puedes componer tu propia carta, aunque si lo haces recuerda que aún cuando estés descontento con todo este tema, se educado y manifiesta tus ideas sin faltar al respeto.

Rellena el siguiente formulario

Rellenando el siguiente formulario puedes enviar un mensaje a los 54 eurodiputados españoles en relación a la
Carta abierta al Parlamento Europeo. Escríbeles lo que consideres
oportuno pero sé respetuoso, sólo de esta manera nuestras peticiones serán escuchadas.

Nombre:
E-mail:
Asunto:
Mensaje:

Política de Privacidad

xmailer copyleft Isaac Hacksimov 2009, licencia GPLv3, powered by Hacktivistas.net

Si quieres compartir este formulario, puedes copiar el código de la aplicación en tu página. Esto no requiere ningún esfuerzo, basta un simple copia y pega, así que no tienes excusa, exprésate y da a conocer tu desacuerdo con las propuestas de privatizar la red a los Eurodiputados.

Algunas ideas del iCities


Hoy fue el primer día del iCities, técnicamente debo hablar de ayer por la hora que es. Evidentemente, como suele ser habitual en las conferencias se ha dado muchísima información, y es muy difícil quedarse con todo, por eso me gustaría destacar unas pocas ideas que a mi me han parecido muy importantes. Probablemente hay que se interese más por las ideas más técnicas de este evento, pero dado que soy sociólogo y no informático, me centro más en lo que me pilla más cerca y lo que entiendo mejor.

Una idea que es muy importante y que es necesario que la mantengamos en mente, sobre todo con los recientes debates sobre el intercambio de archivos, el control de la red, las restricciones, las modificaciones de leyes, etc., es que el interés general debe estar por encima del interés particular o sectorial. Esta es una idea que he defendido desde hace mucho tiempo y por la que me da tanta rabia muchas de las políticas que se llevan a cabo, no solo en lo referente a internet, sino en general. Creo que los ciudadanos estamos cansados de que aparentemente siempre se barra para la casa de unos pocos.

Uno de los ponentes comentó que la democracia estaba perdiendo algo de fuelle. Probablemente tenga que ver con la desilusión que sentimos los ciudadanos cuando nos sentimos constantemente coartados por aquellos que supuestamente nos representan. Sin embargo, con una herramienta como internet, la cual no solo hace más fácil el acceso a la información, sino que también ha propiciado que los ciudadanos influyan los unos sobre los otros. Y esto a las élites no les guste demasiado, y hacen bien en tener un poco de miedo, porque esta nueva herramienta da la posibilidad a los ciudadanos de organizarse y de llevar a cabo acciones que pueden llegar a ser mucho más efectivas que las manifestaciones en la calle. Como se decía en una de las ponencias, si los gobiernos dan la espalda a los ciudadanos, éstos terminarán tomando el control. Es cierto que esto suene un poco utópico, pero la capacidad de gestionar acciones a un nivel mucho más global, dota de un poder mucho mayor a los ciudadanos del que podían tener hace años. Nuestro mensaje puede llegar a difundirse con mucha mayor facilidad.

Como se comentó en una de las rondas de preguntas, puede ser mucho más interesante que los ciudadanos operemos como un lobby, el cual ejerce una presión de una importancia singular sobre gobiernos, políticos, empresarios, etc. Estos son muy efectivos, pero nunca los vemos haciéndolo en la calle, congregados en una manifestación. Actuar como un lobby puede llegar a ser mucho más efectivo, e internet nos proporciona el medio idóneo para hacerlo.

También cabría que señalar algo que recientemente los gobiernos parecen tender a olvidar descaradamente en ocasiones, con cierto disimulo en otras, pero en definitiva vemos coartada nuestra libertad, nuestros derechos y nuestra capacidad de acción en muchos aspectos. No debemos olvidar que los ciudadanos tenemos derecho, y debemos no solo exigir nuestros derechos sino luchar por no perderlos. Lo triste es que tengamos que luchar contra quienes supuestamente nos representan para mantener los mismos.

Por otra parte me pareció fundamental la idea de que la Administración Pública, como pública que es debería liberar aquello que genera, información, programas, estudios, en definitiva cualquier información que no sea un secreto de estado. Es importante que así sea para que no haya solapamiento, para que no se invierta varias veces en lo mismo, en cosas que ya se han hecho, que ya existen, por las que ya se ha pagado. Primero porque la transparencia debería ser un principio básico de la Administración Pública, y por otro porque el dinero debe ser administrado de la forma más coherente y eficiente, y no es ni coherente ni eficiente pagar varias veces por lo mismo, pudiéndose usar dicho dinero para otros fines.

Estas son algunas de las ideas que me he llevado del iCities y breves reflexiones que me ha suscitado el contenido de las ponencias en este primer día. Probablemente, y dada la hora a la que escribo esto, no me haya explicado de la mejor forma, aún así espero que se entienda lo que quiero comentar.

Desconferencias


Muchas veces, en las conferencias uno se termina perdiendo entre las ideas más importantes de lo que el responsable de la conferencia desea transmitir y gran cantidad de relleno o ideas adicionales que desvían la atención de los puntos de mayor relevancia.

Me gustan e interesan mucho las conferencias, pero agradezco una idea como la que plantea Descon2, un proyecto que pretende organizar desconferencias de forma periódica en Canarias.

Las desconferencias son conferencias en las que se intenta evitar, ya sea total o parcialmente, uno o más aspectos de una conferencia convencional, como pueden ser las charlas de larga duración, los precios de entrada desproporcionados o las presentaciones comerciales. También se espera que los propios participantes y asistentes toman un papel más activo.

Lo que más me interesa de este proyecto es que toma el modelo de otras desconferencias y de iniciativas relacionadas, que es el Pecha Kucha, que propone 6 presentaciones por sesión, con una duración de 6 minutos por exposición, a la que proseguirá una ronda de preguntas de 4 minutos. De esta forma quien expone se ve obligado a ser breve e ir al grano, exponer solo lo que es fundamental para la comprensión de lo que desea compartir con nosotros.

Claro que podemos estar interesados en saber más sobre lo que nos cuentan, para ello podremos hacer uso de la red, o bien recurrir a las fuentes de información que nos faciliten en la desconferencia.

El primer evento de Descon2 se celebrará mañana en el iCities en Candelaria, a las 9 de la mañana, pero la cosa pinta bien, y la segunda cita de este tipo de eventos ya está en marcha y se está trabajando para que se celebre lo antes posible.

Desde aquí mi enhorabuena para este proyecto que sin duda me parece muy interesante y al cual le deseo un futuro exitoso. Espero que se mantenga la idea de que sea un canal de comunicación para temática diversa, y que no se centre fundamentalmente en la informática e internet.

El P2P, la Cultura, la Ministra y demás cuestiones


Supongo que todos estarán al tanto del revuelo que se ha generado por el nombramiento de la nueva Ministra de Cultura Ángeles González-Sinde. Yo creo, igual que comenta Pablo en su blog, que es un poco desmesurado todo esto de los banners y los grupos en Facebook pidiendo una dimisión a las pocas horas del nombramiento. Está claro que por los comentarios de la ahora ministra, se intuye que ocupa el cargo con un claro prejuicio hacia internet y la comunidad que hay en torno a la red de redes. Por otra parte, quienes pusieron el grito en el cielo desde un primer momento tampoco parecen responder a una actitud demasiado objetiva con respecto al tema que nos atañe. Creo que aún conociendo las ideas que en el pasado ha manifestado González-Sinde, habrá que ver qué cosas propone ahora que ocupa el cargo de Ministra de Cultura. Porque tampoco hay que olvidar que, al menos si quiere ser coherente, que vamos a pensar, al menos por ahora, que querrá serlo, que es bien diferente ser presidenta de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España, que ser Ministra de Cultura. Aunque también es cierto que la coherencia no es algo que se lleve hoy en día en política. De cualquier forma, no creo que González-Sinde sea peor que otros personajes que han sido y serán Ministros de Cultura.

Que la clase política no tiene ni idea de internet creo que es algo en lo que estamos todos de acuerdo. De hecho estamos viendo que ha tenido que con los años que lleva la red con nosotros, no es hasta ahora cuando algunos políticos se están intentando adentrar en este medio de forma muy tímida, hay excepciones, pero en líneas generales, las clases dominantes, no solo políticos, medios de comunicación, empresarios y demás le tienen un miedo espantoso a internet. De hecho siempre ronda por la cabeza de estos grupos la idea de controlar internet, de poner barreras, de limitar esto y lo otro… Estas ideas para internet son como si los políticos de hoy en día aún pensaran como los reyes de la Edad Media.

También está claro que los políticos en la actualidad tienden a estar más cerca de ciertos grupos que de otros, y desgraciadamente los ciudadanos somos los que generalmente salimos peor parados de las decisiones que toman los políticos, que parecen casi siempre más interesados en beneficiar el empresario que al trabajador. Sobre todo en la actualidad da la sensación de que tras un aumento de las libertades, volvemos a los tiempos de las imposiciones, las limitaciones y el control. Es como si en vez de permitirnos madurar como sociedad, dejar que nos convirtamos en adultos, traten de mantenernos en un estado infantil de forma artificial, porque a fin de cuentas es mucho más fácil mantener controlados a una masa infantiloide que a personas críticas, con ideas propias y que no está dispuesta a obedecer órdenes que no necesariamente sean positivas ni coherentes. Es como el famoso dicho de los adultos cuando replican a sus hijos diciéndoles que a los mayores no se les contesta.

Yo estoy de acuerdo con Casciari y con Pablo en cuanto a la remuneración de los creadores. Mientras vivamos en un sistema capitalista, yo no tengo problema con que la gente trate de ganar dinero con lo que crean.  El problema está en los precios desmesurados que tiene la cultura en la actualidad y las restricciones cada vez mayores que se imponen al acceso a la misma. Y creo no equivocarme si digo, igual que lo hace Casciari, que la mayoría de las personas estamos dispuestas a que los creadores sean remunerados por lo que hacen, lo que no estamos dispuestos es que nos roben y tampoco a que traten de restringirnos cada vez más, en cuanto al acceso a la cultura. Estoy dispuesto a pagar una cantidad X por ver una película, escuchar un álbum de mi artista preferido, leer un libro, pero si lo hago, quiero poder hacer el uso que me plazca de dicha obra. Lo primero es que quiero un fácil acceso a la misma, y luego quiero poder copiarla, verla donde yo quiera, cuando yo quiera y sin anuncios anti (la mal llamada) piratería.

Cabe destacar otra idea, y es la de los intermediarios. Los intermediarios son personas o entidades que cobran por estar en medio, hacen algo, pero generalmente no aportan nada sustancial, simplemente se interponen entre el creador y el consumidor, colocándose en dicha posición de una manera hábil y explotándola al máximo. Cuando no existía internet, era difícil prescindir de estos intermediarios, sobre todo porque sin ellos el eco que podías generar era mucho menor. En la actualidad, con internet como herramienta de difusión, una persona puede perfectamente prescindir de intermediarios, puede plantarse en la red, colocar en ella su creación y convertirse en una estrella. Ya no necesitas que alguien grabe tu música en un CD, tu película en un DVD o imprima tus ideas en un libro de tapa dura. Ahora puedes grabar tus canciones y ponerlas en la red, incluso usando servicios gratuitos. Y puedes hacer una difusión de tu música por todo el mundo.

Está claro que internet permitiría, prescindiendo de los intermediarios, reducir drásticamente los precios de la cultura. Si a ello le sumamos que ya no se requieren soportes físicos, y que la difusión de un trabajo puede ser mucho mayor que por las vías hasta ahora habituales. Esto significa, que gracias a internet, sería posible que los consumidores pagásemos un precio muy bajo por acceder a la cultura, y este precio iría íntegramente al creador, de forma que ganaríamos ambas partes. Es evidente que a los intermediarios, que tienen mucho poder, esta idea no les gusta nada, y no están dispuestos a perder esta batalla sin una buena lucha, pero al final no tendrán ninguna oportunidad.

Limitaciones absurdas en internet


Ya he comentado alguna vez lo absurdas que me parecen algunas limitaciones o restricciones que tratan de implantarse en internet. Un buen ejemplo, son las restricciones geográficas, que impiden al usuario visualizar un determinado contenido si se encuentra fuera de un país determinado. Aunque hay forma de saltarse estas restricciones, el simple hecho de que existan es absurdo, no tienen sentido en un medio como internet, un medio que derriba las fronteras.

Por si las limitaciones geográficas no fueran suficientemente absurdas, parece que algunos siempre se empeñan en ponerle la guinda al pastel, aunque en este caso estoy seguro de que alguien con empeño puede superar también esto. Lo más “innovador” (nótense las comillas, denotan ironía) es que las oficinas virtuales tengan horarios.

Las máquinas no han evolucionado ni reclaman sus derechos ante los humanos, aunque lo parezca: las oficinas virtuales de dos consejerías del Gobierno de Canarias trabajan con horario fijo e incluso una de ellas librará el próximo 1 de mayo, Día del Trabajador.

Pero no solo las oficinas virtuales de ciertos sectores dependientes del Gobierno imponen horarios en la red, también algunos bancos parecen haber hecho esto, mi madre se quedó pasmada hace unos días cuando vio en la web de su banco que sólo podía realizar unas operaciones en un horario determinado.

Esto no tiene ningún sentido, de hecho creo que es absurdo y hace que este servicio, de las oficinas virtuales, que supuestamente fueron implantadas para, en teoría, facilitar a los ciudadanos la resolución de sus trámites oficiales sin moverse de casa, contribuyendo a descongestionar las dependencias físicas de los organismos; pierden gran parte de su funcionalidad.

Es lógico que quienes tramiten las operaciones que nosotros enviamos vía internet, si no están totalmente informatizadas, tengan un horario de trabajo, y que por tanto tramitarán nuestras peticiones en cuanto estén desempeñando su trabajo, pero eso no quita que yo pueda hacer las peticiones pertinentes a la hora que mejor me convenga.

No se si esto de los horarios en las oficinas virtuales se da también en otras comunidades autónomas, espero por el bien de sus ciudadanos que no, pues que ocurra en Canarias ya me parece suficientemente lamentable.

Visto gracias a Jose Frechín