Humo


Image

Cree el que corre que llegará antes. La arrogancia de la liebre que mira con desprecio a su alrededor. Siente especial desdén por la tortuga. Le encanta hacer alarde de un aparente derroche de dinamismo. Sus armas de seducción: gesto artificial y verborrea barata. Cada nimiedad en su historial se convierte en todo un acontecimiento. Sediento de poder, chupa ansioso los restos de saliva de las comisuras de quienes le rodean. La vida, un photocall. Su única preocupación, el posado perfecto. Humo. Un montón de humo envasado en cristal de Bohemia.

Incapaces de ver más allá de ese cristal de Bohemia, el humo se vende con una facilidad apabullante. Son muchos los encandilados por el frasco. Incapaces de apreciar el contenido, verdadero protagonista, que así queda relegado a mero figurante. Por desgracia el que corre sale con ventaja, se desprestigia la calidad, por fortuna, la superficialidad se paga a largo plazo.

Un consejo de amigo: a los idiotas empeñados en el frasco, cuanto más lejos mejor.

Anuncios

Así de desagradable es la industria musical


Ya he hablado de ella en este blog, pero en caso de que aún no conozcan a Estelle no se la pierdan. Es una estrella del R&B del Reino Unido y ahora se prepara para conquistar el mercado norteamericano. El 29 de abril estará disponible su nuevo disco, “Shine“, en el que colabora con artistas de la talla de Wyclef Jean, will.i.am, Swizz Beats, Mark Ronson y Kanye West. Además en el disco podremos disfrutar de un bonito dueto con el brillante John Legend.

Al parecer Estelle ha tenido algunos problemas con su discográfica en Estados Unidos, Atlantic Records, ya que sus directivos quieren que la cantante se arregle los dientes, que se cambie su corte de pelo que consideran demasiado masculino, además de cambiarle su look totalmente. Estelle evidentemente no está contenta con estas peticiones ya que considera que sus dientes y el resto de su apariencia son parte de su forma de ser.

Creo que esto deja en evidencia las carencias de todo tipo de estas empresas y de sus directivos. Las discográficas prefieren a personas de buen ver, aunque sus dotes musicales sean lamentables antes que a artistas, independientemente de su aspecto físico. Yo espero que Estelle no haga caso a estos bárbaros, siga siendo como es, que está muy bien, y que su disco triunfe no sólo en Estados Unidos sino en el resto del mundo también. A mi por lo menos me tiene ganado, y si a ello sumamos el talento de sus colaboradores no tengo duda de que será un buen álbum.

A continuación les dejo el vídeo de uno de sus singles, “Wait a Minute“.

[tags]Estelle, Shine, discográficas, superficialidad[/tags]