¿Y ésta es la energía del futuro?


Lo de la central nuclear de Ascó es un cachondeo. Lo primero es que hubo una fuga de partículas radioactivas, sobre las que nadie dijo nada, ni la Asociación Nuclear Ascó-Vandllòs II (ANAV) ni tampoco el CSN, hasta que Greenpeace dio la voz de alarma. Entonces los de Ascó afirmaron que había algunas partículas rondando por las afueras de la central, pero que, como no podía ser de otra manera, su radioactividad era prácticamente inexistente y no suponían un peligro para la población. Poco después se supo que en la central ya sabían que sus primeras mediciones de la radioactividad no eran ciertas, y que ésta era 100 veces superior a la admitida por los responsables de Ascó. Posteriormente el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) reclasificó el escape radiactivo ocurrido el pasado 5 de abril en la central nuclear de Ascó (Tarragona) para elevarlo al nivel 2 (categoría de “incidente“), de acuerdo a la escala internacional de sucesos internacionales.

A pesar de todo se sigue afirmando que este incidente no tiene mayor gravedad, y que no hay por qué preocuparse. Lo que pasa es que mientras nos dicen esto, el CSN detecta radiación en un camión en Reus procedente de Ascó. No se hasta que punto las partículas radioactivas, que se están dispersando cada vez más, son realmente inofensivas. Lo que está claro es que este incidente, como lo llaman ellos, está teniendo una envergadura mucho mayor de la que en un principio se quiso admitir. De hecho, de no haber sido por Greenpeace, seguramente no habríamos sabido nada acerca de todo este tema.

Yo espero que la cosa quede así. Que realmente sea un incidente que no suponga un peligro mayor tanto para personas como para el medio ambiente. Pero visto lo visto, cómo ha ido ganando en gravedad con el paso de los días, aún dudo que éstas hayan sido las últimas noticias acerca del incidente. El CSN ha anunciado que impondrá una multa de 30 millones de euros a la central nuclear Ascó. Curiosamente ésta ya había sido multada en el año 2002. Esto nos lleva a lo de siempre, los incidentes y los problemas en las centrales nucleares son mucho más frecuentes de lo que a muchos les gustaría admitir.

Sigue leyendo

El PP radioactivo


Es evidente que el PP no es santo de mi devoción, pero no es esta la razón de que critique en este caso la posición de los populares. En el tema que aquí nos incumbe no hago distinciones entre unas ideologías u otras, porque simplemente no hay diferencia, la energía nuclear recibe mi total y rotundo rechazo, la promocione quien la promocione. La cuestión está en que en este caso y como tienden a hacer muchos partidos de derechas, el PP apuesta de forma moderada, pero apuesta por la energía nuclear.

Afortunadamente el presidente Zapatero, no está por la labor de potenciar la energía nuclear. Todo lo contrario. Anunció para antes del final de esta legislatura un plan que reduzca su peso de forma “razonable“, y que incluirá un calendario detallado sobre el mantenimiento de algunas centrales y el cierre de otras. Su apuesta son las renovables. Esta es otra razón por la que espero que en las elecciones que ya están cerca Zapatero salga reelegido.

Con respecto a este tema ya he hablado en varias ocasiones y he defendido mi postura de rechazo total a la energía nuclear. Y es por ello que tengo que decir que estoy cansado de los defensores de la energía nuclear, habiendo hoy día un montón de cosas para reducir el consumo eléctrico, como por ejemplo las bombillas de diodos, y a su vez un montón de fuentes de energía naturales no contaminantes como es la luz solar, el viento, la marea del mar… Es evidente que aún queda mucho por investigar, pero si se invierte en ello y se comienzan a cambiar algunas cosas a gran escala, podemos pasar de los combustibles fósiles a las energías renovables sin tener que recurrir a la energía nuclear, una energía que algunos defienden como más limpia pero a los cuales me gustaría ver viviendo cerca de un lugar de almacenamiento de basura nuclear y teniendo que ver como sus hijos/as nacen con malformaciones.

El gran problema de la radioactividad es precisamente ese, que no se ve a simple vista, no se detecta mediante los sentidos que el ser humano tiene, es a largo plazo cuando se revelan las consecuencias de este enemigo invisible, cuando descubrimos las nefastas secuelas de la misma, y por más que algunos se empeñen en no ver los peligros que tras la radioactividad acechan están ahí, son reales y destruyen muchas vidas. ¿Por qué creen que nadie quiere la basura radioactiva? ¿Acaso es una casualidad? ¿Por qué creen que hay que pagar tanto dinero a otros países para que éstos almacenen los residuos nucleares? No es casualidad que el almacenamiento de la basura radioactiva sea tan caro. Esto, ya que hablo del tema, es otro punto en contra de esta energía, el coste de almacenamiento de los residuos es tan elevado que el atractivo de la misma pierde muchos puntos.

Y por si estas no son razones suficientes, además de las muchas resaltadas en los diversos post enlazados, el hecho de que el uranio también empieza a escasear convierte a la energía nuclear en nada menos que en una especie de petróleo 2.0. La escasez ya sabemos que genera subida de precios y esto repercutirá en el coste de producción de la energía y por lo tanto también en el coste de la misma.

Los defensores de la energía nuclear nos proponen salir de Guatemala para meternos en Guatepeor (esto es un dicho, un juego de palabras, no pretendo ofender ni meterme con los guatemaltecos y su país), por lo tanto podemos afirmar que el PP defiende la vía de pan para hoy hambre para mañana, mientras que la propuesta de Zapatero es mucho más coherente y visionaria, una propuesta con y para el futuro y no un parche que más que resolver problemas los terminará por agravar.

[tags]PP, Zapatero, energía nuclear, uranio, residuos radioactivos, radiactividad, alternativa, energías renovables[/tags]

Ahorro energético en Navidad


Ya está aquí la Navidad, las tiendas están abiertas incluso los domingos, las calles están repletas de gente, paseando y disfrutando del ambiente navideño y las luces decorativas adornan las ciudades y pueblos. Tengo que decir que a mi me gusta, me gusta salir a la calle y que estén ocupadas con gente que pasea, me gustan las luces y el buen ambiente que se genera entre los transeúntes. No hace falta que compres nada, el simple hecho de que esas calles que en otros momentos estarían vacías y tristes, ahora están llenas de vida, creo que eso es con lo que más disfruto en estas fechas.

Pero no olvido el medio ambiente y tampoco que en muchos sentidos la época navideña es un derroche aún superior al que se produce durante el resto del año, por esta razón, y al igual que ya se ha propuesto con los semáforos, yo planteo que las luces navideñas y los adornos luminosos sean renovados y se utilicen adornos hechos con diodos. De esta forma podemos disfrutar de las luces navideñas pero con un consumo mucho menor.

Para hacernos una idea la empresa LED Lighting Fixtures, de Estados Unidos, anunció que ha creado un avance importante en la tecnología LEDs que bajaría dramáticamente los costos de estas lámparas de diodos. La gran ventaja de éstas frente a las tradicionales bombillas de filamento de tugsteno, e incluso frente a las bombillas de bajo consumo, radica en su eficiencia energética: convierte el 90% de la electricidad que consume en luz, frente a las bombillas incandescentes comunes que tan sólo convierten en luz un 10% de la electricidad que consumen.

Lighting Fixtures ha desarrollado unos diodos que consumen menos energía que los comunes, y emite la misma cantidad de luz. Este sería el producto más eficiente del mundo. Usa menos del 9% de la energía que usa una bombilla incandescente, y un 30% menos que una lámpara fluorescente de bajo consumo.

Si esto se implanta en semáforos, alumbrado público, en luces navideñas y también en los hogares y empresas se podría reducir drásticamente el consumo energético, lo que evidentemente tendría un efecto muy favorable para el medio ambiente.

Me gustaría que esto fuera pronto una realidad.

[tags]Navidad, luz, adornos, diodos, LED, energía, electricidad, medio ambiente[/tags]

La autosuficiencia energética de España


Yo llevo ya un tiempo hablando de la importancia de la autosuficiencia energética y de sus efectos positivos tanto para el medio ambiente como para el ahorro a largo plazo que supondría para los bolsillos de los consumidores, de las empresas productoras e incluso de los Estados. También me he repetido en diversas ocasiones planteando las energías renovables como la única alternativa viable al cambio climático y al inminente agotamiento de los combustibles fósiles, como su máximo exponente, el petróleo. Hay quienes defienden la energía nuclear, pero yo creo que ya he dejado suficientemente claro el por qué eso no es una opción y menos aún una alternativa.

Por estas razones he considerado oportuno hacerme eco de las conclusiones de GreenpeaceRenovables 100%‘ en su reciente informe ”, según las cuales España podría llegar a ser energéticamente autosuficiente en 2050 a diferencia de la situación actual en la que nuestra dependencia energética es del 85%, ya que prácticamente todos los combustibles que utilizamos (nuclear, gas, petróleo, carbón) son importados.

Según señaló la responsable de Cambio Climático de Greenpeace, Raquel Montón, “el potencial eólico marino en España es elevadísimo y sólo con la eólica marina incluso se podría cubrir toda la demanda eléctrica de España en 2050, aunque eso no tiene ningún sentido, porque es mucho más lógico tener una buena combinación que apoye la diversidad de tecnologías, potencie el ahorro energético y sobre todo la gestión de la demanda“, explicó.

Evidentemente lo interesante sería la combinación de las diversas fuentes energéticas que la propia naturaleza nos proporciona, de esta forma no sólo reduciríamos drásticamente la emisión de gases de efecto invernadero, sino que también España estaría preparada para hacer frente lo que, según estimaciones, en 70 años o incluso antes se nos vendrá encima, algo que por otro lado quizá sea incluso positivo, el agotamiento de los combustibles fósiles tales como el petróleo. Si empezamos a apostar desde ya por la construcción paulatina de mecanismos para captar la energía solar, eólica, de las mareas, y un sinfín de alternativas ya existentes y muy viables, cuando llegue el momento y no haya petróleo, nosotros ya llevaremos un tiempo funcionando perfectamente sin él y sin otros métodos tan nocivos como la energía nuclear.

Por todo ello no he podido dejar pasar la oportunidad de difundir este mensaje tan importante y el cual espero se tome en serio y sea la verdadera apuesta para el futuro.

Vía | bottup

[tags]España, Greenpeace, cambio climático, energías renovables[/tags]