Quizá no era tan viejo


Al parecer, el avión no era tan viejo como pensé en un principio, por lo que es posible que la razón del accidente sea otra que el que dicho avión estuviera viejo y en mal estado. Supongo que habrá que esperar hasta que se descubran las verdaderas razones.

El avión accidentado se fabricó en 1994 por la empresa McDonnell Douglas y llevaba 32.000 horas de vuelo. “Esto no supone que el aparato estuviera obsoleto porque la media de vida de un avión es de 30 años”, comenta un experto en aviación. Además, en las revisiones que se realizan por horas de vuelo (la última fue el 24 de enero) se sustituye gran parte de las piezas. De hecho todos los componentes tienen una fecha de caducidad. Tras esta última revisión, el avión siniestrado “no había sufrido ninguna incidencia”, asegura Sergio Allart, portavoz de Spanair. La inminente retirada de este modelo se debía al alto consumo de combustible y no a su falta de seguridad.

Aclarado esto, supongo que lo más coherente es esperar a que se sepa más para poder hablar con propiedad y con conocimiento de lo que realmente provocó el terrible accidente del avión en Barajas.

Anuncios

Un pensamiento en “Quizá no era tan viejo

  1. Tragedia aérea en Barajas: frente al morbo, prudencia informativa

    Aunque la tragedia haya sido tremenda, ello no justifica el tipo de esquizofrenia informativa con que la están tratando determinados medios.
    La precipitación, la especulación sobre las causas, y los aspectos más sensacionalistas de la misma, es lo que destaca en la información que algunos de ellos nos ofrecen. ¿A qué viene preguntar lo que sienten a los familiares de las víctimas, como continuamente se está haciendo? ¿Qué no está claro?

    Un mínimo sentido del pudor debería llevar al respeto por los sentimientos íntimos de esas personas y a no hurgar en sus heridas. Por ello me parece bien que un juez haya prohibido el hacer y publicar determinadas fotografías.

    La comisión independiente investigadora precisa de tiempo y serenidad, para realizar su trabajo con objetividad. La prisa en conocer las causas y los culpables, el sensacionalismo y el dejarse llevar por los aspectos emocionales, no devolverá la vida a las víctimas ni ayudará a sus familiares. Lo único que propicia es el morbo.

    Carlos Menéndez
    http://www.creditomagazine.es

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s