El amargo sabor del carnaval


Gala del Carnaval

Empezaré por decir, para que se entienda el resto de esta entrada, que yo no soy carnavalero, pero no porque tenga nada contra esta celebración, sino porque en general no me gusta salir “de fiesta”, porque dado que no fumo y no bebo y tampoco consumo drogas, y no me gustan las grandes aglomeraciones de gente, pues no siento demasiada atracción por las discotecas, y por ende tampoco por el carnaval. También añadir que tampoco soy nacionalista, ni un defensor fanático de las tradiciones.

Habiendo dicho esto, tengo que decir que lo que se hizo este año con la gala del carnaval en Tenerife, es bastante lamentable. Hay mucha gente que se sacrifica, trabaja, invierte tiempo y dinero, se esfuerza, etc., durante todo un año, para prepararse para el carnaval. Las murgas y las comparsas, dos de los iconos fundamentales del carnaval tinerfeño, y precisamente estos símbolos han sido ninguneados, por una persona, que como demostró en el triste evento de ayer, que no tiene ni idea del carnaval tinerfeño, y que tampoco se molestó en averiguar nada acerca de él.

Parece que a Rafael Amargo, no le gustó nada de lo que significaba el carnaval para los canarios, así como tampoco pareció gustarle el acento, de quienes vivimos por aquí. Digo esto último, porque parece que intentó reducirse la presencia de los canarios al máximo posible, porque tanto presentadores como “artistas” invitados, nadie era de aquí. Hace parecer que no pudiendo erradicar del todo a las murgas y a las comparsas, Amargo, redujo su presencia al máximo posible, cuando son precisamente estos dos grupos los que en gran parte hacen del carnaval lo que es.

No creo que nadie tenga nada en contra de que en la Gala del Carnaval participe gente de todo el mundo, pero si lo hacen en sintonía con lo que se espera que sea el carnaval, una fiesta alegre, divertida… Creo que en Canarias hay suficiente gente, para presentar y actuar en una gala, además con cierta idea de lo que se espera del carnaval, y que por menos dinero, harían algo mucho mejor que unos cuantos famosillos de cuarta fila que no interesan a nadie más que a la caspa de “Aquí hay tomate”.

Tanto glamour que prometía Rafael Amargo, y trae al mayor atentando contra el buen gusto que se me ocurre, Belén Esteban. Una mujer de lo más grotesco, que no sabe hacer nada, que no es más que una persona con mal carácter, becerra, y con la única habilidad de venderse bien a un público casposo adicto a la prensa rosa. Que pinta esa mujer, en el carnaval de Tenerife. ¿Es que se creen que aquí somos tontos, gente sin ningún tipo de cultura y que nos conformamos con cualquier placebo, cualquier basura de importación?

Pero Belén Esteban, no es el único atentado contra el espíritu del carnaval. ¿Qué pintaban Dover y Rosario…? El carnaval tinerfeño, siempre ha estado acompañado de ritmos latinos, ritmos animados…, la samba, la salsa… No encuentro donde podría encajar Dover en ese panorama. Tampoco se me ocurre que pensaron trayendo a Rosario, cuyas canciones parecían elegidas para deprimir al público más que animarlo. Y encima todo cantado en playback, lo más cutre que se me puede ocurrir, para eso ya se podrían haber ahorrado el dinero en traer a esta gente, y poner un CD.

El resto de personajes, invitados y demás, personas que no venían a cuento. No se, estoy seguro que si hubieran contratado a un par de presentadores de la Televisión Canaria, o a cualquier otro presentador/a de aquí, hubieran traído a un par de artistas, que cantasen en directo y cosas más animadas y más carnavaleras, y hubieran dejado actuar a las comparsas y a las murgas, que es lo que la gente quiere ver, ahora mismo no se estaría hablando de esta gala en todos los medios a nivel nacional.

Ahora el ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife estudia pedir daños y perjuicios a Rafael Amargo por “dañar la imagen del carnaval”. Esta noticia ya es la culminación de este sinsentido general, que bajo mi punto de vista se la ha ido a todo el mundo totalmente de las manos.

No creo que Rafael Amargo tuviera carta blanca para hacer lo que quisiera. Seguramente habría quien controlase al bailarín. El mismo alcalde, diversos concejales, y otras personas encargadas de montar este espectáculo. Pues bien, todos esas personas sabían claramente lo que Amargo pretendía hacer, y se ve que le dieron el visto bueno al fin de cuentas, porque aunque ahora digan que se le hicieron numerosas sugerencias, al final hizo esto, por lo tanto, ahora que no se quejen, porque al fin y al cabo la culpa es de ellos por contratar a este sujeto, y por permitirle llevar acabo esta aberración.

Así es que bajo mi punto de vista, el decir ahora que no van a pagar al bailarín y coreógrafo, tampoco es correcto, porque, a pesar de haberlo hecho muy mal, Rafael Amargo, hizo su trabajo, por el que debe ser pagado. Aunque también diré que un millón de euros, me parece un salario excesivo para la labor de este personaje.

Tan sólo espero que esto sirva, para que en años venideros, o bien se gasten el dinero en otra cosa, y si no, que lo empleen en contratar a gente que tenga idea de lo que la gente quiere ver en una gala de elección de la reina del carnaval, a grupos que animen a la gente, y que no los hagan deprimirse en sus sillas, y a directores que sean respetuosos con las tradiciones y los deseos del pueblo canario.

Si yo fuera a traer a un personaje de renombre, para que organizara la “Gala del Carnaval”, y quisiera gastarme mucho dinero y tal, en traer a un artista internacional, contrataría a Carlinhos Brown, que seguro que monta un show mucho más digno de ser considerado carnavalero, con un ritmo que no dejaría a nadie sentado en su butaca, y además creo que sería respetuoso con la gente de aquí… No se le ocurría por ejemplo decir que las comparsas y las murgas no actúan, y que no quiere “ni a gordas ni a bajitos en el escenario”, porque sabría que el carnaval es una cosa de personas que no son profesionales, sino gente que trabaja y a la vez se mata a trabajar, ensayar y pone todo su esfuerzo y empeño en su labor como carnavalero.

[tags]Tenerife, Carnaval, 2007, Rafael Amargo, Belén Esteban, murgas, comparsas[/tags]

Anuncios

Un pensamiento en “El amargo sabor del carnaval

  1. joder tio, Carliños Brown, ese si que hubiera sido un carnaval que te hubiera gustado hasta a ti je je. Tu no bebes, ni fumas ni te drogas, pero eres un tio muy divertido y seguro que disfrutas del humor de las murgas, además eres una persona con gusto estético y seguro que encuentras belleza en la coreografía trabajada por una comparsa y sus vestidos tan vistosos. Además tienes mucho ritmo, y te gusta la música… aunque tu no lo sepas todavía eres un carnavalero. Solo que hay carnaval para todos los gustos, menos este de amargo mal gusto je je je

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s