Asco es lo que siento ante tal cobardía


http://video.publico.es/videos/v/1896/0/medium

Hay personas que no deberían andar sueltas por el mundo. No puede ser que un hombre adulto pegue a una niña porque le viene en gana, porque la apariencia de ésta no le gusta, porque la supone extranjera. Me da asco ver actos de este tipo, me da asco que una chica, tenga que soportar abusos, golpes y vejaciones como esta por parte de un descerebrado que se cree en el derecho de pegar e insultar a quien cree extraño. Yo diría que esta chica tiene mucho más derecho a estar donde está que un sujeto violento que se debe sentir muy hombretón golpeando a una pobre niña, ese si que no debería de estar aquí, por becerro.

Y que haya gente observando semejante barbaridad y no mueva ni un dedo es igualmente detestable. Es evidente que no es agradable enfrentarse a un salvaje de estas características, pero al menos se podría intentar mediar la situación o llamar a la policía o al menos ayudar a la chica tras semejante salvajismo, pero quedarse quieto intentando fingir que nada ocurre es lo que hace que muchas veces el mundo vaya como va, que ante los abusos nos quedamos mirando, convirtiéndonos en cómplices de los mismos.

En España y en cualquier otro país no sobran los inmigrantes, los que sobran son los sujetos como el del vídeo y todos los demás que no muestran ningún respeto por el resto de seres humanos. Los que sobran son los que atentan contra la libertad del resto de personas, la libertad a vivir en armonía y en paz.

[tags]Racismo, xenofobia, inmigración, fascismo, agresión, violencia, maltrato[/tags]

Ya ni siquiera disimulan


Los del PP parece que cada día les preocupa menos ocultar su facherío y su tendencia claramente de derecha casposa. ¿Dónde quedó esa pretendida propaganda de fingir ser un partido de centro moderadito? Quizá es una nueva estrategia, dado que con el rollo de centro no les fue bien en las pasadas elecciones, ahora lo intentan por al vía de derecha casposa. Realmente no lo se, pero declaraciones como las de Jaime Mayor Oreja, que reproduzco a continuación, te llevan a plantearte cosas de este tipo.

-¿Por qué le cuesta tanto al PP condenar el franquismo?

-Porque eso forma parte de la historia de España. Yo no lo he condenado, yo elogio y alabo la transición democrática. ¿Cómo voy a condenar lo que, sin duda, representaba a un sector muy amplio de españoles?

-Por esa misma lógica, tampoco condenará el nazismo o el estalinismo, porque muchos alemanes y soviéticos los apoyaron.

-En la guerra hubo dos bandos y en el nazismo solo uno.

-En el franquismo solo hubo un bando que reprimía.

-También hubo dos, porque el franquismo fue la consecuencia de una Guerra Civil en la que hubo dos bandos. No es lo mismo que el régimen nazi, donde había un solo verdugo.

-Entonces, dejando al margen la Ley de la Memoria Histórica, ¿no considera pertinente condenar el franquismo?

-No, por muchas razones. ¿Por qué voy a tener que condenar yo el franquismo si hubo muchas familias que lo vivieron con naturalidad y normalidad? En mi tierra vasca hubo unos mitos infinitos. Fue mucho peor la guerra que el franquismo. Algunos dicen que las persecuciones en los pueblos vascos fueron terribles, pero no debieron serlo tanto cuando todos los guardias civiles gallegos pedían ir al País Vasco. Era una situación de extraordinaria placidez. Dejemos las disquisiciones sobre el franquismo a los historiadores.

Lo curioso es que después los del PP pretenden que otros políticos como los de Batasuna condenen la violencia. Está claro que en este país las reglas no son las mismas para todos, y desgraciadamente hay el mayor partido de la oposición parece que piensa que puede hacer lo que le da la gana mientras critica de forma minuciosa cualquier comunicado, proyecto o lo que sea al resto de partidos. En España está claro quienes son buenos españoles y quienes no, al menos eso parece si uno escucha los discursos del discípulo de Aznar y sus amiguetes. Me parece que a este partido cuyos máximos representantes cada día tienen las chaquetas más teñidas de blanco por la piel muerte que reposa sobre éstas, le vendría muy bien una renovación de plantilla completa y un replanteamiento de sus directrices.

[tags]Jaime Mayor Oreja, PP, Rajoy, facha, fascismo, caspa, Franco, franquismo[/tags]

El comienzo de un genocidio


Ayer día 12 de octubre, día que tanta ilusión hacía a Marianito Rajoy, “Mariano I el Grande“, el rey de YouTube, es en realidad el comienzo de un genocidio bastante detestable, porque las aborígenes del continente Americano fueron prácticamente exterminados y los pocos que quedaron convertidos en esclavos durante mucho tiempo. Pese a quien le pese, y aunque muchos no tengan ni idea, eso es lo que se celebra el 12 de octubre, el comienzo de un genocidio.

Este vídeo de Caiga Quien Caiga Argentina da una pequeña muestra del tremendo desconocimiento y de lo salvajes que son algunos, como el tipo de la bandera del que seguro que Mariano I estará muy orgulloso, porque salió con ese gran símbolo de España a la calle a celebrar ese día tan maravilloso que es el Día de la Hispanidad.

No tengo conocimiento si en otros países hay un día para celebrar algo así o para celebrar al país en sí o algo descabelladamente parecido, pero a mi me parece de lo más casposo.

[tags]Caiga Quien Caiga, Argentina, Rajoy, 12 de octubre, Día la de la Hispanidad, genocidio, América, caspa[/tags]

Que viva España coño


Rajoy cada día se parece más a Torrente. La que montó el hombre por el dichoso Día de la Hispanidad. Que salgan a celebrarlo como si de una victoria del equipo de fútbol nacional se tratase, hay que tener narices. Además la gente ya no sabe ni lo que es eso, porque la selección española hace que no gana… Ni que los trabajadores de este país no tuviera nada mejor que hacer que salir a la calle con una bandera española en un día festivo. El Rajoy debe llevar la chaqueta siempre nevada porque es de lo más casposo, y con el ya famoso vídeo lo ha demostrado una vez más, por si quedaba alguna duda.

Yo estoy con lo que dice RinzeWind en su blog:

Será que me educaron mal o que entendí de forma errónea un concepto en algún punto del camino, pero siempre he encontrado más que absurdo sentirse orgulloso por algo que no ha requerido esfuerzo: pertenecer al género humano, llevar gafas, habitar en la Vía Láctea, ser más alto que la media o tener el pelo rizado. Hay otras cosas, por ejemplo, acerca de las que sí puedo decir que tengo un sentimiento similar al que estamos tratando: tocar la guitarra, sacar de vez en cuando alguna fotografía que me guste especialmente, poder leer aceptablemente bien en inglés. Porque este último conjunto de cosas han requerido, al menos, un esfuerzo.

Sobre lo de haber nacido en este país, pues qué quieren que les diga: yo no hice nada, fue pura casualidad. Ya saben en qué categoría me cae.

A mi me parecen bien los días festivos y supongo que todos los trabajadores de este país también los agradecen, que la cosa está muy dura, ni se descansa, ni se llega a fin de mes, al menos un día para dormir un rato más, estar con la familia, comer con tranquilidad. Pero de ahí a tener que celebrar con una bandera y tonterías de similar índole pues me parece que no tienen mucho sentido, ¿dónde estamos? ¿En el régimen de Franco todavía? ¿Todavía estamos con el “¡Que viva España coño!”? Venga hombre que España no existe, son los padres.

[tags]España, Rajoy, Día de la Hispanidad, caspa, banderas[/tags]