El retroeyaculador se va de España


Fernando Sánchez Dragó

Fernando Sánchez Dragó se va de España porque, tal y como dijo en su día en referencia a Zapatero, “o se va del Gobierno, o yo del país. Pues las urnas han dado su veredicto y por ello el retroeyaculador se debe ir del país, y al parecer lo va a hacer, esta noche hace su último programa en la televisión pública madrileña y luego se va con su Hummer prestado a África y después a la India.

Tal y como comenté en el blog de Rinzewind, supongo que tanto alardear de retroeyaculador y gurú del sexo tántrico, junto con lo del Hummer deja en evidencia una cuestión tan mundana y tan patética como que el señor Sánchez Dragó tiene complejo de pollachica. Lo intuyo porque los que tienen este complejo tienden a alardear constantemente de cuestiones sexuales o directamente de su miembro y gustan de conducir vehículos totalmente desproporcionados, supliendo así esa carencia que les conduce al borde de la depresión. Pobre hombre, siempre se muestra tan intelectual y luego va por ahí con un Hummer.

Supongo que ahora Patricia Conde podrá respirar tranquila ya que no tendrá que soportar nuevamente las invitaciones desagradables de Sánchez Dragó a llenar de saliva ciertas partes de su anatomía. Para lo intelectual que pretende ser es un viejo verde bastante desagradable. Como siga así ya lo veo merodeando por colegios e invitando a las niñas a caramelos.

[tags]Zapatero, Sánchez Dragó, exilio, Hummer, retroeyaculador[/tags]

Anuncios

Sánchez Dragó la nueva Ana Rosa


Fernando Sánchez Dragó, un hombre al que parece gustarle presumir de lo increíblemente intelectual que es, además de reiterar constantemente que retroeyacula cuando realmente habría que preguntarse con quién, ha quedado un poco mal al desvelarle su lado más Ana Rosa a Ana Botella justo antes de la entrevista que iba a hacerle a la mujer de Aznarín. Dragó dice sobre su libro que “me lo han preparado, yo no he hecho nada”. Pero también nos deja otro tipo de perlas en los estos minutos previos al programa en los que las cámaras supuestamente estaban en ‘off’.

Ana Botella, consejera de Medio Ambiente de Madrid, acepta de buen grado la decisión de Dragó y lo defiende diciendo “es que no tienes tiempo ¿no?“. Dragó afirma decir que a sus 71 años hace 25 kilómetros de bicicleta cada noche, pero admite que no tiene tiempo para escribir el libro que firma con su nombre. Por lo que como bien dicen en Efectos secundarios: “que se haga ciclista y no engañe a los lectores”.

También es digno de mención por la gracia que tiene la sonrisa helada que se le queda a Ana cuando Dragó le dice “anda que como Alberto salte a la política nacional“.

Visto lo visto creo que voy a ir buscándome a alguien para cuando me vaya de viaje o tenga uno de esos días en los que no tengo ganas de escribir.

Vía | Efectos secundarios

[tags]Sánchez Dragó, Ana Rosa, negro, libro, Ana Botella[/tags]