Ernesto 'Che' Guevara el idealista


El otro día fui al cine a ver “Che, El Argentino”. Me pareció una película interesantísima y que genera en el espectador la sensación de haber visto un cine bien hecho, con dedicación, con entrega. La única pena es que ahora hay que esperar a la segunda parte. Benicio del Toro interpreta al revolucionario, y su parecido y su interpretación son impresionantes.

Pero realmente no quiero hablar de la película en sí, aunque si recomendarla fervientemente, sino que me gustaría reflexionar un poco acerca de lo que fue el Che, bajo mi punto de vista. Tras ver la película, y habiendo leído algunas cosas acerca del doctor Guevara, me doy cuenta de que era un idealista, un soñador. Puedo discrepar con él en diversos aspectos, sobre todo en la forma empleada para poner en práctica el ideal, pero me es imposible contradecirle en cuanto al amor por la justicia. No hablo de la ley, porque entre las leyes hay tantas tan absurdas e injustas que uno se pregunta cómo pudo ser concebida, sino de la justicia como la idea de las cosas bien hechas, del respeto por el bienestar y la vida de los demás, por la concepción de que debe haber algo más allá del constante máximo beneficio propio.

Yo entiendo el sueño de un mundo diferente, un mundo que no es capitalista, un mundo en el que el egoísmo no sea la principal fuerza motriz. La tierra debe ser de quien la trabaje. La tierra no tiene dueño, es de todos y de ninguno. Entiendo soñar con justicia; justicia para todos y no para los de siempre. Entiendo el mundo en unos valores y comprendo la necesidad de vivir por ellos. Entiendo el amor por tus iguales, incluso cuando en ocasiones te puedan parecer detestables. Entiendo que la pasión con la que se siente puede ser tan fuerte que deseamos alcanzar nuestro deseo de la forma más rápida posible, pero esto, muy probablemente, supone también que dicho deseo se construye sobre pilares más frágiles, más endebles y que requieren una fuerza tremenda para poder ser sostenidos. Si miramos a Cuba, a la Rusia comunista, a China y otros países que pretendieron ser comunistas, nos damos cuenta de que la anterior afirmación es totalmente cierta. No se convenció a la mayoría de la gente, simplemente se les metió en un sistema con calzador, de ahí que para mantener dicho sistema se use la fuerza bruta de una dictadura. De ahí que, seguramente, la vía violenta sea la más rápida pero también la menos consistente. Es aquí donde creo que el Che se confundía, o quizá no, quizá era consciente de ello, pero consideraba que era precisa derrocar a un mal dirigente para luego construir los pilares de la conciencia y del conocimiento.

Sigue leyendo

Anuncios

Che, El Argentino


Parece que se nos echa encima una temporada de buenas películas, o cuanto menos películas interesantes. Si el otro día hablé del nuevo trabajo de Oliver Stone, “W.” una especie de biografía no autorizada del actual presidente de los Estados Unidos, hoy quiero hacer mención de “Ché, El Argentino“.

El título, que no me convence del todo, no deja lugar a dudas, la película narra la historia del mítico Ernesto ‘Che’ Guevara, a manos del director Steven Sonderbergh. Viendo el trailer, nadie podrá negar que el papel de Che le como anillo al dedo a Benicio del Toro.

Lo mejor de todo es que no tenemos que esperar mucho para dejar que nos cuenten algo más acerca de los principales pasajes biográficos del Che, y así adentrarnos un poco en la filosofía de este líder revolucionario, ya que la película se estrena el 5 de septiembre. Quizá así podamos conocer algo más del reconocido pero desconocido Guevara, un rostro que figura en tantas camisetas y pegatinas en todo el mundo, pero del que la mayoría sabemos bastante poco.

http://www.dailymotion.com/swf/k1q1p4y4EcxnbxJCiW&related=1

Las barbaridades de Federico


Federico Jiménez Losantos no se cansa de decir barbaridades, vean algunas perlas que suelta en una entrevista que le hacen en un programa de Miami. Entre sus propuestas de cara a la política exterior están las siguientes:

  1. Invadir Cuba
  2. Invadir Venezuela o, en su defecto, asesinar a Chávez
  3. Invadir Ecuador
  4. Colgar a Fidel Castro o, mejor aún, retransmitir en directo por televisión su agonía en un canal 24 horas
  5. Qué lástima que la ex mujer de Hugo Chávez no le castrase
  6. Qué lástima que no matasen a Chávez durante el golpe de estado
  7. Qué lástima que Zapatero no padezca una enfermedad terminal

Esto lo cuentas por ahí, a gente que no conozca la Cope, a Federico y la realidad política de este país, y lo primero que te pregutan es: “¿Y puede decir todo eso así, sin más, sin que le pase nada por ello?” Esa es sin duda una pregunta interesante, porque por un lado está la tan recurrida libertad de expresión, pero también todo tiene su límite, y creo que son muchos los que piensan que Federico sobrepasa el mismo con frecuencia.

Los cambios de Raúl Castro para Cuba


Hotel Meliá Habana, Cuba

Ya el otro día se podía leer en la prensa que Raúl Castro había autorizado que los cubanos pudieran adquirir ordenadores, reproductores de DVD y algunos artículos electrodomésticos. Ayer domingo a las 12 de la noche entró en vigor una nueva medida. Ésta permite a los cubanos alojarse en cualquier hotel de su país, alquilar un vehículo o una moto de turismo y pasar unas vacaciones en un establecimiento “todo incluido” del polo turístico de Varadero.

Todo eso está muy bien, porque realmente se trataba de “prohibiciones absurdas” de hecho, yo diría que todas las prohibiciones que atentan contra la libertad de los cubanos son absurdas, desde hace mucho tiempo, pero es lo que suele caracterizar a las dictaduras. Pero en realidad estos cambios no son sustanciales, al menos por el momento, teniendo en cuenta la situación actual de los cubanos.

Mi amigo Bentor recientemente estuvo por allí con su mujer, vio la Cuba de verdad, la de los cubanos, no aquel montaje para turistas. Me enseñó vídeos y fotos, me contó lo que vio, y viniendo de él no dudo ni en un detalle. La pobreza, las dificultades para llegar a fin de mes, las carencias constantes de todo tipo de productos básicos hacen que comprar un reproductor de DVD, un ordenador, electrodomésticos o pasar unos días a un hotel sean algo prácticamente imposible para cualquier cubano.

Con el salario normal de un cubano, en condiciones normales, prácticamente no se llega a final de mes. No nos pongamos en el peor de los casos de que sea preciso un gasto adicional por lo que sea. ¿Cómo se puede esperar que un cubano se compre un reproductor de DVD o un ordenador? Si aún están pagando a plazos ollas a presión y neveras, que el gobierno les obligó a renovar.

No hay que olvidar un factor fundamental: mientras los cubanos perciben su salario en pesos cubanos, todos estos productos se ponen en venta en la divisa del peso convertible, cuyo valor es unas 24 veces superior al peso cubano. Esto significa que todos los cubanos que no tengan acceso a divisas, la mayoría, se pueden olvidar prácticamente de estos productos.

Sigue leyendo

Fidel lo deja, ¿pero qué vendrá después?


Fidel Castro

Fidel Castro anunció hoy, a través de un discurso publicado en la edición electrónica del diario Granma, su renuncia a la presidencia. De todas formas ya desde el 2006 es su hermano Raúl Castro el que ocupa el poder de forma provisional.

Supongo que mientras viva Fidel, Cuba seguirá más o menos igual, pero la pregunta que me ocupa es, ¿qué pasará con Cuba cuando Fidel muera? Porque ya Bush comunicó que espera que el anuncio por parte del comandante sea el principio de la transición cubana. Pero yo pienso que el tipo de transición que desea Bush no puede ser nada bueno. De la misma forma que la que desean los disidentes cubanos en Miami tampoco creo que sea algo muy deseable.

Yo deseo lo mejor para Cuba, creo que somos muchos los que sentimos simpatía por aquella pequeña gran isla disidente en un mundo ciertamente hostil hacia ella. Y precisamente por eso no me gustaría verla convertida en el prostíbulo de los ricos norteamericanos. Que termine siendo otro país explotado por el monopolio capitalista, como el resto de los países latinoamericanos. No deseo eso para Cuba, porque eso significaría tan sólo una cosa, salir de un barreño de mierda para meterse en otro, porque el pueblo cubano seguiría viviendo con carencias de todo tipo.

Supongo que todos seguiremos este proceso con mucho interés y con la esperanza de que el pueblo cubano al final vea mejorada su situación y no empeorada o sin cambio aparente.

[tags]Fidel Castro, Raúl Castro, Cuba, presidente, comandante[/tags]