El Día de la Mujer


Hoy fue le día de la mujer, un día que sirve para recordar los progresos, y las victorias alcanzadas por la población femenina en este mundo aún muy machista. Pero de la misma manera remite a todo lo que aún queda por hacer, todas las batallas que aún han de librar las mujeres para lograr esa igualdad que se merecen, pero aún no tienen.

En mi caso, y dado que vivo sólo, soy estudiante, pero también amo de casa, y no de estos cutres que no limpia ni cocina en la vida. Yo procuro limpiar toda la casa una vez a la semana, lavo la ropa, recojo, cocino con regularidad… Esto me convierte en uno de esos hombres, que aún son pocos, pero aumentan en número, que no concebimos un mundo en el que el hombre llega a casa enciende el televisor y exige a su mujer un plato de comida caliente servido para su degustación (mi madre se ocupó bien de que yo no fuera así)… Todo lo contrario, en mi caso, mi novia muchas veces se queda a comer en mi casa (porque le gusta como cocino) y precisamente soy yo el que cocino, y hago prácticamente todo porque soy un pijotero que acaparo toda la cocina y no dejo a nadie hacer nada, porque siempre pienso que explicarle a otro como quiero que haga las cosas me lleva más tiempo y trabajo que hacerlo yo directamente. Pero bueno estoy intentando a aprender a no ser tan perfeccionista en la cocina, y ser por tanto también un poco más tolerante en la misma.

Así pues, en este día de la mujer, hice lo que suelo hacer regularmente (no es algo especial que haya hecho hoy) y es que preparé un almuerzo sano, saludable y rico para mi novia y para mí. A ella le gustó, a mi también. Con esto sólo quiero dejar claro que las tareas del hogar no son un trabajo de mujeres, pues ellas no nacen sabiendo hacer todas las labores de la casa, las aprenden, y de la misma forma las aprendí yo, y las hago, porque no sólo es justo para la mujer que las tareas las realicen ambos, sino que también es mejor para el hombre que sepa desenvolverse en lo que a limpieza, cocina, etc., se refiere. Por lo tanto, el compartir y saber realizar de forma eficiente las tareas domésticas, es positivo tanto para hombres como para mujeres, y hace que el esfuerzo que supone ese trabajo duro sea mucho más llevadero, porque entre dos las cosas se hacen mucho más rápido. Además ambos valorarán mucho más el plato de comida, ya que conocen el proceso costoso de elaboración, procurarán que todo siga estando bien recogido, pues saben es esfuerzo que supone ordenar, intentarán ensuciar lo menos posible pues son conscientes de lo cansado que es limpiar la casa…

Espero que la situación de la mujer siga mejorando, y también que cada día más hombres estén dispuestos a compartir las tareas que durante mucho tiempo han sido asignadas a ellas exclusivamente, cuando no tendría por qué ser así. También espero que las cosas mejoren en los ámbitos fuera de las tareas domésticas, porque no son los únicos evidentemente. Hay muchos frentes en los que luchar, la igualdad de derechos, la igualdad laboral, eso que ahora se suele llamar la paridad, y un sinfín de evidencias que aún demuestran que a la mujer le queda mucho por lo que luchar. Pero esto no debe desalentar a nadie, pues creo que si se mira atrás en el tiempo, afortunadamente las mujeres han logrado mucho.

[tags]Día de la Mujer, tareas domésticas, tareas del hogar, limpiar, cocinar, recoger, igualdad, derechos, justicia[/tags]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s