Tras el debate, ¿llega la calma?


Barbitas vs. Cejitas

Los medios en general dan como vencedor, una vez más a Zapatero. El actual presidente del gobierno, ese valiente que se ducha dos veces al día durante la campaña, vence a su rival, Rajoy el guaperas, ¿quizá ha influido que éste sólo se duche una vez? Supongo que nunca lo sabremos. En cualquier caso la sensación de déjà vu es una percepción generalizada de lo acontecido ayer.

Todo empezó cuando nuevamente salieron al terreno de juego los huevos y la leche, el único cambio efectuado por los entrenadores, Mariano y José Luis, fue meter en el juego a las papas. Por lo demás más miradas de Rajoy a cámara que asustan a niños y mayores, más interrupciones, más “y tú más”, más gráficas hechas con Power Point, en fin, vuelta a empezar. En el debate de ayer, como bien dijo Buenafuente, lo único que nos recordaba que no habíamos despertado de nuevo en el lunes de la semana pasada era que, en este caso, el moderador se había afeitado el bigote, se había puesto un atuendo más colorido y se había puesto pechos. Por lo demás todo igual.

Fíjense si fue calcado que incluso las despedidas fueron iguales, Zapatero se despidió con el “Buenas noches y buena suerte” de Edward R. Murrow y Rajoy volvió a hablar de esa niña que le dice cosas al oído. La verdad es que esta vez la despedida del presidente no fue tan espectacular como la primera, porque ya lo había hecho la semana pasada, tendría que haber innovado. Quizá un “Los Reyes magos son los padres” hubiera dado la talla, además hubiera descolocado al contrincante.

Yo quiero expresar aquí una preocupación que me ha surgido a raíz de lo expuesto por Rajoy. Que conste que no es por malmeter pero, votantes del PP, ¿seguro que quieren que gobierne un señor que asegura públicamente que escucha voces de niñas en su cabeza? A mi la verdad es que me preocupa el estado mental del “líder” de los populares. Me parece que a Mariano se le está yendo la cabeza, perder las elecciones pasadas fue un duro golpe que nunca llegó a superar, y por lo que podemos ver, tuvieron efectos irreversibles para su salud, tanto física como mental.

Algo va realmente mal cuando sobre lo que se debate es la primera pregunta que Rajoy hizo a Zapatero cuando este fue nombrado presidente. Yo creo que en este y en el anterior debate faltaba claramente un Gaspar Llamazares, y ya se por qué no fue invitado al debate, no porque consideren que no es relevante, ni tampoco porque quieren fomentar el bipartidismo, sino porque no querían tratar los temas incómodos que el representante de IU hubiera puesto, con total seguridad, sobre la mesa. ¿Quién quiere hablar de aborto, de religión y demás temas incómodos pudiendo hablar de las lista de la compra, de preguntas hechas en el 2004 y de voces de niñas que rondan por tu cabeza?

Por cierto, ya se por qué Rajoy tiene esa mirada aterradora cuando mira a cámara, esa mirada que provoca insomnio y genera pesadillas a los niños. La razón de que Mariano mirase así no es otra que una posesión. El candidato del PP está poseído por la niña que quiere contar al mundo su trágica historia y por eso se ha apoderado del cuerpo de Rajoy, de ahí esa mirada, y de ahí las continuadas referencias a esa niña. No es que el “líder” de los populares escuche voces, es aún peor, está poseído. Ya lo sabes Rouco, más te vale que le hagas un exorcismo o de lo contrario, si fueras coherente, tu ideario no te permitiría votarle porque es un ser en las garras del diablo. En la intimidad Rajoy habla catalán, echa espuma por la boca y la cabeza le da vueltas.

Sinceramente, después de un rato viendo y escuchando lo que parecía una repetición del lunes pasado, con tantas zetas de Zapatero y tantas “shophas” de Rajoy, mis oídos no eran capaces de captar mensaje alguno, todo se diluyó en un: “zzzz, sh, sh, sh, sh, zzzz, sh, sh, zzzz, sh, z, sh, zzzzz, shhhh, shh, zzz, shh, zzzzz, shhh, zzzz, shh, zzz, shhh”. En caso de que quieran un resumen, quédense con ésto último que básicamente resume todo lo expuesto.

Ya para terminar, dos últimas preguntas. Primera: ¿Para qué traer unas gráficas que los telespectadores no podemos leer? Lo digo porque veía unas barras de colores, pero nunca pude apreciar qué es lo que supuestamente representaban, y por la televisión tampoco podemos confirmar que realmente la información que pretendían mostrar fuera real. Segunda: ¿Con tantas zetas y “shophas” cómo habrá quedado la mesa, las cámaras y la moderadora? Aquello más que nada debió ser la fiesta de la espuma, perdigones volando por doquier, saliva danzando por el aire a su antojo, liberada de la cárcel bucal se disponía a recorrer el plató, disputándose un lugar ante las cámaras.

[tags]Zapatero, Rajoy, debate, elecciones[/tags]

Anuncios

2 pensamientos en “Tras el debate, ¿llega la calma?

  1. ¿Calma? Ya veremos el domingo por la noche si llega o no…..
    A mi me gustan los chicos aseados y que no se les caen los fideos de la boca al comer “shopha”. ¿Acaso Angelina Jolie dormiría con Brad Pitt si no se duchase o dijese “pa’ empezar”?
    El caso es que el debate de ayer me pareció un espectáculo aún mas circense (si cabe) que el de la semana pasada. No sé si la culpa la tuvo la pobre Olga Viza o que tenía la sensación de ya haber vivido eso.

    Lo más triste es que parece que no soy la única que tuvo esa sensación….

  2. Pingback: www.lanzalo.net

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s