El guanchismo y la reproducción del paleto


En Canarias parece que los políticos siguen empeñados en que vayamos hacia atrás como los cangrejos. En vez de promover cosas coherentes, deciden crear una Policía Canaria y prepararla para que sepan cosas que de poco les servirán para desempeñar sus actividades, y no les exigen saber otras que sí podrían ser necesarias, sobre todo después de algunos de sus argumentos para defender la creación de esta nueva policía.

El temario de las oposiciones para acceder a la futura Policía Canaria exige tener conocimientos sobre los pueblos aborígenes del Archipiélago o la conquista de las Islas en los siglos XIV y XV, pero no establece la necesidad de saber idiomas, pese a que uno de los principales argumentos del Gobierno de Paulino Rivero para crear el cuerpo autonómico es la actuación de las zonas turísticas.

A mi personalmente me parece bastante penoso. Sobre todo porque de esta forma, ya que los políticos canarios valoran tanto el guanchismo, los futuros policías no podrán siquiera explicarle la historia de los guanches a los turistas que quizá les pudieron preguntar por ello.

Eso es lo que hay en las islas afortunadas, una panda de paletos gobernando que no hacen más que promover la reproducción social de su propia estirpe, no vaya a ser que algún día alguien se les revele. Los políticos canarios están demasiado ocupados en sentirse guanches (mientras destruyen, venden y rapiñan la tierra que les acogió) como para pensar que los tiempos cambian, que hay que mirar hacia delante y no fijar la mirada constantemente en el pasado.

Vía | Canarias Bruta

El mejor banco y el peor inglés


http://video.publico.es/videos/v/15393/0/medium

Me he reído tantísimo viendo el vídeo de Emilio Botín hablando en inglés. Supongo que no es tan sólo un problema de la élite española, porque ya se ha hablado mucho acerca de la problemática en España con el dominio de idiomas foráneos. Sin embargo, es tan gracioso escuchar a Aznar, o en este caso a Botín, hablando en inglés. Ciertamente da vergüenza ajena ver a quien presume de tener el mejor banco del mundo chapurrear de esta forma tan nefasta. Hacen que a uno le duelan los oídos.