Boicotear el fútbol y cuestionar a Hacienda


Estos días se ha venido hablando mucho acerca del desorbitado salario que percibirá Cristiano Ronaldo y lo poco que tributará de dichos ingresos, sólo un 24%.

Creo que ya otros han explicado, mejor de lo que lo podría hacer yo, este hecho, por lo que no voy a explicarlo de nuevo sino plantear algunas reflexiones que me suscita esta lamentable realidad que parece la historia de Robin Hood entendida de forma totalmente invertida.

En este asunto, está claro que el trasfondo y la verdadera causa de esta aberración está en la legislación fiscal, pero también sorprende que en estos tiempos de crisis, un equipo esté dispuesto a desembolsar tales cantidades de dinero para comprar a su nuevo astro y pagarle por su labor. Curioso también que en el fútbol, así como en algunos otros deportes de equipo aún se compran personas, como si fueran esclavos, claro que a los verdaderos esclavos ya les gustaría ser remunerados de igual forma que los deportistas.

Yo creo que los ciudadanos deberíamos de exigir vehementemente un cambio drástico de la legislación fiscal. No es concebible que una persona con un contrato millonario tribute lo mismo que un mileurista. No es de extrañar que tras esta regulación esté el ingenio de un loco desquiciado como Aznar. Pero auque Josemari encendiera la mecha, Zapatero, quien se adscribe a un partido en cuyas siglas figura una S y una O marchitas y bastante caducas que son el hazmereír de la P y E, tampoco se ha tomado la molestia de cortar esta mecha. Y así seguimos con la mierda explotándonos en la cara.

Por otro lado tenemos unas cifras del paro que siguen en aumento, un montón de gente temiendo por su puesto de trabajo, pasando auténticas odiseas para tratar de llegar a fin de mes, y sin embargo el fútbol sigue derrochando dinero sin complejos. ¿No sería más conveniente y lógico que también en el fútbol se moderasen un poco las cosas? Si los deportistas ya tienen salarios totalmente desorbitados, salarios que podríamos calificar de indecencia, ¿por qué inclinar aún más la curva que separa al resto de los mortales de las élites del deporte?

Con los millones pagados por un solo jugador se le podría dar empleo a un montón de gente, con el salario de ese jugador se podría sacar a muchísima gente del paro, sin embargo ahí lo tenemos, una única persona acaparando el dinero que debería ser de muchos.

Por todo ello creo que los ciudadanos deberíamos hacer dos cosas, por un lado cuestionar a la Hacienda pública o al menos la legislación que hace posible que un Cristiano Ronaldo tribute igual que un mileurista; y por otro un boicot al fútbol para manifestar nuestro desacuerdo con que el dinero se derroche con tanto descaro mientras millones de personas están en el paro. No se si el resto de personas estarán de acuerdo conmigo, quizá no les moleste, pero sinceramente, si este fuera el caso, yo personalmente no lo entendería.

Anuncios

El videojuego, ¿una nueva forma de hacer deporte?


Hasta ahora, ver la televisión, jugar a videojuegos y demás actividades lúdicas vinculadas al visionado de imágenes en monitores era principalmente una actividad muy sedentaria. Todos tenemos en algún rincón de nuestra mente la imagen del gordo, zampa hamburguesas, viciado a las consolas.

Yo confieso que no soy muy asidio a los videojuegos, juego puntualmente con el hermano de mi novia o los primos de ella, o con algún amigo, pero yo no tengo ninguna consola y aunque podría jugar en el ordenador tampoco me interesa demasiado.

Sin embargo los videojuegos como fenómeno social, el consumo de los mismos y el papel que juegan en nuestra sociedad actual si que me interesa mucho, probablemente se deba al sociólogo que llevo dentro. Por eso cuando salió la Wii al mercado me pareció interesante la revolución que surgió en torno a la nueva consola de Nintendo. De repente la interacción con el juego era mucho mayor, ya no se trataba solo de pulsar unos botones, ahora el juego implicaba más actividad por parte del jugador. Y lo más interesante fue que mucha gente que hasta entonces no se había interesado por las consolas lo hizo.

Ya con el Brain Training para la Nintendo DS las consolas se alejaron del estereotipo de inmadurez, desequilibrio mental, violencia, sendentarismo, etc., que han venido vinculados a los videojuegos en muchas mentes durante mucho tiempo. Ahora incluso Amparo Baró utilizaba una consola para mantenerse joven mentalmente.

Sigue leyendo