Lo natural sigue siendo mejor


Vivimos en la era de los suplementos. Cada vez nuestra alimentación se parece más a la de los astronautas. Todo viene en pastillitas o en concentrados de dudable origen. Podemos hacer un caldo con una pastilla; podemos tomarnos una pastilla que lleva más vitaminas que una cesta de frutas; podemos hacernos un puré de papas con unos polvitos, o una sopa de cebolla con unos cuantos tropezones, etc. Pero no sólo eso, la gente también se aficiona cada vez más a pastillas de todo tipo para lograr todo tipo de supuestos beneficios que yo no acabo de ver.

Es sorprendente ver los armarios de algunas personas. Tienen más fármacos que una farmacia, y además esas medicinas muchas veces tienen efectos contrarios, lo que hace que su organismo se vuelva totalmente tarumba. Quién no ha visto a esa gente que toma pastillas para dormir, pero luego para poder estar despierta necesitan tomar algún estimulante, y como este no les deja dormir necesitan otro tranquilizante, y así están todo el día, con la consecuencia de que tantas pastillas atacan de forma agresiva al estómago, por lo que se tienen que tomar otra pastilla más para fortalecer las paredes del mismo y así evitar posibles úlceras o perforaciones.

No es normal el grado de dependencia de fármacos al que hemos llegado. A ello se suman ahora los suplementos vitamínicos, ya que la gente es demasiado vaga para comer fruta y verdura, se creen que de esta forma artificial suplen sus carencias, y prolongan su vida, ya que dichas pastillas prometen tener un alto contenido en antioxidantes. Pues por un estudio reciente, y al que se le adjudica una alta credibilidad y fiabilidad, la promesa de salud y longevidad creada en las últimas décadas por los suplementos antioxidantes se ha desvanecido.

Si se guiaran por las pruebas científicas y no por los cantos de sirena de la publicidad, los muchos millones de personas que toman estos complementos dietéticos en Europa y EE UU (10-20% de la población) para prevenir el cáncer y otras enfermedades crónicas deberían dejar de hacerlo. Ya se sospechaba que tomar vitamina A, vitamina E, betacaroteno y otros antioxidantes, juntos o por separado, no tenía ningún efecto positivo apreciable sobre la salud, pero al menos se presumía que no era perjudicial. Ahora se ha comprobado, mediante el tipo de estudio que ofrece más garantías científicas, que las píldoras antioxidantes no sólo son un gasto inútil, sino que además pueden acortar la vida.

Creo que es importante que la gente, si quiere antioxidantes, empiece a comer brócoli, frutas y verduras con vitamina C, como el kiwi, la naranja, el limón…, zanahorias, berenjenas… A tomarse una taza o dos de té verde al día. Consumir alimentos sanos en definitiva y dejarse de tanta tontería.

Haz deporte, come bien y bebe mucha agua. Tres claves para estar sano y en forma.

[tags]Antioxidantes, suplementos vitamínicos, pastillas, fármacos[/tags]

Fast Food Nation


Fast Food Nation

Una película que habrá que ir a ver, Fast Food Nation. Lo que me da cierta pena es que en ella se ha creado una empresa de comida rápida ficticia, probablemente para evitar posibles denuncias por parte de estos gigantes del colesterol. Aún así, lo que se expone en ella son sucesos reales contados en el libro que tiene el mismo título.

Al parecer la película no sólo trata la cuestión alimenticia de este tipo de comidas, que todos ya sabemos bien que son un atentado contra nuestro cuerpo, sino también se adentra a cuestiones más delicadas, como la explotación laboral y en general los negocios turbios de estas empresas, que crean el sabor a barbacoa en un laboratorio.

Si es que al final, eso que muchos sospechamos, que los de McDonald’s, Burger King, etc., le echan productos a su comida que las hacen adictivas va a ser verdad. Esto de crear sabores en el laboratorio debe ser un chollo, así nos pueden dar esa porquería de comida, y nosotros decir que a pesar de todo sabe bien. Que rabia me da. Así pueden hacer que los nuggets de pollo, que se hacen prácticamente a partir de piel y grasa de pollo (como demostró Jamie Oliver) tenga un sabor muy rico y que a todos nos habrá gustado comer.

Sigue leyendo

El veneno en la comida


El grupo Ecologistas en Acción ha emitido un comunicado en el que advierte de que al menos doce clases de pescado y uno de crustáceos contienen niveles de mercurio “por encima de niveles recomendables y que no deberían ser consumidos por mujeres embarazadas o menores de 15 años.

En cuanto al resto de la población, sólo debería de consumir estos pescados como mucho una vez al mes, señaló Leticia Baselga, responsable de la campaña “Mercurio Cero” de la organización ecologista.

Los pescados en cuestión son: mero, cazón, marrajo, marrajo – tiburón, escolar, rape, agujas, marlín, kaila – tiburón, atún, emperador – pez espada. Y el crustáceo es el langostino.

[tags]Ecologistas en Acción, mercurio, pescado contamidado[/tags]

La tostada benéfica


Se acerca la navidad, y me encontré una web en la que te proponían “comprar una tostada benéfica“, y he destinado 15 euros (20 dólares), a esta iniciativa. Este dinero irá a alguna ONG, elegida democráticamente (yo he votado por Oxfam).

Los autores de la página van en busca de pan de molde caducado, que luego pasan por la tostadora y posteriormente graban en ellas lo que tú les pidas. En mi caso les pedí una S grande, y ellos me la hicieron, pero en plan Superman. Yo no soy fan de este superhéroe, pero me ha parecido divertido, pues la tostada de esta forma llama la atención.

Si quieres tostadas, pásate por yournameontoast.com. Además de una buena acción tendrás un enlace a tu web para que la visiten otros amantes de las tostadas.

Super tostada

[tags]Tostadas, benéficas[/tags]

Cocina para hombres


Cocina para hombres

Yo soy de esos hombres, de los que cada día hay más, a los que les gusta cocinar. Me encanta meterme en la cocina y crear algún plato rico, prepararlo y disfrutar luego mientras me lo como con placer. Mi novia está muy contenta con esta faceta mía, aunque a veces se queja de que no la dejo ayudarme, pero es que yo soy un perfeccionista, y para estar explicándole como hay que hacer esto y lo otro, prefiero hacerlo yo que termino antes. Pero por lo demás ella está encanta, porque así, cuando come conmigo, se puede sentar, descansar y esperar a que la comida esté en la mesa.

Andaba el otro día buscando una receta con espárrago, para hacer algo con esparragos que me apetecía, y encontré una receta que me gustó mucho, pero además la encontré en una web que está muy bien. Se trata de una web que se llama Cocina para hombres, y en ella hay un sinfín de recetas para cuando no se nos ocurra que hacer de comer. Por ello les invito a todos a disfrutar de esta web, y a meterse en la cocina.

Creo que en la actualidad, y más la gente joven, tenemos que aprender a cocinar, y a aprovechar la cocina por varias razones: por un lado te ahorras mucho dinero (salir a comer, aunque sólo sea un bocadillo es bastante caro), y por otro la calidad de la comida es mucho mejor, siempre y cuando no te dediques a comer comidas prefabricadas de esas o sólo compres congelados para hacer en la freidora, claro está.

P.D. En cuanto a la receta de esparragos que hice fue un paté de trigueros, que la verdad es que estaba delicioso.

[tags]Hombres, dieta, comida, salud[/tags]

Huele a cacao


Bombones

En mi viaje a Barcelona pude descubrir, que a la gente de por allí le gusta bastante el chocolate. Digo esto basándome en la gran cantidad de tiendas especializadas en este dulce manjar. Una de ellas, en la que hice unas compritas, es Xocoa, la cual ya es una cadena de tiendas repartidas por toda Barcelona. Aunque no son las únicas tiendas de chocolate, probablemente sí las que más facilmente encuentres por sus calles, por el gran número de ellas que hay.

La gente de Xocoa también tienen una página web en la que pueden desconsolarse con la gran variedad de chocolates que tienen, y no se si a través de la misma también se pueden hacer pedidos. De lo que estoy seguro es de que los amantes del chocolate como yo, estarán tentados de darse un paseito por las calles de Barcelona en busca de una de estas tiendas para deleitarse con los placeres del chocolate. Una excusa más para ahorrar y visitar esa ciudad.

[tags]Chocolate, cacao, bombones[/tags]

Algo para picar


A mi siempre que veo una película, me gusta picar algo, al igual que me encanta compartir una buena conversación con amigos y acompañarla de algo rico y divertido, de manera que no sólo el debate sea agradable, sino también los sabores y olores, creándose así un ambiente casi idílico en el que descansar cuerpo y mente de los ajetreos de la vida cotidiana.

Hay unos platos de la cocina libanesa que son perfectos para este tipo de ocasiones, además es una alternativa sana, sin dejar de ser sabrosa y ciertamente deliciosa, a las típicas chucherías o comidas grasientas y poco saludables que solemos elegir para estos momentos.

Se trata de dos salsas o purés dada su mayor consistencia, que son perfectas para tomarlas con verduras crudas y pan libanés.

  • Humus/Hommos:
  • Ingredientes:
  • 400 gramos de garbanzos cocidos
  • 3-4 dientes de ajo
  • 3 cucharadas de tahini o pasta de sésamo (se puede sustituir por un yogurt)
  • comino según el gusto
  • sal y pimienta negra
  • el zumo de 1/2 limón aproximadamente
  • unas 3 cucharadas de aceite de oliva
  • Preparación:
  • Se mezclan los ingredientes en un recipiente y se bate con la batidora hasta que quede una especie de puré homogéneo. Si se desea darle más cremosidad se le puede echar un poco de agua.
  • Al servir se puede adornar con un poco de pimentón dulce, semillas de sésamo, perejil y un chorrito de aceite de oliva.

Para la siguiente salsa me he encontrado con dos versiones de la receta, una de ellas con más variedad de frutos secos que la otra, por lo que se puede escoger según lo que se tenga más a mano, y según lo que cada uno prefiera. Dado que no lo he hecho aún no sabría decir como queda más bueno.

  • Muhamara:
  • Ingredientes:
  • 100 g de avellanas
  • 50 g de pistachos (opcional)
  • 50 g de anacardos (opcional)
  • 50 g de piñones (opcional)
  • 50 g de almendras laminadas (opcional)
  • 2 cucharadas de zumo de limón
  • Perejil
  • Una cuchara de tomate frito (opcional)
  • Aceite de oliva
  • 75 g de migas de pan
  • Sal
  • Pimentón picante o tabasco
  • Comino
  • 3-5 pimientos rojos (según tamaño)
  • 1 cebolla
  • Preparación:
  • Se saltean los piñones en la sartén hasta que estén dorados. Después se muelen las avellanas, los pistachos y los anacardos en la batidora hasta que estén bastante picados. Añadir entonces los piñones, las almendras, el pan y las especias y volver a batir.
  • Triturar los pimientos, la cebolla y el perejil hasta que queden muy picados. Eliminar con un colador el exceso de agua que pudiera haber y añadir a los frutos secos picados. Añadir aceite de oliva, el zumo de limón, mezclar bien, y probar para añadir las especias al gusto si fuera necesario.

Estas dos salsas quedan muy bien como decía con verduras. Podríamos cortar zanahoria en tiras, pimiento,… quizá también estaría rico con los típicos palitos esos salados, y como no puede ser de otra manera, con el pan libanés.

  • Pan libanés:
  • Ingredientes:
  • Preparación:
  • La masa se prepara igual que la masa de la pizza, y lo que se hace es que una vez haya reposado la masa, se forman tortitas del tamaño de un plato y muy finas, hay que dejarlas muy finas, se puede espolvorear con un poco de harina.
  • Con el horno precalentado a 250º-300º, se introducen las tortitas dándoles la vuelta de vez en cuando. Deben de quedar blancas y sin miga en su interior.

Y de esta manera bastante sencilla tenemos un buen surtido de cosas para picar deliciosas y sanas. Además seguro que puedes sorprender a tus amigos si les preparas algo así ¿qué más se puede pedir?

P.D. Se me está haciendo la boca agua.

Un postre guineano


Siempre he pensado que la cocina es una manera excelente de poder viajar a lugares remotos, a través del gusto y disfrutar de sabores hasta ahora desconocidos. En este caso me ha puesto los dientes largos un postre que debe de estar delicioso, y haré en cuanto termine los exámenes.

Se trata de un dulce típico de Guinea, donde habitualmente parece formar parte del desayuno. Son los ‘Buñuelos de plátano‘:

Ingredientes para 4-6 personas:

  • 6 plátanos
  • Harina
  • Levadura en polvo
  • 2 cucharadas de azúcar
  • Una pizca de sal y de pimienta
  • Aceite abundante para freírlos
  • Azúcar glacé para espolvorear

Preparación:

Pelar los plátanos y triturarlos con un tenedor o con las varillas eléctricas en un bol; añadir el azúcar, la sal y la pimienta. Mezclar la harina con la levadura y unir a la crema de plátano poco a poco, porque debe quedar un puré espeso, pero blando, como el puré de patata, y no todas las harinas espesan igual. Tapar el bol con un paño limpio, introducirlo en una bolsa de plástico y colocarlo en un sitio templado de media a una hora para que aumente de tamaño. Calentar el aceite en una sartén profunda. Formar una bola como una nuez con dos cucharas y dejar caer una en el aceite para comprobar el punto: se debe ir al fondo, inflarse de un lado, subir a la superficie, darse la vuelta solo, inflarse del otro lado y dorarse. Deben quedar huecos dentro. Escurrirlos y servirlos espolvoreados de azúcar glas.

Se me está haciendo la boca agua.

La ensalada de pasta… Cocina con Sly II


Bueno, ya una vez expliqué como hacer una pizza casera, y he pensado en compartir con los que quieran mi famosa receta de la ensalada de pasta Sly.

Los ingredientes necesarios son:

  • 1 o 2 Zanahorias
  • 1 Pimiento verde
  • 1 Pimiento rojo
  • 1 Pimiento amarillo (opcional)
  • 1 Lata de millo o maíz
  • 1 Lata de brotes de soja
  • 1 Lata de atún
  • Pasta en espiral o lazos tricolor
  • Aceitunas
  • Pepinillos en vinagre
  • Mayonesa
  • Mostaza
  • Vinagre
  • Sal
  • Pimienta negra molida
  • Pimienta blanca molida
  • Agua

Elaboración:

Realmente es muy fácil, yo siempre lo primero que hago es poner el caldero con agua a calentar hasta que empiece a hervir y entonces meto la pasta para que se vaya haciendo mientras yo pico la verdura. En cuanto a la pasta suelo usar o bien la que tiene forma de lacito, o la que es en espiral, y además que sea tricolor porque así la ensalada queda más divertida. Puesto el agua al fuego, lavo y quito la corteza a la zanahoria, esto lo hago con un pelador de papas con lo que es muy fácil de hacer, y luego la rayo con un rayador más o menos grueso.

Después lavo los pimientos, les quito el tallo y las semillas y los corto en tiras finas y estás posteriormente las vuelvo a cortar haciendo cuadraditos bastante pequeños de pimiento. Yo personalmente no he probado hacer la ensalada con pimientos amarillos porque son un poco complicados de conseguir, pero más que nada creo que podría quedar curioso por el toque de color, más que por cuestiones de sabor. De todas maneras con el pimientos rojo y el verde queda muy buena.

Los pepinillos dependiendo del tamaño los corto por la mitad y luego los pico como en lonchas finas. En cuanto a las aceitunas pueden hacer dos cosas, o bien comprarlas deshuesadas lo cual les ahorra un poco de trabajo adicional y las pican directamente en lonchas; o bien pueden comprar aceitunas con hueso, y golpearlas encima de la tabla de cocina con un vaso, de esta manera al escacharlas el hueso se quita con mucha facilidad, y ya luego las pican. Doy este pequeño truquito o como se quiera llamar, ya que las aceitunas con hueso suelen tener mejor calidad, pues las deshuesadas muchas veces están como blandengues, pero esto ya es cuestión de gustos y de tiempo.

Cuando la pasta esté hecha pasarla a un colador y debajo del grifo con agua fría parar la cocción y dejarlas un rato debajo del agua para que se enfríen. Una vez estén a la temperatura deseada pasarlas a la ensaladera donde ya están las verduras picadas. Añadir el millo o maíz, los brotes de soja y el atún. Finalmente aliñar todo el asunto con la mayonesa, la mostaza, la pimienta blanca y negra molidas, un poco de sal, un chorrito de vinagre y un poco de agua para que al mezclar se forme una salsita y sea todo un poco más jugoso.

En cuanto a las cantidades yo lo hago a ojo, lo que sí es importante es que debe de haber más mayonesa que mostaza porque si no eso queda muy fuerte, yo mostaza uso la de Dijon Original de Maille que es bastante fuerte por lo que con ponerle unas cucharaditas pequeñas es suficiente, aunque también depende del gusto de cada uno.

Espero que si alguien se anima a hacerla le guste, y en caso de que tuvieran alguna duda, no duden en preguntar. A mi personalmente me gusta mucho, sobre todo en verano cuando hace calor, al ser así fresquita pues la verdad es que está muy bien.

La pizza… Cocina con Sly


Que rica es la pizza, y cuantas cosas podemos hacer con su masa. Explicaré como he hecho yo la masa, con una receta sacada de un libro de recetas para pizzas, y luego pondré como hacer esa tarta de manzana con masa de pizza que yo he hecho y que ha quedado deliciosa.

Masa de pizza básica: (Pizza por Silvana Franco, Editorial Optima)

  • 250 g de harina tipo 00 o harina fuerte para pan blanco, más harina adicional para espolvorear
  • 1/2 cucharadita de sal de mesa
  • 7 g de levadura seca en polvo
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 125 ml de agua tibia

Antes de explicar como se hace decir que yo he usado harina normal y corriente de trigo que se compra en cualquier supermercado. Para la levadura que es el problema la primera vez utilicé levadura Royal de esa que se utiliza para hacer postres, y se puede hacer, pero no es la idónea para hacerlo, porque con esta levadura la masa no crece no dobla su tamaño, sino se queda tal cual. Por ello conseguí en el Corte Inglés, la levadura que necesitaba, y era levadura para pan, este es el detalle a tener en cuenta, en mi caso es de la marca Maizena. Si consiguen esta levadura, estarán listos para hacer su pizza.

¿Cómo hacerlo?

Mezcle la harina, la sal y la levadura en un bol. Forme un hueco en el centro y vierta en él el aceite y el agua. Incorpórelos poco a poco para formar una masa blanda. Espolvorée harina por encima si la mezcla es muy pegajosa, pero sin dejarla demasiado seca: debe quedar flexible y fina. (Utilizando las medida que nombramos antes, a mi por lo menos me ha quedado la mezcla muy líquida por lo que he seguido añadiendo harina hasta tenerla flexible y fina como se dice. Por ello está bien utilizar estas medidas que se dan para empezar, pero luego tu vas añadiendo harina hasta que todo quede como tiene que quedar, sin miedo, y amasen la masa un buen rato).

Pase la masa a una superficie ligeramente enharinada, trabájela 10 minutos, espolvoreándola con harina si es necesario, hasta que quede homogénea y elástica.

Frote la superficie de la masa con un poco de aceite y pásela de nuevo al bol. Cúbrala con un paño limpio y déjela reposar 1 hora apróximadamente, hasta que doble su volumen. (Aquí lo que yo hago es rociarme un poco de aceite de oliva virgen extra sobre las manos, las froto como si me estuviera lavando las manos con el aceite, y luego con la masa hecha una bola reparto el aceite por toda la superficie, esto se hace porque si no la masa se pondría dura debido al contacto con el aire, se oxidaría, por ello usamos el aceite).

Pásela a una superficie ligeramente enharinada y amásela 2 minutos hasta eliminar el exceso de aire. Extienda la masa según las indicaciones de la receta que elija. (Aquí la idea es la de dejar la masa muy muy fina, porque en el horno luego con el calor volverá a crecer un poco. Para hacerlo bien, necesitaremos una base para pizza, la cual deberemos de untar con un poco de aceite para que la pizza no se quede pegada, pero vamos muy poco. Puesta en el molde le ponemos los ingredientes que deseemos y pal horno).

¡¡Ojo!! Es muy importante que el horno haya sido precalentado a 200º C, porque si la pizza se mete en un horno frío, ésta se quedará densa y esponjosa en vez de ligera y crujiente. A 200º C deja la pizza el tiempo que haga falta para que el queso quede bien derretido y veas que la masa está crujiente, suele tardar unos 15-20 minutos. Esto varía de un horno a otro, por lo que lo mejor es ir controlándolo, las primeras veces, así se puede cronometrar el tiempo que se necesita para dejar la pizza en su punto, y así para la siguiente ya se sabrá el tiempo preciso de horneado.

La pizza “tarta de manzana”:

  • Masa de pizza básica
  • 150 g de Crème fraîche
  • 1 cucharada de canela
  • 3 o 4 manzanas
  • 75 g de mantequilla no demasiado blanda
  • 75 g de harina
  • 50 g de almendras molidas
  • 100 g de azúcar glacé
  • Zumo de uno o dos limones

Esta receta en su versión original es del cocinero alemán Tim Mälzer, pero la receta de este era con masa de pizza hecha con mezcla ya preparada de esas que lo único que haces es mezclarla con agua, que también lo pueden hacer si no tienen ganas de hacer todo este rollo. El alemán también añadía a la receta 125 g de masa pura de mazapán, pero yo eso no lo conseguí en ningún sitio, y en vez de hacerla de manzana la hacía de pera.

Bueno, es muy fácil de hacer esto, habría que extender la masa de pizza hasta cubrir la superficie que se desee, en mi caso utilicé la plancha del mismo horno, por lo que me quedó un gran rectángulo.

Mezclar la Crème fraîche con la canela y repartir por la masa. En mi caso como no conseguí la crème fraîche, que es algo como nata agria si no me equivoco haciendo la traducción, pueden hacer como yo que compré quark o requesón, lo mezclé con un poco de leche y le añadí la canela y así lograba la textura deseada como si fuera una salsa espesa.

Cortamos las manzanas en láminas, o las peras o la fruta que se desee, y se marinar los trozos de fruta con el zumo de limón, más que nada para que no se oxide tan rápidamente y no quede fea, hecho esto colocamos los trozos de manzana en nuestra pizza dulce.

En un bol, mezclar el azúcar glacé, la mantequilla, las almendras molidas y la harina. En mi caso tuve que usar más harina que la indicada, se deberá a que no utilicé el mazapán. Mezclamos todo esto hasta que queden como grumos, y estos los esparcimos encima de nuestra pizza. Se precalienta el horno y se mete a 200º C durante unos 25-30 minutos, igual que como decía con la pizza, vayan vigilandolo y controlando que quede en su punto. Dejarlo enfriar un poco y se puede comer con la misma.

Espero que esto les sirva para hacer sus pizzas, y disfruten de la buena comida casera. Y los que pasan de esto de la cocina, pues siento haberles dado el coñazo con esto, aunque imagino que a las pocas líneas habrán dejado de leer entonces tampoco les he hecho perder mucho el tiempo.