En tiempos de crisis la gente se replantea el marxismo


Karl Marx

Con la crisis llegaron la preocupación y las dudas, dudas que incluso llevan a cuestionar el sistema económico, reflexión que por cierto se había quedado un tanto olvidada.

Ahora la gente parece que vuelve a interesarse por la obra de Karl Marx, ya que El Capital, “la obra esencial del filósofo alemán volvió a ser éxito de ventas en su país natal: en medio de la crisis financiera, en las tres primeras semanas de octubre, se vendieron 417 ejemplares, prácticamente la misma cantidad de ventas que se hicieron durante todo el 2005, cuando se comercializaron 500 ejemplares“.

En octubre de 2008 las ventas totales ascendieron a 2.400 ejemplares de El Capital. Según el editor, Schütrumpf: “Si Marx se vende bien, es que la sociedad va mal“.

Como parece evidente no toda la sociedad alemana está redescubriendo la obra de Marx, Schütrumpf señaló que los más interesados y los principales compradores de la obra del filósofo alemán son sobre todo los jóvenes estudiantes de 20 a 25 años.

Sin embargo me llama la atención que ahora, de repente, no es que todo el mundo haya ido a una librería a hacerse con una copia de El Capital, pero si que ha resurgido cierto interés por la obra del sociólogo alemán. Quizá sea verdad que estamos asistiendo a una muerte lenta del capitalismo, aunque conociéndolo diría que de muchas peores también ha salido, por lo que tampoco esta crisis y algunas de las críticas necesariamente deben hacernos pensar que algo nuevo se está fraguando.

Teddy Bautista y sus tonterías habituales


Me hace mucha gracia leer la entrevista de Teddy Bautista en el ABC, empezando por su respuesta a la primera pregunta, en la que afirma algo tan interesante como lo siguiente: “[…]pero habría que revisar la legislación, y conseguir que los ayuntamientos y las instituciones locales, en lugar de poner obstáculos, faciliten la presencia de la música.” Resulta interesante que sea precisamente el presidente de la SGAE diga esto, ya que no se por qué pero quien me da la sensación de que pone obstáculos es él y su organización.

Cuando prácticamente todo lo relacionado con la informática termina marcado con un canon, el cual se impone supuestamente para contrarrestar las supuestas pérdidas producidas por el intercambio de cultura vía P2P, difícilmente se puede justificar a su vez la terrible campaña e incorrecta, que se fomenta desde la SGAE y con la que se pretende criminalizar a quien descarga sin ánimo de lucro creaciones artísticas y no tan artísticas de la red. El canon se justificó como la forma de recaudar el dinero que se escapa de las manos a los empresarios de la industria del entretenimiento, claro que para que se les escape ese dinero debe de existir algo que lo justifique, en este caso el intercambio de archivos vía P2P. Se trata de una imposición que se retroalimenta, y que sólo es posible por la dialéctica que se genera en torno a este fenómeno. Si se cortara el intercambio de cultura, el canon debería desaparecer porque no habría justificación para el mantenimiento del mismo. Esto supondría un tremendo golpe a las arcas de la SGAE, ya que dejaría de ganar una tremenda cantidad de dinero. Los que le generó el canon a la sociedad en el 2007 ascendieron a los 20 millones de euros.

En realidad a la SGAE le conviene que exista el P2P y las descargas legales (legales porque es legal descargar películas, música, etc., por P2P), sobre todo porque sólo así pueden justificar la creciente cantidad de dispositivos marcados con el canon, buen ejemplo de ello el canon digital.

Pero no solo la SGAE se beneficia de las descargas, también las compañías que ofrecen internet podrían ver afectado de manera considerable su negocio si de repente los usuarios no pudieran seguir descargando todo tipo de archivos a través de la red. Con total seguridad serían muchos los que contratarían conexiones con un menor ancho de banda, cuyo coste es menor, ya que para qué pagar por algo que no se va a aprovechar.

Cierto que afirmar que el principal problema es que, organismos como la SGAE, siguen empeñados en defender un modelo que ha quedado obsoleto, es utilizar una afirmación muy recurrida, pero es que hay que hacerlo pues es ahí donde radica el problema principalmente.

Pero consideremos otra de las afirmaciones de Teddy Bautista en la misma entrevista: “Todo este discurso de la cultura libre, si es tan progresista como parece, la izquierda tendría que reivindicar la vivienda libre, la comida gratuita, la educación, la asistencia sanitaria, la ropa… cuando todo eso sea gratis, a lo mejor los artistas tampoco quieren cobrar por su trabajo, pero eso se llama co-mu-nis-mo. Mientras la leyes fundamentales no cambien, eso seguirá así.

Sigue leyendo

Los Estados Comunistas de América


El país que parecía la máximo expresión del capitalismo se está haciendo comunista. Ya nos dieron razones para hacer bromas acerca del “comunismo” norteamericano cuando decidieron financiar a los bancos con dinero público, porque no parecía algo que propio de un país neoconservador como lo es, o quizá era, Estados Unidos.

Ahora, para que todo parezca aún más surrealista, McCain también conocido como “Anger management John“, uno de los hombres que menos sospechas de ser comunista podría levantar del mundo, ha pedido dinero a Rusia para financiar su campaña política. Esto es tremendo.

El delegado ruso en la ONU, Vitaly Churkin, tras la sorprendente petición de McCain ha declarado que ni las personalidades oficiales rusas, ni el Gobierno ruso nunca participan en la financiación de actividades políticas en países extranjeros.

Quizá es esta la estrategia de Estados Unidos, al ver que el capitalismo les está trayendo ciertos problemillas recientemente, han decidido que van a reformar el país y a hacerse comunistas, por probar…

Ironías económicas


La economía estos días está tan repleta de ironía. Cuando uno lee que un fondo de inversión público de China negocia la compra del banco de inversión Morgan Stanley, primero piensa que es una broma. Pero al parecer no lo es. Claro que esto sería más irónico y más gracioso si China fuese realmente un país comunista y no una dictadura de lo más represiva, que poco tiene que ver con lo que yo entiendo por comunismo.

Lo que está claro es que el FMI y los discursos de la economía libre de mercado de los dirigentes norteamericanos son un chiste. Eso de promover ciertas políticas para unos, pero luego callarse como cobardes cuando otros no siguen estas mismas directrices es bastante lamentable.

Creo que ante los acontecimientos recientes y los de los últimos años queda bastante claro que necesitamos algo diferente, otro sistema, no un capitalismo que más que proporcionar bienestar nos arrastra a todos a la miseria tanto del bienestar individual como de las personas como tales.

Los cambios de Raúl Castro para Cuba


Hotel Meliá Habana, Cuba

Ya el otro día se podía leer en la prensa que Raúl Castro había autorizado que los cubanos pudieran adquirir ordenadores, reproductores de DVD y algunos artículos electrodomésticos. Ayer domingo a las 12 de la noche entró en vigor una nueva medida. Ésta permite a los cubanos alojarse en cualquier hotel de su país, alquilar un vehículo o una moto de turismo y pasar unas vacaciones en un establecimiento “todo incluido” del polo turístico de Varadero.

Todo eso está muy bien, porque realmente se trataba de “prohibiciones absurdas” de hecho, yo diría que todas las prohibiciones que atentan contra la libertad de los cubanos son absurdas, desde hace mucho tiempo, pero es lo que suele caracterizar a las dictaduras. Pero en realidad estos cambios no son sustanciales, al menos por el momento, teniendo en cuenta la situación actual de los cubanos.

Mi amigo Bentor recientemente estuvo por allí con su mujer, vio la Cuba de verdad, la de los cubanos, no aquel montaje para turistas. Me enseñó vídeos y fotos, me contó lo que vio, y viniendo de él no dudo ni en un detalle. La pobreza, las dificultades para llegar a fin de mes, las carencias constantes de todo tipo de productos básicos hacen que comprar un reproductor de DVD, un ordenador, electrodomésticos o pasar unos días a un hotel sean algo prácticamente imposible para cualquier cubano.

Con el salario normal de un cubano, en condiciones normales, prácticamente no se llega a final de mes. No nos pongamos en el peor de los casos de que sea preciso un gasto adicional por lo que sea. ¿Cómo se puede esperar que un cubano se compre un reproductor de DVD o un ordenador? Si aún están pagando a plazos ollas a presión y neveras, que el gobierno les obligó a renovar.

No hay que olvidar un factor fundamental: mientras los cubanos perciben su salario en pesos cubanos, todos estos productos se ponen en venta en la divisa del peso convertible, cuyo valor es unas 24 veces superior al peso cubano. Esto significa que todos los cubanos que no tengan acceso a divisas, la mayoría, se pueden olvidar prácticamente de estos productos.

Sigue leyendo