Una reflexión tonta


Estaba viendo Aída, la serie de Telecinco y en el capítulo de hoy, la protagonista se enrollaba con un cura. En una escena ella le preguntaba que qué es lo que era ella para él, si era la otra, ya que él estaba casado con Dios.

Esto me llevo a la siguiente reflexión. Desde la Iglesia rechazan a los homosexuales, no los ven con buenos ojos, y menos aún considerarían que un gay pasara a formar parte de sus filas. Pero si lo pensamos bien, si los curas están casados con Dios, y éste según la Iglesia es un hombre, pues habría que concluir que los curas son todos gays. Por lo tanto los gays son lo más parecido a los más fieles seguidores de la palabra de Cristo.

¡Vaya por Dios! ¡La Iglesia está repleta de “pecadores”!

P.D. Con esta reflexión podemos afirmar tranquilamente, que a partir de ahora cualquiera puede hacerse cura, no importa su inclinación sexual, de hecho, tendrá que ser gay, porque tendrá que casarse con otro hombre. Que gran paso hacia la “despecadorización” de la homosexualidad.

[tags]Aída, Iglesia, curas, homosexualidad, homosexual, gay[/tags]

Anuncios

2 pensamientos en “Una reflexión tonta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s