Discutir sobre el velo es un error


Ya que Rajoy ha vuelto a poner de moda la cuestión del velo, he creído oportuno hacer referencia a una entrevista muy interesante a Ayaan Hirsi Ali, ex diputada holandesa. La entrevista íntegra la pueden leer en El País, y es muy recomendable que lo hagan ya que Ayaan expone cuestiones de suma actualidad.

A mi en este caso me interesa resaltar sobre todo una reflexión que me parece sumamente importante y reveladora. La negrita es mía.

P. ¿Cómo analiza usted el debate sobre el velo en Turquía? ¿Democracia frente a laicidad?

R. La secularización de Turquía, que se hizo de arriba abajo, está cambiando y la sociedad se hace más islámica, incluso islamista, de abajo hacia arriba. El partido de Erdogan, era en su origen muy radical y fue reprimido y prohibido por los militares. Cambió de estrategia y empezó por abajo y buscando un consenso popular. Ahora Turquía se está moviendo del secularismo hacia la religión. Pero mi opinión es que discutir sobre el velo es un error, tanto en Turquía como en Europa. No es la cuestión. El verdadero debate es sobre la moral sexual que el velo representa, que no es otra que la mujer es responsable de la sexualidad del hombre. Debemos cubrir nuestro cuerpo para que él no se excite; debemos permanecer encerradas en casa, para que él no se excite. Esta moral, que pone toda la responsabilidad sobre la mujer, es lo que hay que discutir.

Creo que aquí se apunta una cuestión fundamental y de suma importancia a la hora de hablar de las mujeres en el islam. La moral sexual es el punto de inflexión, o debería serlo.

Es curioso como durante los siglos de los siglos se han desarrollado todo tipo de ideas extrañas acerca de la mujer. Ideas que se convirtieron en reglas y en creencias arraigadas en las mentes de los hombres e incluso de las propias mujeres, que terminan interiorizando las ideas que las someten. Si lo pensamos, en el ámbito de las religiones las mujeres siempre han llevado la carga negativa, no hay más que pensar en la historia de Adán y Eva, en la que ella seduce a Adán para que se coma la manzana. Así es concebida la mujer, como un ser manipulador, malo, seductor, portador de todos los pecados… Es lamentable pero es una idea que ha estado muy arraigada y sigue estándolo en muchas mentes.

Lo curioso es que, aunque otorgamos a la mujer todos esos adjetivos, son los hombres los que parecen tener constantemente la mirada sucia, que ven referencias sexuales en todo, porque en los países árabes, el que el cuerpo de las mujeres vaya cubierto en su práctica totalidad no impide que haya violaciones. Me dirán que pudo excitarles sino su mente perversa. Pero entonces ya no es culpa ni problema de la mujer, sino que realmente el problema está en el hombre. Pero en fin, supongo que lo que ocurre es que es muy cómodo para los hombres culpar de todos sus males a las mujeres, y así de paso tener un esclavo en el hogar que los provea de comodidad.

[tags]Islam, musulmanes, religiones, mujer, velo, sexualidad[/tags]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s