Material de construcción respetuoso con el medio ambiente


Los retos para el futuro son la creación de construcciones ecológicas, tanto cuanto al mantenimiento, véase reducido gasto de energía y agua, aprovechamiento de la luz solar, autosuficiencia energética, etcétera; pero además el material de construcción debería de ser también respetuoso con el medio ambiente, por lo tanto, reciclable, sin componentes químicos nefastos para el medio, y por lo tanto su producción también debería ser menos contaminante. Es precisamente esto lo que ha desarrollado el profesor Brent Constanz.

La fabricación del cemento propaga grandes emanaciones de C02 a la atmósfera, lo  que coopera a empeorar el efecto invernadero. De ahí que buscar nuevas formas de producción sea interesante. El profesor Brent Constanz ha perfeccionado un cemento en cuya producción no se emite dióxido de carbono. Incluso, si la cementera se ubicara cerca de una central eléctrica, ésta captaría la mitad de las emisiones de la segunda.

Los componentes de este nuevo cemento, así como el procedimiento de fabricación son secretos, pero se ha descubierto que uno de los elementos más destacados es la eliminación de las grandes temperaturas requeridas para el tratamiento de la piedra caliza.

Otro aspecto importante y contra el pronóstico común, este cemento que es más respetuoso con el medio ambiente, no sólo no tendría un coste superior al cemento actual, sino que este sería incluso menor que el del cemento utilizado en la actualidad.

Además de todo esto, este nuevo cemente es un material capaz de suprimir la polución atmosférica una vez colocado en la construcción. La propiedad se apoya en la adicción de dióxido de titanio para atribuirle pertenencias fotocatalísticas al cemento. Así cuando éste se expone a la radiación solar se transforma en un reactor foto catalítico capaz de degradar contaminantes atmosféricos que se encuentran en el aire. Según la compañía que ha desarrollado el cemento, Italcementi, los óxidos nitrosos son degradados hasta nitratos que terminan asentados en el suelo. La empresa afirma que de esta forma podría eliminarse el 50% de la existencia de óxidos de nitrógeno en el aire de la zona.

La única pregunta que me queda es, si esos nitratos que se asentarán en el suelo serán nocivos de alguna forma. Si alguien con conocimientos químicos me lo aclara le estaré muy agradecido.

Anuncios

El drama del transporte público de Tenerife


Ya el otro día hablábamos de la subida de precios del transporte público en Tenerife, subida abusiva, habría que añadir, que situaba a las guaguas y al tranvía en la lista de los más caros de España. Pero la cosa no queda ahí, porque con esta subida de precios se han lucido de verdad, han colocado al transporte público entre los más caros a nivel internacional, todo un mérito.

La diferencia del sueldo medio bruto de los tinerfeños (por encima de los 1.200 euros y ahora un mínimo de 1,30 euros por viaje) con el de daneses (4.186 euros, y 0,51 euros en transportes), holandeses (3.942 y 1,60), ingleses (3.848 y 0,90), alemanes (3.032 y 1,20), franceses (2.607 y 1,60), italianos (2.331 y 1 euro), neoyorquinos (2.500 y 1,34), japoneses (1.849 y 1,17)… Si a esto se le suma que bajan los tiempos para viajar y hacer transbordo, gratuito o con descuento, el usuario del transporte público roza el colmo… Coger el coche, una opción que barajan los encuestados y que supone el principio del fin de un espíritu que, por otro lado, pretende contagiar el Cabildo: “Yo ahorro, yo hago guaguing” se lee en las publicidades en el Intercambiador. Ayer no estaba el jugador de la NBA, Sergio Rodríguez botando su balón y asegurando como hace en el anuncio televisivo lo de: “Yo me muevo en guagua, ¿y tú?”. La respuesta es preocupante: “A ver si consigo un coche”.

Esa es la realidad del transporte público de Tenerife, lamentable, sobre todo en los tiempos que corren en los que el transporte público debería ser cada vez más atractivo y ser cada día más una alternativa real al coche, pero si este es el camino escogido queda clara que ese objetivo se aleja a velocidades vertiginosas.

Ascó, un chiste sin gracia


Radioactividad

El Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) no descarta ahora que exista riesgo radiológico derivado del escape radioactivo de la central nuclear de Ascó-1, tal y como se puede leer en su respuesta a Greenpeace de ayer miércoles 14 de mayo. Greenpeace considera muy significativo este cambio de actitud del CSN, ya que desde el primer momento (tras hacer Greenpeace público la existencia del escape el pasado 5 de abril), el Consejo ha estado afirmando reiteradamente, de forma acientífica y totalmente falta de rigor, que “descartaba riesgo radiológico en Tarragona”.

Hace ya unas cuantas semanas exponía lo siguiente en un post: “Yo espero que la cosa quede así. Que realmente sea un incidente que no suponga un peligro mayor tanto para personas como para el medio ambiente. Pero visto lo visto, cómo ha ido ganando en gravedad con el paso de los días, aún dudo que éstas hayan sido las últimas noticias acerca del incidente.

Como pueden ver, no me equivocaba al cuestionar que aquello fuera el final de este chiste sin gracia en el que se ha convertido el escape de la central nuclear Ascó. Una vez más podemos ver con claridad la verdadera cara de la energía nuclear y de quienes están detrás de la misma. Se miente, se oculta, se calla y se manipula, sin escrúpulos, todo sea por mantener el “buen nombre” de esta energía tan “limpia“, y si para ello hay que mentir acerca de elevados índices de radioactividad, pues se miente, ¿qué más dará que la gente se exponga a ésta? No les importa, a los de las centrales nucleares, exponer a la población y al medio ambiente a riesgos radiológicos innecesarios e indebidos.

Veremos como continúa todo esto, pero en cualquier caso, creo que este caso debe mantenerse en la memoria, pues muestra la clase de gente que se encuentra operando en la sombra de las chimeneas de las centrales nucleares.

Guerrilla contra la basura en las playas


Un montón de condones

Un montón de colillas

A la mayoría de la gente le gusta la playa, es un lugar al que vamos a disfrutar. El problema es que muchas personas, en ese acto de disfrute, se olvidan que si dejan la playa como un estercolero pronto no será un placer tomar el Sol y bañarse en allí. Este es un fenómeno mundial. Por esa razón, el grupo ecologista Surfrider, ha hecho un recorrido por las playas de Los Ángeles y ha expuesto en los mercados cercanos los “productos” encontrados. Lo que hicieron fue empaquetar la basura, como si de productos alimenticios expuestos en un supermercado se tratase. El resultado: una campaña de concienciación muy llamativa.

Ahora que llega el verano y las playas se colapsan, por favor, mantengan nuestras playas limpias, son de todos y entre todos debemos cuidarlas.

¿Y ésta es la energía del futuro?


Lo de la central nuclear de Ascó es un cachondeo. Lo primero es que hubo una fuga de partículas radioactivas, sobre las que nadie dijo nada, ni la Asociación Nuclear Ascó-Vandllòs II (ANAV) ni tampoco el CSN, hasta que Greenpeace dio la voz de alarma. Entonces los de Ascó afirmaron que había algunas partículas rondando por las afueras de la central, pero que, como no podía ser de otra manera, su radioactividad era prácticamente inexistente y no suponían un peligro para la población. Poco después se supo que en la central ya sabían que sus primeras mediciones de la radioactividad no eran ciertas, y que ésta era 100 veces superior a la admitida por los responsables de Ascó. Posteriormente el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) reclasificó el escape radiactivo ocurrido el pasado 5 de abril en la central nuclear de Ascó (Tarragona) para elevarlo al nivel 2 (categoría de “incidente“), de acuerdo a la escala internacional de sucesos internacionales.

A pesar de todo se sigue afirmando que este incidente no tiene mayor gravedad, y que no hay por qué preocuparse. Lo que pasa es que mientras nos dicen esto, el CSN detecta radiación en un camión en Reus procedente de Ascó. No se hasta que punto las partículas radioactivas, que se están dispersando cada vez más, son realmente inofensivas. Lo que está claro es que este incidente, como lo llaman ellos, está teniendo una envergadura mucho mayor de la que en un principio se quiso admitir. De hecho, de no haber sido por Greenpeace, seguramente no habríamos sabido nada acerca de todo este tema.

Yo espero que la cosa quede así. Que realmente sea un incidente que no suponga un peligro mayor tanto para personas como para el medio ambiente. Pero visto lo visto, cómo ha ido ganando en gravedad con el paso de los días, aún dudo que éstas hayan sido las últimas noticias acerca del incidente. El CSN ha anunciado que impondrá una multa de 30 millones de euros a la central nuclear Ascó. Curiosamente ésta ya había sido multada en el año 2002. Esto nos lleva a lo de siempre, los incidentes y los problemas en las centrales nucleares son mucho más frecuentes de lo que a muchos les gustaría admitir.

Sigue leyendo

5 formas de salvar el planeta


Ya que hoy es el día de la Tierra, qué mejor que un pequeño vídeo instructivo en el que se detallan cinco sencillas formas de salvar el planeta, o al menos reducir la contaminación y el derroche de bienes básicas y que cada día son más escasos.

Y de regalo otro vídeo más, con una muy buena idea para ahorrar un montón de agua.

El Día de la Tierra


Hoy se celebra el Día de la Tierra. Aunque con lo que le faltamos al respeto a diario no se yo si nos perdonará porque pensemos en ella un día al año. De todas formas, más vale un día para recordar, a los que habitamos este planeta, lo que estamos haciendo con él que ninguno.

Partiendo de la base de que lo que hacemos es desastroso, no estaría mal que días como estos sirvan, sobre todo a los inconscientes, para darse cuenta de la gravedad del asunto. Aunque desgraciadamente un amplio sector de esos, más que inconscientes, indiferentes, son los políticos y los dueños de grandes empresas. A este colectivo sólo le interesa el dinero, el medio ambiente les importa bien poco y no lo hará hasta que éste no de dinero. Por eso es tan importante que nosotros, la población, impidamos que estas personas sigan ignorando algo tan vital como es la salud del planeta en el que vivimos y más aún, gracias al que vivimos. Hace un año ya hablé de éste día, y el mensaje que redacté sigue siendo hoy tan vigente como el año pasado, pues parece que muy poco ha cambiado.

Respeta el medio ambiente, ahorra, cuida, recicla… No es tan difícil, y el resultado podría ser que las imágenes que hay bajo estas líneas poco a poco se conviertan en historia. Incluso Google y YouTube se suman a la celebración de este Día de la Tierra.