La SGAE viola la intimidad


Esta noticia ya tiene unos cuantos días, pero es que me hizo tanta gracia, que pensé que si alguien aún no se había enterado no podía negarle echarse unas risas con las aventuras de la SGAE.

Como buena alimaña que son los de la SGAE, llevan un tiempo infiltrándose en bodas, bautizos, comuniones, cumpleaños, fiestas y demás eventos lúdico-festivos con cámaras ocultas para grabar cómo la gente baila al ritmo de la música. Son como ratas de cloaca, se meten donde nadie les llama y emplean técnicas de lo más rastrero y sucio. Para la SGAE bailar al ritmo de una canción que se escucha a través de un altavoz, sin que todos los asistentes a la fiesta tengan el CD es una violación de los derechos de autor. Ellos consideran que todo local que amenice las veladas con música debe pagar por ello, lo que es absurdo, es como si tuvieras que pagar al arquitecto que construyó tu casa por cada vez que entras en ella, o si tuvieras que pagar a quien hizo tu reloj cada vez que le dieras la hora a otra persona que no eres tú, el propietario del reloj.

Lo que hace la SGAE es una violación de la intimidad y por ello puede caerle una multa considerable, sobre todo teniendo en cuenta que son reincidentes, ya que en el 2007 se les impuso una multa de 61.101 euros por hacer exactamente lo mismo.

De todas formas, propongo una idea, sobre todo porque sería muy divertido, casi como una especie de happening. En una boda o lo que sea, repartir entre los asistentes reproductores de mp3, con una selección de canciones descargadas de la red, ya que esto es legal, y que el DJ lo único que hiciese fuera comunicar a los invitados qué canción deben poner en cada momento para que todos bailen a un ritmo similar. Claro que los reproductores mp3 los deberían de traer los novios, o algún asistente a la fiesta. De esta forma, el local no tendría que pagar derechos de autor porque no están poniendo música, los asistentes podrían seguir bailando, y los de la SGAE se subirían por las paredes. Me haría mucha gracia ver algo así.

Anuncios

El miércoles quizá nos dan por el culo


Ya se sabe que los políticos hace tiempo que no velan por los ciudadanos sino por otros intereses que no son los de la mayoría. Tampoco es una novedad que todo aquello que permita una acceso libre, o que aún sea gratuito, sea demonizado. Internet lleva mucho tiempo siendo una astilla en el ojo de empresarios y políticos. No es sólo su extrema ignorancia y desconocimiento de este medio, sino también el odio que sienten por la distribución libre de información. En un mundo capitalista nada debe ser libre, porque todo lo que es libre es un mercado y por lo tanto un negocio perdido, lo que evidentemente no se puede permitir.

Es por ello que el miércoles se vota en el Parlamento Europeo y se decide sobre el futuro de internet. Hoy las descargas vía P2P y otras modalidades son legales, ya que tenemos el derecho a la copia privada sin ánimo de lucro en España. Pero si el Parlamento Europeo así lo decide, nos impondrán sus leyes, y se acabará todo eso de las descargas ya que dejará de ser legal, y podrán obligar a los proveedores de internet a desconectarte si osas descargarte un capítulo de tu serie preferida que parece que no estrenará en este país en la vida.

Lo más lamentable, tal y como comenta el Teleoperador, es que en los medios nadie o prácticamente nadie se ha dignado a hacer mención de este hecho. Es lógico, tanto periódicos como cadenas de televisión también ven a internet como amenaza y por lo tanto aplaudirán que las medidas propuestas por el Parlamento Europeo sean aprobadas.

Hay tantos problemas que deberían ser atendidos y pasan los años y siguen siendo ignorados, y mientras el Parlamento Europeo pone todo su empeño en poner en marcha leyes nefastas para acotar el uso de internet. Encima esta gentuza se llena la boca diciendo que actúan por nuestro propio bien. Señores políticos de Europa, ¡váyanse a la mierda!

Encontrar lo que buscas en descarga directa


Acabo de leer una serie de posts bastante interesantes en los que se comparan tres métodos de descarga de archivos. Las tres maneras analizadas de compartir y descargar archivos han sido el eMule, el Bittorrent y por último la descarga directa.

El eMule supongo que todo el mundo lo conoce y todo el mundo lo sabe usar, el Bittorrent va camino de ser muy conocido también, pero quizá lo que menos se conoce es la búsqueda de archivos en descarga directa. Evidentemente en lo primero que pensamos es en meternos en Google y buscar lo que queremos, pero esto puede suponer perdernos entre un montón de páginas y rincones de la red que no nos llevan a lo que andamos buscando.

Dado que los posts de Genbeta despertaron mi interés, y ya que no me había molestado hasta ahora en buscar los archivos en descarga directa, quise saber un poco más. Para quienes quieran probar este método, y no saben cómo pueden usar diversas páginas web que les ayudarán a encontrar lo que buscan o bien hacerlo de una forma más manual, dándole a las teclas.

Las principales webs que la gente utiliza para alojar archivos son: RapidShare, MegaUpload, YouSendIt, zUpload, Gigasize, etc. Ante de continuar habría que resaltar que la mayoría de estas webs son de pago, si queremos disfrutar de unas descargas cómodas. En el caso de que no nos importe pasar por Captchas y por contadores que nos indican el periodo de tiempo que debemos esperar para poder descargar el archivo, entonces también podemos hacer uso de estas páginas ya que nos permiten usarlas de forma gratuita con estas limitaciones, además, generalmente, de una limitación de velocidad y de descargas simultáneas. Esto ya es decisión de cada uno.

Sigue leyendo

La obsolescencia del copyright


Creo que esta es una forma muy buena de dejar en evidencia la obsolescencia del copyright en la actualidad.

El copyright ha perdido su razón de ser: la de promover el aprendizaje y la creación de nuevos trabajos. En lugar de eso, sus principales funciones hoy son preservar modelos de negocio fallidos, suprimir nuevos modelos y tecnologías, y obtener, siempre que sea posible, beneficios desproporcionados e injustificados de actividades que no solo no causan daño alguno, sino que son incluso beneficiosas para los propietarios del copyright. Como en Humpty Dumpty, las leyes de copyright ya no tienen arreglo posible.

William Patry, Senior Copyright Counsel en Google, al cerrar su blog.

Me parece que no hace falta añadir nada más ya que con unas pocas palabras queda todo muy bien explicado.

Vía | Enrique Dans

Al final las descargas no hacen tanto daño


Casi a diario nos bombardean con lo inconscientes y malvados que somos por descargarnos música y películas de internet. Nos llaman sin razón, porque las descargas son legales, piratas, delincuentes y nos criminalizan constantemente. Lo curioso es que discográficas y productoras cinematográficas, después de tanto lloriquear por las esquinas y llamarnos del todo, al final, las descargas, no solo no les perjudican tanto, sino que además en muchos casos les benefician. Si es que son unos cabrones, está claro.

El poder contra el pueblo


Está visto que siempre que algo beneficie al pueblo, a la gente, a los ciudadanos de a pie, al capital, al poder, le jode. Que podamos divertirnos sin pagar por ello jode tremendamente. ¿Por qué en Canarias no te dejan acampar prácticamente en ningún sitio? Ya se que es por la pretendida falta de civismo de las personas, pero eso tiene fácil solución. La realidad es que habiendo apartamentos y hoteles, ¿qué coño es eso de irse de acampada? ¿Qué se han creído malditos crápulas? ¿Quieren diversión, quieren ocio? Pues paguen como es debido. Así es nuestro mundo. Vivos en el mundo al revés, donde los países poderosos pasan del hambre, y deciden criminalizar aún más al inmigrante. Vivimos en un mundo donde habiendo preocupaciones infinitamente mayores, el G-8 en su reunión tratará el tema del P2P y podría apoyar un nuevo marco legal mundial para perseguir la piratería. Pero no sólo el G-8 también el Parlamento Europeo prepara una amplia reforma de la legislación de telecomunicaciones que, según buscan algunas enmiendas de última hora, convertiría a los proveedores de acceso a Internet (ISP) en vigilantes de lo que viaja por sus redes.

Mientras los ciudadanos se adaptan y comprenden que los tiempos cambien y la sociedad avanza, los políticos que tienen la mano metida en el bolsillo de las discográficas y productoras de cine y televisión, se decantan por el pasado, como bien expone RinzeWind en su blog: “Los conductores de carruajes están presionando en el Parlamento Europeo para intentar que se apruebe legislación que sólo permita coches con las ruedas cuadradas.

Ahora unas palabras del Teleoperador, quien claramente expone mis sentimientos referente a este tema, en el post citado a continuación:

Me he enterado esta mañana y es urgente. Es muy, muy urgente. Recomiendo la lectura inmediata de este post de Carolina López, asistente del eurodiputado de Los Verdes David Hammerstein, que cuenta breve y claramente la indecencia que varios hijos de puta pretenden aprobar en Europa para cargarse el P2P.

Resumiendo: gestoras de derechos de autor y grandes distribuidoras de cine y música pretenden aprobar una ley que nos obliga a todos a tener instalado un programa espía que controla qué estamos descargando de Internet. En caso de ser material protegido por derechos de autor, el programa nos envía avisos de que lo que estamos haciendo es ilegal, informa a nuestro proveedor de ADSL y éste nos reduce la velocidad de conexión. Y en último extremo, nos dan de baja el servicio, como ya se está haciendo en Francia y Gran Bretaña. Para requetecolmo y recochineo sumum, dicho programa estará financiado con presupuestos públicos, o sea, que lo pagaríamos nosotros: somos las putas, ponemos la cama y nos aplicamos el dildo solitos mientras se la chupamos.

Da igual que descargarse contenidos protegidos sin ánimo de lucro sea perfectamente legal en España. Da igual que esa ley suponga el final (más o menos) del P2P, de la privacidad en Internet y un frenazo de cojones a la implantación del ADSL, pues ya me dirás para qué coño lo queremos si no podemos bajar Weeds o The Wire en versión original y me tengo que esperar un año mínimo a que los patazas de Cuatro lo emitan con ese infame doblaje y la imagen cortada. Lo que es yo, me daría de baja inmediatamente, me ahorraría los 40 € mensuales y me limitaría a llamadas de módem para ver el correo y a conectarme gratis en bares para subir fotos, vídeos y actualizar el blog.

Y sobre todo, les da igual hacer el gilipollas prohibiendo una tecnología que deja obsoleto el negocio de las distribuidoras, que es como prohibir la imprenta porque perjudica a los amanuenses. ¡Reconviértanse, cojones, como hicieron los astilleros, los mineros y la siderurgia! ¡O extínganse, mejor!

Aún se puede intentar hacer algo, o hacerlo, o pretender que se hace.

La traición del subconsciente


En un email del departamento de prensa de la SGAE remitido, seguramente, al periódico Público, y del cual se hace eco Nacho Escolar en su blog, podemos ver como el subconsciente parece traicionar a la gente de la SGAE. Esta traición queda en evidencia en el asunto del email, que de forma apresurada reenvían con la correspondiente modificación.

De: Prensa SGAE

Fecha: 17 de junio de 2008 17:08

Asunto: EL SECTOR CULTURAL RECLAMA UN MAYOR ESFUERZO CONTRA LA CULTURA

Cuatro minutos más tarde llega el mismo email con una ligera modificación del titular del asunto.

De: Prensa SGAE

Fecha: 17 de junio de 2008 17:12

Asunto: SUSTITUYE AL ANTERIOR: EL SECTOR CULTURAL RECLAMA UN MAYOR ESFUERZO CONTRA LA PIRATERÍA

En este caso, aunque el segundo asunto es el que nos quieren vender, de ahí que lo comunique el gabinete de prensa de la SGAE, la verdad está claramente expresada en el asunto del primer email.